DGE

"Son los pibes los que piden ESI en las escuelas de Mendoza"

Por Florencia Rodriguez

La Ley N° 26.150 que garantiza el derecho de niños, niñas y adolescentes a la Educación Sexual Integral (ESI) fue sancionada y promulgada en octubre del 2006 y en sus inicios, la aplicación fue paulatina. Con el paso de los años comenzaron a capacitarse a docentes de toda la provincia: en el 2015 había 1.180 preparados para enseñar ESI, cifra que continuó en ascenso hasta este 2021 en el que se contabilizan más de 5.600. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) aseguraron que gracias a la enseñanza de los cinco ejes principales que establece esta normativa, la escuela ha podido detectar casos de abuso intrafamiliar.

"Se están empezando a ver los resultados de la aplicación real de ESI: comienzan a aparecer los casos de abuso y de violencia en todos los niveles educativos. Creo que la visibilidad que le da la ESI a estas situaciones es clave y es un efecto directo de su aplicación. Alcanza con escuchar a los niños/as de jardín de infantes trabajando en esto y poco después, conocer que muchos/as confiesan que han sido víctima de algún tipo de abuso o maltrato. Es impresionante. Ir a ver los resultados es la mejor defensa que puede haber de la educación sexual integral", expuso Miguel Conocente, titular de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias escolares (Doaite).

"Tener más de 5.600 docentes y directivos capacitados no garantiza que tengamos mejor ESI. Sí, se quintuplicó la cantidad profesionales de la educación capacitados, pero no tenemos mejor ESI porque cuesta mucho su aplicación, encontramos muchos prejuicios y resistencia y muchas veces vino de quienes tenían que aplicarla. La ventaja que tenemos es que son los pibes, los estudiantes los que piden ESI. Por ejemplo, en las pruebas Aprender más del 75% de los chicos pidió ESI", agregó.

Conocente aclaró que ESI no sólo se trata de aprender sobre métodos anticonceptivos o de reproducción sexual sino que al ser transversal, se aborda en todas las materias. "La verdad es que es mucho más. Por ejemplo, se trabajan estereotipos, identidad de género, voto femenino en la historia, todo eso también es ESI, y muchos no lo saben. Pienso que estamos mucho mejor que antes, incluso en el país".

"En Mendoza, el índice de embarazo adolescente bajó mucho y hace 3 años venimos por debajo de la media nacional. Este es un efecto de la ESI. Otro es que esta es una de las provincias con el nivel más bajo de contagios de infecciones de transmisión sexual en la población adolescente. Hay que tomar cualquier estadística nacional y ver en qué situación está Mendoza actualmente y en cuál estaba hace 7, 8 años y ahí se ven perfectamente los efectos de la ESI", cerró Conocente.

Te Puede Interesar