viernes 25 nov 2022
Controversia

Alcohol Cero: día D para la ley, con la vitivinicultura en guardia

Con un cambio, hoy la comisión de Seguridad trata el proyecto de alcohol cero antes de ir a Diputados. Para la industria del vino "hay un acuerdo político".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 10 de noviembre de 2022 - 07:05

Cambió el proyecto de ley, pero para el caso es lo mismo. Con la sociedad (y la política) dividida entre quienes lo ven como la panacea para frenar el índice de siniestos viales y los que, en defensa de la industria del vino, la rechazan de plano, este jueves 10 de noviembre será clave para que el proyecto de ley de Alcohol Cero vaya por media sanción en el Congreso nacional.

Es que luego de pasar por dos comisiones, hoy le toca el turno a la de Seguridad Interior, determinante para que Diputados lo trate en el recinto. Pero con la novedad de que ya no se discutirá el proyecto inicial impulsado por el legislador libertario Ramiro Gutiérrez (Frente Renovador), sino otro de autoría del radical jujeño Jorge Rizzotti, de un solo y escueto artículo.

Tanta relevancia tiene para la agenda del día, que en el temario es el único proyecto a tratar, bajo el número 4718-D-2022. Los miembros de la comisión están citados a las 12 del jueves con ese tema excluyente (ver).

Lo llamativo es el cambio de un proyecto por otro, sobre la marcha. Quienes conocen la técnica legislativa lo entienden como una estrategia preacordada en favor de que avance la ley "dado que un proyecto de un solo artículo evita que se dilate la discusión y asegura que vaya a la Cámara más rápido".

segu-10-11-22.pdf

"En esto no hay grieta. Se trata de una iniciativa en la que la mayoría de los legisladores parecen estar de acuerdo a la hora de votar, mientras más demagógica, mejor. No se trata sólo del consumidor de vino, sino de una industria que da trabajo a muchas personas. ¿Cómo podrán afrontar los enólogos una degustación por ejemplo?. Sería absurdo que un país vitivinícola grande por producción y consumo como Argentina, avance con una ley así. Sería el primero", resalta José Zuccardi, titular de Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) en la vigilia de la última discusión antes de la Cámara baja.

Coviar levanta la bandera de la prevención y la educación. Pero además venía de impulsar un proyecto "de consenso" que ofrecía una salida intermedia. Concretamente, aplicar la tolerancia 0 (o casi) para automovilistas de hasta 25 años. Y mantener el límite vigente de 0,5 gramos de alcohol en sangre por encima de esa edad, algo que en el transitar de la discusión no prosperó.

Márgen de tolerancia, en el ojo de la tormenta

Hasta ahora, las aguas se dividen entre quienes aseveran que la salida no es prohibir, sino educar y sobre todo controlar. Y quienes adhieren a la restricción total del consumo, lo que pone a la vitivinicultura en pie de guerra.

Mientras, ciertas posturas "realistas" que dan por hecho la (media) sanción de la ley, aventuran cuál puede ser un resquicio jurídico para cuestionarla. Uno, tal vez el principal, es de tipo biológico: la imposibilidad práctica de que un organismo humano arroje 0 absoluto en una medición.

Pero además, hay otro argumento de tipo metodológico. Esto es, que el propio alcoholímetro (tal como se conoce al como instrumento de medición) conlleva de por sí un márgen de error de al menos 0,2. ¿Se podría entonces aplicar a rajatabla la ley? La respuesta anticipada de quienes observan ese detalle es que no, lo que abriría la puerta a una lluvia de recursos legales para impedir una eventual sanción económica.

La resistencia y la postura de la Nación

Hasta último momento la industria buscó "militar" la resistencia al proyecto de Diputados. De hecho, directivos de Coviar se reunieron entre lunes y miércoles con asesores de algunos referentes de la oposición como Gerardo Millman, Waldo Wolff, Cristian Ritondo y Diego Santilli, en un intento por equilibrar la cargas a la hora de la votación en el recinto.

"En Argentina nos gustaría que se derogaran leyes, no que haya más porque el 50% terminan por no aplicarse", fue la respuesta desde el entorno de Santilli.

Incluso, luego de un encuentro considerado fructífero con Vivian Perrone, presidenta de Madres del Dolor, referentes de las cámaras vitivinícolas consideran que están las puertas abiertas para mantener el contacto con la asociación a partir de una premisa inicial: insistir en la educación y la concientización del no consumo al volante.

Por lo pronto, la sensación general es que, perdida la batalla en Diputados, habrá que seguir la pelea en el Senado. Según Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina "hay un acuerdo político entre los bloques más importantes para sacar adelante el proyecto. Un proyecto de un solo artículo es una declaración de principios que no aborda la integralidad del tema".

En tanto, desde el Gobierno nacional evitan las declaraciones estridentes. Pero hay señales a favor de la restricción.

"Es muy fuerte cuando las Madres del Dolor hablan de la necesidad que plantean. Es de una sensibilidad social muy particular. La industria vitivinícola, me consta, ha hecho propuestas alternativas a la del alcohol cero que me parece muy importante que se escucharan, y de hecho he intermediado para que sea así. Habrá que ver cómo termina el tema", aseveró la subsecretaria de Producción de la Nación y productora vitivinícola mendocina Gabriela Lizana.

Pero Lizana dejó abierto el camino ante una eventual sanción de la ley. Y aseguró que "hay que trabajar fuerte en la promoción responsable del consumo de vino, porque es un alimento y no podemos perder de vista que también es la bebida nacional".

Lo que quedó en el camino

Hasta aquí, en medio de la polémica discusión, varias posturas cambiaron. De hecho, aunque ahora se considera principal impulsor de la tolerancia cero, el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, durante su paso por Mendoza meses atrás se había mostrado dispuesto a considerar alternativas como el 0,3 gramos de alcohol como umbran punible.

También quedaron en el camino al menos otros 2 proyectos de ley con participación de legisladores de Mendoza de distintas fuerzas políticas.

Uno de ellos, impulsado por el sanjuanino José Luis Gioja con la adhesión de Marisa Uceda (FDT), abonaba mantener la tolerancia actual de 0,5 para personas de menos de 30 años y más rigurosidad por encima de esa edad.

Detrás del restante, que tal vez llegó más lejos, estaban encolumnados los senadores de Cambia Mendoza Jimena Latorre, su autora, Lisandro Nieri, Pamela Verasay, Omar De Marchi y Julio Cobos. Proponía endurecer las penas pero sin modificar el límite de 0,5.

Tratado como un proyecto de minoría, superó el filtro de su tratamiento de la primera comisión pero, sin acompañamiento del Frente de Todos, sucumbió en la de Transporte.

Te Puede Interesar