jueves 24 nov 2022
Estado de Sitio

Otro mes complicado de inflación y el ejemplo de Bolivia

Agosto cierra otra vez con una inflación superior al 6% . El ejemplo de Bolivia que bajo drásticamente su inflación en una década.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 31 de agosto de 2022 - 09:15

Termina agosto y comienzan las apuestas sobre el valor de la inflación en un mes que otra vez tendrá como resultado un número alto, más allá que el tema haya quedado medio oculto en la vorágine política post alegato del fiscal Luciani.

No hay dudas que el IPC superará con comodidad, una vez más, los 6 puntos impulsado por algunos aumentos de precios regulados y por los alimentos que no cesaron su carrera alcista.

En la cuarta semana de este mes los alimentos y productos de primera necesidad aumentaron en promedio 1.7% y si bien el incremento fue menor al de la tercera semana el número sigue siendo alto y no refleja la baja de los dólares financieros y blue que parecían marcar el ritmo de la aceleración de los precios en los últimos 90 días.

Según la consultora LCG el 22% de los productos de la canasta básica tuvieron aumentos y es la octava semana consecutiva que más del 20% de los productos de esa canasta registran aumentos lo que significa que todos los productos de la canasta básica registran por lo menos un aumento al mes

Las verduras encabezaron los aumentos en las primeras 4 semanas de agosto con el 11,9%, seguidas por los panificados, cereales y pastas con 9,7% en tanto que la carne “solo” crecieron en su precio 3,1%.

Si bien un valor cercano al 6.5, como se espera, marca una fuerte desaceleración respecto al mes anterior nada hace prever que en Septiembre se pueda bajar de los 6 puntos si no hay un freno inmediato en los alimentos y se tiene en cuenta que harán mella en el número final los aumentos de tarifas y de otros valores regulados que ya tienen aumentos autorizados para el mes de la primavera.

image.png
Los alimentos volvieron a ser las

Los alimentos volvieron a ser las "estrellas" de la inflación de agosto.

La discusión de cómo bajar la inflación está latente y el nuevo discurso de los sectores concentrados es la comparación con Bolivia en forma despectiva de la situación inflacionaria de la Argentina.

No es poco trascendente ese dato porque la pregunta que surge inmediatamente es si esos sectores bancarían la aplicación de políticas como las que llevó adelante el país del Altiplano bajo el Gobierno de Evo Morales para combatir exitosamente el flagelo.

Hace algunos días el Doctor en Economía, Guillermo Oglietti escribió un interesante artículo donde punteo varias de las medidas que se tomaron para el éxito boliviano.

Veamos solo algunas porqué sería muy largo enumerarlas todas.

Lo primero fue desdolarizar la economía, aumentando los riesgos para los especuladores apreciando la moneda fuertemente rompiendo la inercia alcista del dólar, luego aumentó los costos de las carteras dolarizadas y encareció el dólar utilizado para ahorro junto con las transacciones financieras en esa moneda y ofreció una tasa positiva para quienes ahorraban en moneda local. Además prohibió la indexación de las tarifas en función del dólar y creó indexadores alternativos en moneda local.

Aumento considerablemente la oferta y la productividad con ambiciosos planes de obra pública, la creación de la empresa nacional de alimentos, la de producción agropecuaria y la de insumos estratégicos, entre otras además de nacionalizar los recursos naturales como el litio.

image.png
En Bolivia se controló la inflación con medidas que no son las que piden los sectores concentrados y tradicionales para lograr el mismo objetivo

En Bolivia se controló la inflación con medidas que no son las que piden los sectores concentrados y tradicionales para lograr el mismo objetivo

También reguló el comercio internacional de productos agrícolas, políticas de control de monopolios, políticas de regulación en la asignación de divisas, constituyó un fondo contra cíclico para el mercado de cambios complementado con políticas tributarias activas como el reintegro efectivo del 5% del IVA de cada factura, facilidades para el cumplimiento de obligaciones tributarias, un impuesto a las ganancias extraordinarias de la banca y otras empresas financieras del 50% y el aumento de regalías por la extracción de recursos y la retención de las divisas que salían en concepto de remesas de utilidades.

Un plan absolutamente alejado de lo que reclaman aquí como políticas para bajar la inflación, lo que lleva a pensar si lo que ponen como ejemplo será realmente lo qué quieren que pase

Te Puede Interesar