La Pampa

Portezuelo del Viento: el gobierno nacional confirmó el pedido de La Pampa y habrá un nuevo estudio de impacto ambiental

La Secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, confirmó que se hará un informe y evaluó que el conflicto entre Mendoza y las provincias aguas abajo del Colorado "no será un tema de resolución inmediata".

Son cinco provincias las que tienen injerencia en este proyecto, además de la mencionada; Río Negro, Neuquén, La Pampa y Buenos Aires. Días atrás, el gobierno nacional resolvió, como lo había votado la mayoría, incluir un nuevo estudio de impacto ambiental que había solicitado La Pampa con el argumento que el original no contaba con análisis integral de toda la cuenca.

El año pasado en un encuentro del que participaron los gobernadores de las cinco provincias que conforman el Coirco, se intentó llegar a un acuerdo sobre este punto que mantiene la obra en suspenso, entre otras variables. En esa oportunidad todas las provincias apoyaron la idea de un nuevo estudio ambiental salvo Mendoza.

El por entonces jefe de Gabinete Santiago Cafiero en su primer informe en el Senado, aseguró que Nación evaluará si acepta el pedido de La Pampa. Agregó que si bien la obra era "importante" debían cumplirse con todas las normativas algo que, según La Pampa, no contempla el actual estudio.

La reunión se desarrolló en junio, en la cual la propuesta pampeana se sometió a votación; fue 4 en contra y uno a favor. Tras el encuentro, el gobierno nacional impulsó un tiempo de consenso, pero las diferencias entre pampeanos y mendocinos no se limaron y por eso el gobierno decidió que habrá un nuevo estudio pero que no será en lo inmediato. Mientras tanto, Mendoza sigue recibiendo fondos para la obra que tiene un presupuesto de 1.023 millones de dólares.

Para muchos analistas la obra de Portezuelo generará bajas hídricas sobre el Colorado, ponen dudas sobre su posible llenado y eficiencia en la generación eléctrica.

Tras ser consultada por los medios, Batakis indicó que el ministro De Pedro está muy involucrado en el tema. Es una obra de alto impacto para varias provincias y hay "una cuestión legal muy difícil" y que data de muchos años. La problemática del agua, como recurso para ampliar la frontera productiva, surge en muchas provincias.

Destacó que la pelea por el agua de los ríos de la cuenca no será ni simple ni breve: "el diferendo preocupa y está trabado, aún no tiene resolución".

"Hay un estudio de impacto ambiental realizado por Mendoza que ha sido objetado por los gobiernos de La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires. Se va a realizar otro estudio de impacto ambiental y se avanzará en las negociaciones, pero no será un tema resolución inmediata", indicó la funcionaria.

Te Puede Interesar