viernes 25 nov 2022
Críticas a la discrecionalidad para aplicar impuestos

Industriales de Mendoza, con los tapones de punta contra el Consenso Fiscal

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de diciembre de 2021 - 00:00

Más allá del disenso dentro de la misma coalición gobernante, también el sector privado salió a criticar la firma por parte de Mendoza del Consenso Fiscal promovido por la Nación para 2022. En concreto, porque abre la puerta a incrementar la presión impositiva, un viejo reclamo empresarial.

El rechazo manifiesto por parte de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), que integran 16 cámaras sectoriales, se centra en la posibilidad de "subas discrecionales de impuestos". Pero también contra "sumar o crear gravámenes" que "atenta contra el sector productivo que pierde competitividad", por lo cual la entidad pidió "acuerdos políticos amplios para hacer más eficiente el gasto público".

Además, el documento tampoco ahorra críticas ni oculta la "enorme preocupación" del sector industrial porque la mayor presión tributaria también deviene de eliminar la reducción progresiva de ingresos brutos establecida originalmente en 2017, y que en Mendoza se refleja en la baja plurianual de alícuotas desde entonces.

Contra Ingresos Brutos, a favor del consenso

En línea con la UIA (Unión Industrial Argentina) la cámara madre a la que pertenece, desde la UIM, compuesta por Asinmet, Aderpe, Aprocam, Bodegas de Argentina, y la Cámara de Servicios Petroleros, entre otras cámaras, recordaron que el entramado impositivo se traduce en 167 gravámenes en distintas jurisdicciones que "el sector productivo carga sobre sus espaldas, los cuales deberían alcanzar para sostener el gasto del Estado".

Al respecto, el nuevo presidente de la UIM, Matías Díaz Telli, dijo que "en el caso particular de Ingresos Brutos afecta y encarece la producción, las exportaciones y el consumo de quienes más complicados están por la crisis económica". Y si bien consideró válida la postura del Gobierno de Mendoza sobre no subir impuestos, advirtió que se generan condiciones que van contra la previsibilidad y la confianza necesarias para el desenvolvimiento de las actividades productivas.

En ese contexto, desde la entidad insisten en la necesidad de "encontrar los consensos políticos necesarios para la toma de medidas que hagan eficiente el gasto público".

En tal sentido, vuelve sobre un antecedente contradictorio: el Pacto Fiscal de 2017 había establecido  bajas y eliminación del impuesto a los IIBB para el sector industrial. "Sin embargo, a la fecha varias provincias incrementaron uno de los impuestos más regresivos y distorsivos del sistema actual".

Te Puede Interesar