Legislatura Mendoza

No se podrá fumar más en salas, balcones, patios y terrazas de casinos de Mendoza

En Diputados se aprobó un proyecto que modifica una antigua ley, por el cual ya no existirán espacios para fumadores en las salas de juego.

La Cámara de Diputados aprobó un proyecto que establece la prohibición de fumar en las salas, balcones, patios, terrazas y mesas de juegos tradicionales dentro de los casinos del territorio de la provincia de Mendoza.

Se trata de una iniciativa presentada por la exdiputada Josefina Canale -hoy miembro del directorio del Instituto Provincial de Juegos y Casinos-, que modifica lo dispuesto por la Ley 5.374, que data de 1989.

Es que aquella norma establece como excepciones a las salas de juego de la prohibición de fumar en espacios cerrados con acceso público. De convertirse en ley esta nueva norma -que pasó al Senado para su sanción final- esta disposición cambiará.

De este modo, no solo que ya no existirán más las denominadas “salas de fumadores” -que si bien actualmente están en desuso, todavía algunos establecimientos cuentan con ellas-, sino que tampoco se podrá fumar en los espacios abiertos dentro de los casinos (como terrazas, palcos y patios).

Casino de Mendoza - 1990
En la Legislatura Mendoza avanza un proyecto para prohibir fumar en los casinos provinciales

En la Legislatura Mendoza avanza un proyecto para prohibir fumar en los casinos provinciales

Por qué no se podrá fumar más en los casinos de Mendoza

En los fundamentos del proyecto aprobado por Diputados se advierte que “los daños que ocasiona el consumo de tabaco en la salud y la exposición al humo se encuentran científicamente comprobados, así como el impacto sanitario en las comunidades”.

Destaca también el texto que “para los trabajadores de los casinos significa un enorme riesgo a su salud, ya que la exposición al humo de tabaco aumenta el riesgo de cáncer de pulmón para los no fumadores, entre un 20% y 30%, y el riesgo de enfermedades cardíacas en aproximadamente igual porcentaje”.

De tal forma, “lo que se pretende es proteger a los individuos de la exposición involuntaria al humo de tabaco”, agrega.

Por último, plantea que su espíritu persigue tres objetivos:

  • Salud: garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
  • Trabajo decente: tiende a crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida
  • Ciudades y comunidades sostenibles: propone lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

Te Puede Interesar