lunes 14 nov 2022
Salud

Cáncer de cuello uterino: un test permite detectar virus peligrosos

Los profesionales indican que el cáncer de cuello uterino puede prevenirse. Además, existe un test que consigue detectar a los subtipos más peligrosos del VPH.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Florencia Rodriguez 12 de noviembre de 2022 - 13:00

En Argentina, alrededor de 1.500 mujeres mueren de cáncer de cuello uterino por año. A diferencia de otros tipos de cáncer, éste tiene una particularidad: muestra lesiones pre cancerosas hasta 10 años antes de desarrollarse por lo que permite iniciar tratamientos para cortar la cadena y evitar su evolución. Los profesionales de la salud insisten en la importancia de los controles, hablan acerca de un test fundamental, se refieren al Virus del Papiloma Humano (VPH) y responden: ¿en qué consiste este test? y ¿sirve vacunarse contra el VPH cuando ya ha sido detectado?

“Es por esta particularidad que la mortalidad por este tipo de cáncer es mucho menor que la de cáncer de mama. El 80% de las personas sexualmente activas tiene en algún momento el VPH, es muy común. El tema es que hay algunos subtipos de este virus que son más agresivos y en algunos casos, progresa y puede producir la enfermedad. Sin embargo, es muy importante destacar que tener VPH no es sinónimo de tener cáncer”, comenzó a explicar Santiago Orrico, titular del Programa de Prevención y Detección Precoz de Cáncer de Cérvix y Mama de Mendoza.

“Incluso, diría que de ese 80%, sólo el 1% ó 2% va a desarrollar un cáncer si no hacemos nada. La tasa de curación espontánea es muy alta, el tema es que ese 1% es significativo si tenemos en cuenta la población en números reales. No obstante, no sólo que las lesiones pueden detectarse muchos años antes de que desarrolle la enfermedad sino que también existe un test que permite identificar, dentro de los tipos de VPH, a los de mayor peligrosidad, es decir, a aquellos que tienen capacidad de generar lesiones cancerosas”, agregó el profesional.

¿De qué se trata este test?

Existen más de 200 variantes del VPH pero no todas tienen el mismo riesgo oncogénico. En este contexto- y si bien se pueden nombrar algunos más- el VPH16 y el VPH18 tienen mayores probabilidades de generar- de nuevo, si no se hace nada al respecto- cáncer de cuello uterino aunque también de ano, pene, orofaringe.

Y si bien, el uso del preservativo sigue siendo fundamental para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS), en el caso del VPH se transmite mayormente a través de mucosas por lo que la profilaxis no puede hacer mucho al enfrentar a este virus, de ahí, la importancia de la vacunación que Orrico explica más adelante.

Es por eso que el Ministerio de Salud puso en marcha un plan de erradicación del cáncer de cuello de útero como problema de salud para el 2030 y consiste en seguir las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Esto es que el 90% de las niñas y niños esté vacunado contra el VPH para ese año”, señaló el titular de este programa provincial.

“Y también, que el 70% de las personas con VPH accedan al test que es relativamente nuevo y que comenzamos a utilizar en todo el sector público de Mendoza en marzo. Esta prueba, que consiste en una toma de muestra, tiene mucha más sensibilidad para detectar esas lesiones pre cancerosas y, por lo tanto, presenta entre un 60% y 70%más efectividad para disminuir el cáncer”, indicó Orrico.

“En el Congreso de Ginecología que se realizó aquí, en Mendoza, presentamos nuestra experiencia con muy buena acogida a nivel nacional porque es la única provincia que está usando este test que tiene una característica especial que se llama genotipificación, es decir, que es más exacta para detectar las lesiones pre cancerosas, se puede saber si VPH presente es de mayor riesgo oncogénico o no. Está disponible en todos los centros de salud y hospitales públicos de la provincia y toda mujer de entre 30 y 65 años- que no tenga obra social- puede acceder gratuitamente”, sumó el médico.

Y destacó: “La gran ventaja que tiene este test, aparte de que es mucho más sensible para detectar la enfermedad es que, si da negativo, la mujer lo repite a los 5 años a diferencia del papanicolaou que sí se lo tiene que realizar todos los años porque es mucho más preventivo”.

¿Vacuna sí o no?

Una de las preguntas más frecuentes es: si una mujer u hombre ya fue diagnosticado con VPH, ¿debería vacunarse contra este virus o ya es tarde? Orrico recomendó hacerlo.

“Sí, sirve, porque el VPH tiene muchos subtipos y la vacuna apunta a esos subtipos más peligrosos. Puede ser que tenga el virus pero alguno de menor riesgo pero es importante saber que esta vacuna inmuniza contra el VPH16 y el VPH18 que son los más oncogénicos, los que provocan lesiones pre cancerosas y que se pueden detectar con el test del que hablaba”.

“Con la vacuna y este test que identifica a los subtipos más riesgosos, podemos anticiparnos mucho más a la lesión y tomar decisiones. Es revolucionario, se está produciendo un cambio de paradigma en la detección a nivel mundial”, cerró Orrico.

Te Puede Interesar