Vitivinicultura

Crece el Pinot Noir en las preferencias del vino argentino

El Pinot Noir comenzó lentamente en la Patagonia y llegó al Valle de Uco. Se multiplican los proyectos de vino argentino de alta gama con el varietal.

La popularidad del Malbec argentino y la preferencia de los consumidores de distintos mercados por la cepa no es impedimento para que la vitivinicultura argentina explore nuevas cepas para el vino argentino. Una de las cepas en las que los enólogos joven han puesto importantes expectativas es el Pinot Noir o Pinot Negro que empezó tímidamente a imponerse desde la Patagonia .

Los primeros usos fueron como base de espumantes, pero rápidamente sus virtudes, su frescura y la posibilidad de establecer nuevos desafíos para productores y consumidores llevaron a que se comience a experimentar con vinos que fueron ganando en calidad y jerarquía. Ya sea en cortes o como varietal puro.

La variedad Pinot Noir o Pinot Negro no solo crece en la vitivinicultura argentina sino en todo el mundo, sobre todo en regiones frías, aunque es asociada especialmente con la región francesa de Borgoña.

La variedad se usa también para la elaboración de vinos espumoso en la región de Champaña y en otras regiones vinícolas, como explicamos que se usaron las primeras vinificaciones en la Patagonia. Sin embargo hoy en día los especialistas consideran que produce algunos de los vinos más elegantes del mundo.

Maricel Valdez 1.jpg
Maricel Valdez, una de las jóvenes enólogas del vino argentino, que lleva adelante el proyecto Satélite, exclusiva lineade Pinot Noir de alta gama de Familia Millán Wine Series.

Maricel Valdez, una de las jóvenes enólogas del vino argentino, que lleva adelante el proyecto Satélite, exclusiva lineade Pinot Noir de alta gama de Familia Millán Wine Series.

Hay coincidencia entre los enólogos e ingenieros agrónomos que es una variedad difícil de cultivar y de vinificar. Su fina piel y sus bajos niveles de compuestos fenólicos hacen que produzca vinos con un color claro, cuerpo medio y pocos taninos. Cuando son jóvenes, los vinos de pinot noir tienden a tener aromas a frutas rojas

Argentina es considerado uno de los países en los que se producen mejores Pinot Noir, variedad que como dijimos se adaptó fácilmente a la Patagonia y a lo que se incluyó después las zonas más altas del Valle de Uco.

La primeras plantas de pinot negro habrían llegado en siglo XIX, junto a otras cepas europeas, en los años en los que en después fuera presidente de la Nación, Domingo Faustino Sarmiento, impulso la vitivinicultura argentina en la región de Cuyo

De acuerdo con datos del INV, hacia fines de 2020 había apenas 2.036 hectáreas cultivadas con esta variedad, lo que representa el 0,9% de la vid del país. La provincia de Mendoza tiene la mayor cantidad de Pinot Noir con el 73%, seguida por Neuquén con casi el 12%.

En los últimos 2 años creció un poco más la implantación de la cepa por los requerimientos de mercado pero aún es bajísima la proporción e incluso escasa a los requerimientos que hoy en día se tienen

De hecho esa dificultad en encontrar uvas de calidad para trabajar con proyectos pinot 100 por ciento fue uno de los grandes obstáculos que tuvo que salvar un nuevo proyecto de alta gama del varietal, Satélite de Familia Millán Wine Series, que lleva adelante la joven enóloga del Valle de Uco, Maricel Valdez.

En Sabores de Argentina charlamos precisamente con Maricel sobre el fenómeno del pinot y el nuevo proyecto.

Embed

Te Puede Interesar