Alta Montaña: Cornejo le sacó a Las Heras una vieja concesión para barajar y dar de nuevo
Jueves, 9 de mayo de 2019
Por: Fernanda Verdeslago - @fer_verdeslago

El decreto Nº 387, firmado por el gobernador Alfredo Cornejo; el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner y el ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, oficializa la baja de un convenio que data del año 1991 entre la municipalidad de Las Heras y la provincia de Mendoza en lo que respecta a la concesión de un plan de desarrollo e integración de la zona de Alta Montaña.

El Ente Mendoza Turismo (EMETUR), luego de un relevamiento que integra el Plan Estratégico de Alta Montaña avanzó en el proceso y espera la firma de un nuevo convenio con reglas claras para el desarrollo turístico de la zona que abarca desde Polvaredas a Villa de Las Cuevas, no así Villavicencio que actualmente es una reserva privada del Grupo Danone.

"Todo se enmarca en el Plan Estratégico de Alta Montaña en donde se ha trabajado el tema del diagnóstico, determinamos que en un caso fundamental no permite el desarrollo y lo que lo traba es la situación jurídica. Estamos en el mismo caso de Ayelén, Penitentes, la localidad de Polvaredas, Las Cuevas, por lo tanto la situación dominal de todas las personas en la montaña es inestable y no pueden proyectar ni su vida, ni el arraigo ni el negocio", explicó Marcelo Reynoso, director de Calidad y Servicios del Emetur en diálogo con SITIO ANDINO.

El informe hace referencia a la falta de seguridad jurídica de la zona explicitando en la página 122 que respecto a la Villa de Las Cuevas "la población se asienta sobre instalaciones que pertenecen a la provincia y una instalación perteneciente al correo nacional, cuando se les requirió documentación dominial algunos de ellos presentaron un comodato otorgado por el Municipio de Las Heras, en todos los casos se encontraba vencido. Se verificó que se prestan servicios de alojamiento, gastronomía y turismo aventura, sin las habilitaciones correspondientes".

Ante esta situación, Reynoso aclaró que "estamos poniendo claro sobre oscuro" y que eso implica darle de baja a un convenio que vencía en 2030, que registraba incumplimientos para celebrar uno nuevo, con un extendido para darle seguridad a quienes decidan invertir.

"El convenio firmado tenía dos décadas y se vencía en el 2030, de acá a 11 años. En los términos en los que se firmó en sí mismo, hace 20 años, no se cumplieron. Nosotros necesitamos establecer seguridad jurídica para la instalación de la empresas actuales y para las nuevas empresas, porque tenemos ociosos 5 edificios, más los edificios del ferrocarril, por lo que necesitamos establecer pautas de posibilidad de inversión de más largo plazo, por ejemplo mínimo 30 años", precisó.

En ese sentido, explicó que se tomaron cartas en el asunto luego de confeccionar el ambicioso plan turístico porque "si no hubiéramos establecido el perfil de desarrollo en la Villa de Las Cuevas, sino hubiéramos entrado a trabajar sobre la alta montaña, nadie hubiera dicho nada sobre un convenio que estaba ahí en la nube, que no le interesaba a nadie".

"Cuando nosotros le ponemos intereses y la gente me dice que no puede invertir en energía limpia o en eficiencia energética o en arreglar los baños si la concesión se vence en 2021 y a su vez no puedo dar a concesión un edificio que no tiene techo a un inversor por 11 años, tuvimos que establecer las condiciones necesarias para el desarrollo futuro", indicó.

Desarrollar sin construir

Uno de los puntos en los que el director de Calidad y Servicios del organismo hizo hincapié, es en la posibilidad de sumar infraestructura edilicia sin construir, sino recuperando lo que ya existe.

"Hoy, comercialmente operativos, son casi 7 edificios porque hay uno medianamente operando y después tenemos 5 sin actividad, que son los de la concesión de la provincia al municipio, en total son 12 o 13 edificios. Y además, fuera de esto, existen los del ferrocarril que son dos edificios más el hangar de la estación en donde estamos trabajando una normativa con Nación para que los podamos dar en concesión. Cómo no vamos a estar contentos si son casi 15 edificios, es un desarrollo sin necesidad de construir, sino rescatar lo que hemos dejado abandonado durante décadas", expresó.

Esta transición entre la baja del convenio a la firma del nuevo, no afectará el desarrollo comercial de las empresas que están operando en la zona, incluso desde el Emetur resaltan el proceso de incubación que se lleva adelante: "creemos que las empresas que han estado funcionando bien tienen que permanecer y a su vez las estamos incubando a través del programa de Emprender Turismo, en vínculo con la Secretaria de Turismo de la Nación".

En cuanto a los futuros prestadores, "no los tenemos porque necesitamos este orden jurídico para licitar los edificios", aclaró Reynoso. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario