miércoles 22 jun 2022
en Educación Especial

ESI: "Hay que romper el mito de que las personas con discapacidad no tienen sexualidad"

Por Florencia Rodriguez.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de junio de 2022 - 17:40

Recientemente, comenzó en Mendoza un ciclo formativo sobre Educación Sexual Integral (ESI) para docentes, directivos y personal del equipo técnico de escuelas de Educación Especial. El objetivo: brindar herramientas para la activa implementación de la Ley Nacional 26.150 en todas las instituciones de la provincia. ¿Por qué? Porque hasta el momento, si se dictaba ESI en instituciones que reciben a personas con discapacidad era por iniciativa de cada docente, en consecuencia, no estaba garantizado el aprendizaje para todos/as.

Ahora, la idea es que todos/as los profesionales que se paren frente a un grupo de estudiantes tengan la formación necesaria para enseñar sobre esta temática. Referentes y especialistas del sector recibieron con buenos ojos la iniciativa y resaltaron la importancia de asegurar el acceso a ESI y derribar el mito de que las personas con discapacidad "no tienen sexualidad".

Hace unos años, el anuncio de la implementación de la ESI cosechó grupos opositores que alegaban que padres y/o madres debían ser las únicas personas encargadas de enseñar a sus hijos/as sobre el tema. Sin embargo, con el paso del tiempo y el acceso a la información, este pensamiento que parecía enquistado en algunos sectores de la sociedad, se fue disipando por un motivo lógico: no todos/as contaban con lo necesario para hacerlo.

"La ESI siempre fue un tabú. Si bien se creía que sólo las familias debían enseñar sobre esta temática, poco tiempo después, como sociedad, caímos en la cuenta de que muchas no tenían la información o las herramientas necesarias. Además, si nos basábamos en esa lógica, todas las materias como Lengua o Matemáticas, por ejemplo, también debían ser enseñadas por los padres en casa y esto no es así, no puede ser así. Creemos que cada abordaje que sea a nivel general debe estar regulado por un ente como el Gobierno tanto en ámbitos públicos como privados, por eso me parece muy bueno e importante que sigamos avanzando con proyectos como este que han puesto en marcha", expresó Pablo Salinas, licenciado en Psicología y Acompañante Terapéutico hace más de 15 años.

Salinas, quien fundó y preside el Instituto Vinculat- que funciona desde el 2017 en el ámbito de la Salud Mental y que trabaja con personas con distintos tipos de discapacidades- agregó: "Actualmente, ESI se aborda muy poco y anteriormente no se podía ni mencionar, a tal punto de pensar que las personas con discapacidad no tienen sexualidad y creo que ahí también radicaba la oposición su implementación: porque se confundía ‘sexualidad' con ‘genitalidad'".

Ahora bien, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la sexualidad hace referencia al sexo, identidades y roles de género. A la orientación sexual, al erotismo y la reproducción, entre otros aspectos. Se evidencia a través de relaciones interpersonales, creencias, valores y conductas. "Nos distingue como seres humanos, lo que tenemos en común y al mismo tiempo lo que nos diferentes".

En pocas palabras, mientras que los genitales son una condición biológica determinada y transmitida genéticamente, la sexualidad es algo que se construye durante toda la vida y las relaciones sexuales son sólo una parte de ella.

"Empezar a capacitar a docentes e incluso a profesionales de otras áreas es sumamente importante porque son los encargados de transmitir este conocimiento, tiene que haber un abordaje integral, es decir, trabajar no solamente con la persona con discapacidad sino también con su entorno familiar que es quien- en muchos casos- pone muchas trabas en función del desconocimiento, tabúes o religión. Esto también es importante porque son cuestiones que debemos respetar en cuanto a la igualdad de derechos", apuntó Salinas.

"La sociedad se jacta solamente de atender las generalidades, adoptan una posición en la que el mensaje que transmiten es: se brinda información y quien pueda percibirla e interpretarla, genial y quien no pueda, es su problema. Esto no debe ser así y creo que estamos progresando en ese sentido. Muy pronto, ya no se podrá decir ‘no doy ESI a una persona con discapacidad porque no tengo la formación' porque ahora hay capacitaciones, lo que nos queda es empatizar y adaptar los contenidos para que podamos enseñar, esa es nuestra función como docentes, profesionales y como sociedad", concluyó.

La capacitación sigue enfocando en los cinco ejes principales que establece la normativa. Estos son: cuidar el cuerpo y la salud, valorar la afectividad, garantizar la equidad de género, respetar la diversidad y ejercer los derechos. "La formación se aborda de la misma manera con todos los equipos docentes y de salud. La ESI es la misma para todos/as, luego, las adaptaciones las hacen las especialistas", comenzó a explicar Miguel Conocente, coordinador de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares (Doaite) perteneciente a la DGE.

"Hemos trabajado mucho en los niveles obligatorios y a partir de ahora, hemos ampliado la capacidad de acción y de formación en los perfiles que tienen que ver con Educación Especial, Domiciliaria y de Jóvenes y Adultos. Durante mucho tiempo, la discapacidad estuvo excluida de los temas de sexualidad y esto no debe ser así, los derechos son para todas las personas y debemos asegurarnos de que sean garantizados a través del acceso a la información adecuada, a través de la educación", agregó Conocente.

La convocatoria superó las expectativas y más de 130 profesionales de la educación se sumaron a la capacitación para docentes de Educación Especial. "Creíamos que íbamos a trabajar con la mitad, luego empezamos a ver cómo aumentaban las inscripciones y tuvimos que pedir una sala más en el Julio Le Parc, estamos muy contentos", señaló Conocente. Y concluyó: "Cuando termine esta formación, para aprobar, deben presentar propuestas de implementación de la ESI en sus escuelas porque no queremos que quede en un certificado o en un elemento más dentro de un CV sino que se ponga en práctica".

Te Puede Interesar