domingo 27 nov 2022
Análisis

Se confirma el parate del consumo y el retorno dólar soja

Los datos del INDEC revelan caída en las ventas mayorista y un estancamiento en supermercados. La obsesión de las reservas y la nueva edición del dólar soja.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 25 de noviembre de 2022 - 09:00

Se confirmó que volvieron a crecer en forma importante las ventas en los grandes centros comerciales, mientras las de mayoristas y supermercados cayeron o se mantuvieron estancadas en el mes de septiembre, tal como lo anticipamos ayer la foto del enfriamiento se consolida, mientras el Gobierno lucha por la dólares y prepara un nuevo dólar soja.

Mientras las ventas en los shoppings crecieron 13,2% interanual con una notable diferencia entre la región del Gran Buenos Aires (17,7% ) y el resto del país 6,9%, las ventas en los mayoristas cayeron 3.8 y en los supermercados después de la baja del mes pasado se estancaron y apenas crecieron 0.8%.

Los datos del INDEC no hacen más que sacar la foto de la sensación cada vez mayor de la consolidación de la concentración de los ingresos en los estratos más altos, mientras los sectores bajos y medios sufren día a día la caída de su poder adquisitivo tal como explicamos ayer en este espacio.

La tendencia parece consolidarse mientras no aparecen paliativos para los sectores que no tienen representaciones sindicales fuertes o para los que no están sindicalizados o se manejan en forma independiente o mezcla de ambos formatos que son largamente la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de la Argentina

Mientras no aparecen definiciones en ese aspecto el Gobierno parece prepararse para otro esfuerzo fiscal extraordinario con un nuevo dólar soja lo que no da otra cosa que la imagen de la capitulación del Gobierno frente al sector agroexportador que exigirá un tratamiento especial ante cada etapa de liquidación de los granos además de consolidar la primarización absoluta de las exportaciones del sector.

Ayer el Ejecutivo dio el primer paso hacia esa decisión con la creación de una Comisión para analizar el cumplimiento de los objetivos del Programa de Incremento Exportador, el pomposo nombre que no es otra cosa que convalidar una fuerte devaluación solo para un sector que es cierto le va a generar reservas al BCRA pero también una importante emisión de pesos y otra vez estar entre la espada y la pared y aumentar las tasas para intentar que quienes liquiden en pesos o dejar que se escapen los dólares financieros y el blue por la redolarización de los agroexportadores. La AFIP y la Secretaría de Agricultura y Ganadería serán quienes se encarguen de la nueva comisión.

image.png
Todavía quedan en silo bolsas unos 11 millones de toneladas de soja. El Gobierno prepara un nuevo dólar soja y espera recaudar unos 5000 millones de dólares.

Todavía quedan en silo bolsas unos 11 millones de toneladas de soja. El Gobierno prepara un nuevo dólar soja y espera recaudar unos 5000 millones de dólares.

En la operatoria anterior el sector liquidó unos 8000 millones de dólares, casi 3 mil más del objetivo que se había fijado el régimen especial. Según los datos que maneja la Bolsa de Comercio de Rosario y la Cámara de la Industria Aceitera Argentina todavía quedan por liquidar aproximadamente 11 millones de toneladas de soja, lo que a valores de hoy significarán poco más de 6 mil millones de dólares.

El nuevo dolar soja rondaría los 220 o 230 pesos y los cálculos más optimistas aseguran que se podrían liquidar unos 5000 millones.

La gran pregunta es cómo va impactar en el mercado interno este nuevo especial y cómo hará el Gobierno para evitar pedidos similares cuando lleguen los momentos de liquidación del trigo y el maíz por ejemplo y que allí sí afectarán mucho más al mercado interno y la formación de precios que la soja.

Mientras algunos se frotan las manos porque son los beneficiarios secundarios de estas operatorias entre ellos los bancos sobre quienes el Ejecutivo debería poner la lupa y comenzar a tomar algunas medidas que seguramente recibieron amplio apoyo no solo de sus votantes. Claro, si se explican bien.

El martes el BCRA dio a conocer su informe sobre el sistema bancario donde establece que el sector financiero acumuló ganancias en el último año por algo más de 400 mil millones de pesos.

La mayoría de las ganancias está concentrada en lo obtenido por intereses que llega a los 230 mil millones de pesos fundamentalmente explicado por la remuneración de los pasivos, o sea las famosas leliqs.

Evidentemente allí hay un sector donde al igual que en Europa con las energéticas, se puede pensar en la aplicación de alguna tasa extraordinaria al fin y al cabo sus maximizadas ganancias son a fuerza de pesos que le paga el propio Estado por tratar de secar la plaza de emisiones extraordinarias como las que realiza el Tesoro para hacerse de los dólares que liquida el campo agroexportadores.

Ayer el ministro Sergio Massa al hablar ante el Consejo Interamericano de Comercio y Producción les advirtió a los empresarios y empresarias sentados en elegantes meses con costosas tarjetas; "Tengamos cuidado con los que piden una devaluación desesperados; están destruyendo el valor de sus compañías, no solo el ingreso de los argentinos" y agregó "Muchos de ustedes crean valor, pero otros actúan como cuervos, viendo qué carroña pueden sacar del herido o del cadáver. Tenemos que empezar a separar la paja del trigo en esto también".

Obvio que lo que no resonó fue un fuerte aplauso (no era ni por asomo un acto peronista) sino miradas de “a mì no me lo dicen”, sin embargo quienes estaban sentados en losa salones del Alvear Palace Hotel pueden quedarse tranquilos, tras cartón Massa dejó claro que su programa es cumplir con las metas del acuerdo firmado con el Fondo a pesar de las críticas que le efectuó en los últimos días. En resumidas cuentas nada cambia.

Te Puede Interesar