miércoles 10 ago 2022
Flexibilizaciones

Buenos Aires habilita la actividad artística para el verano: ¿Qué pasará en Mendoza?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de octubre de 2020 - 00:00

La cancelación de espectáculos de todo tipo y el cierre de salas de teatro fueron de las primeras medidas que se tomaron a nivel mundial frente a la pandemia por el nuevo coronavirus. "Fuimos los primeros en cerrar y seguramente seamos los últimos en abrir", fue -y es- la frase de preocupación más repetida por el sector artístico ante la situación. A siete meses de aquella medida, y ante un escenario político social que viene avanzando en flexibilizaciones (a pesar de que la situación sanitaria sigue siendo crítica), como la apertura de shoppings, restaurantes y celebraciones religiosas, la actividad cultural puja para que se pueda comenzar de nuevo a trabajar.

Luego de un reclamo que se hizo escuchar a nivel nacional, en provincia de Buenos Aires se logró un acuerdo para la temporada de verano que incluye: actividad teatral y musical al aire libre o en salas que cumplan el requisito de ventilación. En cada caso, bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria para evitar contagios. Frente a este avance, ¿qué posibilidades existen para que la medida se implemente en Mendoza y a nivel nacional? Consultado sobre el tema, el director del Instituto Nacional del Teatro (INT) comenta:

"Entendemos que esto va a tener un efecto de espejo en muchas ciudades y vamos a tomar esa situación como jurisprudencia, sin embargo todavía nos falta mucho trabajo, estamos empezando. Tenemos que celebrar que nos han dado la posibilidad de conversarlo y de trabajarlo. El tema estaba como vedado y ahora se abrió esta discusión y somos optimistas. Pero tenemos que ser realistas y prudentes, todavía no es una medida nacional", señala a este medio Gustavo Uano.

Sobre el trabajo puntual que se viene realizando desde el INT junto al Ministerio de Cultura de la Nación, detalla: "Venimos trabajando en la elaboración de protocolos, algunos están presentados esperando el tratamiento y el análisis para su aprobación. En primer lugar, para hacer actividades de teatro o artes escénicas en espacios al aire libre en todo el país. Sobre todo en las regiones que tengan mayores posibilidades, tanto por el clima, por infraestructura y por el hecho también de que no estén retrocediendo de fase como ha pasado en varias provincias y ciudades.  

En segundo término, estamos trabajando sobre la posibilidad de hacer obras en sala con aforo reducido. Ya hay un protocolo general, que va a salir en estos días y que se está usando como una forma de volver al teatro para grabar actividades en streaming, ensayos y talleres. Ese protocolo ya está habilitado en la mayoría de las provincias pero igual sale ahora con vigencia nacional. En cambio los otros no, estaban sectorizados, hay provincias que han avanzado como el caso de San Juan, que es la única provincia del país que hoy tiene un protocolo para trabajar en salas con aforo reducido al 50%, y que es el anhelo de lograrlo lo antes posible en el resto del país".

Sobre el caso puntual de Mendoza, según pudo averiguar este medio, se estaría trabajando sobre la situación. En este sentido, al ser consultado, el titular a cargo del INT comentó que Marcelo Lacerna, quien desde el Ministerio de Cultura y Turismo provincial se encarga del área "está trabajando los protocolos y los tiene avanzados, pero está esperando las medidas que se pueden llegar a dar. Con este mismo planteo yo creo que Mendoza va a tomar estos ejemplos. Eso espero. Espero que lo tome porque Mendoza es una ciudad también turística como Mar del Plata y va a tener una temporada".

Por otra parte, desde el ámbito privado Luis Pérez Galeone, productor mendocino de espectáculos  e integrante de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (AADET), comentó a este medio que ha pedido una reunión para exponer propuestas junto a los funcionarios del Gobierno provincial, pero que aún no se la han otorgado.

"Hasta el momento no hay ningún tipo de diálogo, pero voy a volver a insistir esta semana. Lo que sucede en Mendoza es que Cultura y Turismo están en un mismo Ministerio y evidentemente el turismo tiene un efecto mucho más importante a nivel económico que la cultura, entonces ha quedado media restringida. Pero bueno, ya después de 7 meses creemos que es oportuno sentarnos a hablar", declara.

En realidad lo que queremos nosotros es aportar toda la información, todos los datos técnicos y todo lo que se necesita para una producción, ofrecer todos los conocimientos en la materia, charlarlo, verlo y si hay alguna diferencia discutirla y ver cómo sería posible para que todo el mundo pueda volver a trabajar", explica.

Salas: el tema de la ventilación y el aforo reducido

Hasta el momento el acuerdo alcanzado entre el sector cultural y el Gobierno de la provincia de Buenos Aires la habilitación con protocolo para la Costa Argentina durante la temporada de verano de eventos de música y teatro al aire libre o en salas que cumplan con los requisitos de ventilación, según informó el Ministerio de Salud bonaerense.

Sobre el tema de la ventilación, el titular del INT explica que es un tema complejo que algunas salas podrán resolver y otras no: "Lo que más se está discutiendo o debatiendo es la exigencia con el sistema de ventilación o de aire acondicionado de los teatros. Esto lleva una inversión muy costosa, que en muchos pequeños teatros independientes o de cierta capacidad no van a lograr lo que se exige, sobre todo en el verano que es cuando más usas el sistema de ventilación. Una sala de teatro con 35 grados te la encargo, con las luces y todo. Y se pide un cambio de filtro, una limpieza de filtro y unos sistemas muy complejos que no todos lo van a tener ahora, no hay posibilidades ni económicas ni de tiempo para hacer esas adaptaciones. Eso es lo más complejo que estamos discutiendo y trabajando".

Otro de los requisitos para evitar contagios es el distanciamiento, lo que conlleva la exigencia de un aforo reducido. Esto también presentaría diferentes realidades y posibilidades según las localidades que tenga sala. Sobre este tema el funcionario del INT describe la situación: "Otro tema es la capacidad de los espacios. Vos tenés salas independientes que son para 80 espectadores y cuando bajás al 30% no hay condiciones de rentabilidad, realmente. Porque tenés que mantener el distanciamiento social pero podés vender 20 entradas. Una sala grande, comercial, tiene 1200 butacas y si tienen que reducir al 30 o al 50 con un cierto valor de entrada por lo menos pueden cubrir los costos. No es rentable tampoco, nunca va a ser el nivel de rentabilidad que tendría nuestra actividad, pero por lo menos pueden recuperar algo de la inversión y tienen más expectativa".

El caso de Europa

Ambas fuentes consultadas coinciden en que lo que ocurrió en Europa en relación a la habilitación de espacios para actividades artísticas bajo protocolo marca un precedente:

"En otras ciudad del mundo que llevan más tiempo de la pandemia no hay un solo caso de contagio en Europa en un teatro. En España están trabajando los teatros, en Francia están trabajando los teatros, obviamente con protocolos que previenen el contagio. Incluso vos en el teatro no tenés la necesidad de sacarte el barbijo, no es lo mismo que en un restaurante que para comer o tomar una cerveza te tenés que sacar el barbijo. Entonces manteniendo el distanciamiento y con el barbijo puesto, científicamente está comprobado que se reduce al mínimo el nivel de contagio", referencia el director del INT.

Mientras que el productor mendocino aporta más datos: "En España se ha comprobado que no han sido foco de infección los teatros y la gente ha concurrido. En el verano de ellos, tuvieron 700 representaciones teatrales y musicales en lugares cerrados y asistieron 120 mil personas y en ningún momento se detectó de que fuera causante de contagio masivo".

¿Temporada de verano local?

Músico mendocino toca su instrumento en Plaza Independencia. Imagen ilustrativa. Fuente: archivo. 

Al ritmo en que se desarrolla la crisis sanitaria es muy complicado prever un escenario a futuro. Y si bien en la Costa Atlántica argentina se avanzó en la habilitación de actividades para la temporada de verano, es de esperar que por la crítica situación económica y la incertidumbre, muchas personan decidan no vacacionar, o lo hagan cerca del lugar que residen haciendo turismo interno. ¿Esta situación puede significar una oportunidad para el sector artístico local si se habilitan los protocolos para volver a retomar algún tipo de actividad, como por ejemplo, en espacios al aire libre?

Sobre este tema, Pérez Galeone opina desde su experiencia de productor teniendo en cuenta la adaptación que tendría que hacer el sector y propone alternativas:

"Estoy seguro que no sería una mala temporada en concurrencia, porque el 70% de la población no se va a ir de vacaciones. Y por el clima, el verano, va a haber concurrencia. Y sabemos que no va a poder ser masiva, pero por ejemplo, si antes hacías una obra de teatro para 800 personas a lo mejor vas a tener que hacer 3 de 300. Digamos que debería funcionar".

Hacer más funciones con menos público y hasta barajar la posibilidad de que figuras de otros destinos hagan temporada en la provincia, son posibilidades que como productor evalúa en caso de que se pueda concretar la apertura de la actividad.

"Actualmente estoy en contacto con elencos teatrales, con músicos que me han llamado que no tendrían problema de venir y hacer en Mendoza una mini temporada de verano. A qué me refiero con esto. Por ejemplo: hacer un recital y que se pueda para "x" personas en el Gabriela Mistral. Entonces va un día y toca en el Gabriela Mistral, otro día toca en San Martín, otro día en Rivadavia, otro día en Tunuyán, otro día en el Sur. Entonces al artista que viene -porque todos tenemos que colaborar- si cobraba 10 por un espectáculo, ahora va a tener que cobrar 10 por 5. Y es así lamentablemente porque no hay otra forma de absorber los costos. Hay artistas que sí están de acuerdo. Estos artistas, más los artistas locales, se pueden hacer muchas cosas. Y que la gente pueda disfrutar al aire libre de eventos en el verano porque es parte de la cultura de la gente".

"Tengo además dos obras de teatro muy importantes que están evaluando según los teatros que se habiliten en Mar del Plata por ahí también la idea es venir a hacer temporada en Mendoza. Está todo hablado, pero tomado con pinzas a ver qué decide el Gobierno local".

Sin trabajar hace 8 meses por el freno de la actividad y sin generar ingresos desde hace un año -según comentó-, el productor remarca en este sentido la necesidad de una habilitación oficial como requisito prioritario para poder comenzar a pensar alguna posibilidad de evento para el verano:

"Nosotros para poder producir algo necesitamos mínimo 60 días antes como para poder programar y armar algo que podamos llevar a cabo, por ejemplo en enero y febrero. Nosotros a fin de octubre, primeros días de noviembre tendríamos que tener un panorama. Si a nosotros nos dicen que habilitan el 20 de diciembre ya no tenemos mucho margen de acción. Yo tengo para presentar varios proyectos y los he charlado con algunos funcionarios de jerarquía intermedia, pero siempre la autoridad máxima, el Gobernador, es la que decide".

.............................

El arte: un sector solidario pero sin trabajo desde que comenzó la pandemia

Gustavo Uano. Director del Instituto Nacional del Teatro. 

Nadie pone en duda de que la salud está primero, pero dentro de un escenario de flexibilizaciones crecientes, el sector artístico comienza a levantar la voz para ser escuchados en su dura realidad. 

-Gustavo Uano, como hombre de teatro y al frente del INT, ¿hay urgencia del sector para que se abran las salas?

-Sí, por supuesto. Desde el primer día. Lo que pasa es que las compañeras y compañeros de las artes escénicas hemos sido muy disciplinados todos, muy respetuosos y hemos esperado el momento. Pero ahora, a que la lógica de aperturas que hay tanto a nivel provincial como a nivel nacional no tiene explicación, como ciertas actividades que revisten un riesgo mucho mayor o muy similar de contagio, están permitiendo y no está actividad. Desde los supermercados hasta los shopping, los bares y las celebraciones religiosas. Y nosotros que tenemos los protocolos redactados desde mayo te diría, y que la gente ha trabajado y ha adecuado los espacios, todavía no podemos tener esa posibilidad.

Sabemos que es por una obvia razón de cuidado de la salud, pero todo nuestro sector ha hecho el esfuerzo de esperar el tiempo que tenía que esperar, de no hacer protestas, de bancársela como podían, a poner el hombro como sector solidario, pero lo cierto es que desde el 20 de marzo las boleterías de todo el país, en ingresos, que es la fuente central que se banca la actividad autogestiva del teatro es cero. Más allá de los apoyos que ha dado el Estado, las boleterías están cerradas. Hay sectores que han perdido rentabilidad, un 30, un 50, un 80 por ciento, pero nosotros no hemos tenido ninguna.

Yo creo entonces que los teatreros tenemos que en esto acompañar, obviamente. Con disciplina, con respeto, pero tenemos que exigir que se generen los espacios. Donde están las condiciones sanitarias de alguna manera dadas, que se les permita desarrollar la tarea.

Te Puede Interesar