Vitivinicultura

Pionera del nuevo vino argentino comienza una nueva etapa

Altos Las Hormigas una de las pioneras del malbec y el nuevo vino argentino se encamina cumplir 30 años y comienza una nueva etapa

Corría mediados de la década del 90 (1995) y en una zona hasta allí inhóspita para la vitivinicultura argentina Altos Las Hormigas comenzaba su proyecto precursor del nuevo vino argentino para elaborar 100% Malbec de terroirs mendocinos.

Fundada por los italianos Alberto Antonini y Antonio Morescalchi, ambos de la Toscana, desde el comienzo tuvieron la certeza de que esta cepa marcaba la identidad del lugar, en un momento en que no existía en Argentina un mercado de vinos de calidad para esta variedad y por entonces, poco conocida en el mundo.

La historia cuenta que, en los inicios de 1996, al plantar los viñedos se encontraron con que las ‘hormigas’ locales eran las verdaderas dueñas del lugar, deambulando por el viñedo y arrasando las hojas jóvenes de las plantas. Los italianos se rehusaron a envenenarlas y comenzaron a buscar maneras naturales para desviar su atención, sin la utilización de plaguicidas. De allí, en honor al trabajo de las hormigas, humilde, paciente, dedicado, persistente y en equipo, surge el nombre la bodega.

Altos Las Hormigas lleva un recorrido de casi 30 años con foco en Malbec con foco en la sustentabilidad orgánica y vegana desde hace muchos años “constituida por un equipo joven, talentoso, pujante y audaz, motivado por la identificación con lo que estamos haciendo, potenciado por la sabiduría técnica de los socios” como lo define Antonio Morescalchi, cofundador y CEO de Altos Las Hormigas.

“El lugar es el protagonista, la cultura y el ecosistema natural, la pureza de la tierra dejando que la naturaleza exprese todo el potencial que nos brinda la evolución de la vida. Esto es Mendoza” agrega por su parte Federico Gambetta, Director Técnico de la bodega. “Nuestro trabajo se basa en la idea de que, el ‘lugar de origen’ de un vino moldea su carácter”.

image.png
El equipo de trabajo de Altos Las Hormigas, pioneros del nuevo vino argentino.

El equipo de trabajo de Altos Las Hormigas, pioneros del nuevo vino argentino.

Preparándose para los festejos de los 30 años de estos pioneros de la nueva vitivinicultura argentina Gambetta afirma que “Luego de tres años de construir las bases de la nueva etapa de Altos Las Hormigas, nuestra propuesta es mostrar la diversidad de los suelos de Mendoza a través del Malbec impulsando la biodiversidad en el viñedo y un concepto de agricultura holística y regenerativa” y reafirma su vocación de pioneros asegurando que la próxima etapa es “Es el inicio de un nuevo paradigma de la vitivinicultura argentina”.

En sus inicios Altos Las Hormigas se ubicó en el top 5 de las bodegas exportadoras argentinas de Malbec, camino que siguieron la bodegas más importantes comenzando el fenómeno internacional de este varietal insignia para la Argentina.

A principios de los 2000 la bodega sumó la elaboración e investigación del Bonarda y en 2008 inició su Proyecto Terroir, liderado por el chileno Pedro Parra, uno de los tres doctores en Terroir del mundo y también socio de la bodega.

“En la cultura del vino hay un porque en el camino hacia la sofisticación. Cada etapa tiene una razón de ser, educar el paladar e ir comprendiendo el motivo por el cual un vino es una experiencia superior a otra. No por la potencia, sino por precisión, complejidad aromática, abanico de sabores y texturas. Los taninos son elementos de calidad de un vino y este posee múltiples dimensiones”, explica Antonio Morescalchi.

El pionero italiano agrega que el “trabajo de investigación en Terroir nos llevó a hacer vinos con profundidad, persistencia, textura y tensión, con poco uso de madera. Creemos que el sabor que permanece en el final de boca es el aspecto más importante y distintivo de un vino auténtico.”

Por su parte Alberto Antonini, ratifica su filosofía de que “Menos es más, pero para hacer menos, se necesita saber más, y ello conlleva muchísimo más trabajo”.

La nueva faceta de Altos Las Hormigas trae un cambio de imagen en todo su portafolio, un rediseño de etiquetas donde predomina el detalle, la originalidad, autenticidad, la cultura del lugar con personajes y figuras asociadas a la naturaleza, donde se destaca el arte. Las etiquetas son obras de artistas reconocidos locales e internacionales como Osvaldo Chiavazza, pintor y dibujante mendocino, el argentino Miguel Repiso (Rep), el peruano Joselito Sabogal y la francesa Laurence Chéné.

Altos Las Hormigas elabora alrededor de 1 millón de botellas al año, de los cuales el 60% de la producción se exporta a más de 50 países representados por los distribuidores más prestigiosos del mundo y estando la marca presente en cartas de restaurantes y hoteles súper exclusivos. Entre sus principales clientes figuran: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, España, Hong Kong, Singapur, Brasil, Colombia, México, Panamá.

La bodega se sitúa en Luján de Cuyo, Mendoza. Posee 100 hectáreas de viñedos propios distribuidos en 2 fincas propias con suelos de alto contenido calcáreo y que, en pos de la biodiversidad, no están plantadas en su totalidad.

Te invitamos a escuchar la charla en Sabores de Argentina por Radio Andina con Federico Gambetta, Director Técnico de Altos Las Hormigas

Embed

Te Puede Interesar