PLANIFICACIÓN

Con el apoyo de la Bicameral, los operadores crearán un protocolo de acción

El objetivo es que luego se estatuya como ley. "Hay que dar un salto de calidad", explicó Juan Carlos Navarro, delegado de ATSA, y representante de los trabajadores. La primera reunión será el martes.

Por Pablo Segura

Pasó la peor parte de la crisis y ahora es tiempo de intentar mejorar en el funcionamiento del Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil.

Así lo expusieron los operadores ante la Bicameral de Seguridad en la reunión del martes pasado y por lo tanto, a partir del próximo encuentro, juntos diagramarán un protocolo de acción con normas de procedimiento para distintas circunstancias.

Esto, insólitamente, nunca existió en el complejo, por lo que los trabajadores quieren tener en claro nuevas normas de acción.

“Hay que dar un salto de calidad. Vamos a trabajar a los efectos de un protocolo, de normas de procedimiento, todo lo que pueda servir para que se estatuya mediante una ley, cuáles son las normas que tienen que tener tanto menores, como operadores”, indicó Juan Carlos Navarro, delegado gremial de ATSA.

“Toda crisis tiene una oportunidad. No tendríamos que haber esperado a esto, pero ahora tenemos una posibilidad y no hay que dejarla pasar”, continuó el delegado, al mismo tiempo que cargó contra la prensa y la sociedad: “Hace poco murió un menor y la noticia duró un día. Pareciera que a la sociedad no le interesan estos chicos, pero a nosotros si”.

De esta forma, a partir del martes, los legisladores del oreganismo y un grupo de operadores comenzarán a diagramar dicho protocolo que, según los propios trabajadores, han querido crear desde hace 18 años.

 “Es algo inexplicable que no exista esto. Hace 18 años, con distintos gobiernos, que hemos ofrecido nuestro instituto de capacitación”, exclamó Navarro.

Ante la Bicameral, los operadores aseguraron que su situación es “insostenible” y desde el gremio pidieron que los que se incluyan sean personas “capacitadas” para llevar adelante estos puestos.

“Tienen que ser profesionales. No es un trabajo para cualquiera. Pasan 24 horas con los menores en una relación que a veces es difícil”, concluyó Navarro.

Te Puede Interesar