pronóstico

Después del calor se viene un día agradable con probabilidades de lluvia

Desde el Servicio Meteorológico Nacional afirmaron que hoy la máxima no superará los 23 grados. Habrá tormentas en el Este, posiblemente, con granizo. En el Gran Mendoza puede llover.

Por Pablo Segura
Cambia, todo cambia. Los mendocinos pueden quedarse tranquilos, porque luego de vivir un día bajo un sofocante calor, donde la máxima rozó los 41 grados, se viene un viernes más agradable, con máximas que no superarán los 23 grados.

Claro está que no todo será alegría, pues los especialistas afirman que en el transcurso del día puede haber lluvias aisladas y en algunos sectores, como el Este provincial, las tormentas hasta podrían llegar con granizo.

Según afirmó el meteorólogo Fernando Jara, hoy ingresará un frente “fresco” que provocará un marcado descenso de la temperatura y una inestabilidad en distintos puntos de la provincia.

La zona más afectada por esto podría ser el este mendocino, en zonas como Ñacuñan, California, La Paz y cerca del límite con San Luis.

“El cielo está parcialmente nublado con probabilidades de lluvias aisladas. Estará más agradable y con un aumento en la humedad, algo que ayer estuvo muy baja por el Zonda”, explicó Jara.

De esta forma, con el correr de los días la temperatura irá nuevamente en aumento. Para el sábado se prevé una máxima de unos 25 grados con nubosidad variable. En tanto que el domingo llegará a 27 grados.

En Alta Montaña se mantendrá durante toda la jornada la inestabilidad con fuertes vientos y el cielo parcialmente nublado. Solamente en el sur de la Cordillera, en Malargüe, podría nevar.

Te Puede Interesar