sábado 13 ago 2022
Seguridad Vial

Se labran cuatro infracciones diarias por conducir alcoholizado

Si bien los índices de víctimas fatales en el primer semestre se mantienen respecto al 2010, preocupa la cantidad de personas que manejan con un alto porcentaje de alcohol en la sangre. En 2011, se realizaron 720 actas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Gabriela Guilló 1 de agosto de 2011 - 07:32

Cuatro infracciones por día por manejar alcoholizados es lo que ha realizado la Policía durante los primeros seis meses del año.

La cifra, de por sí preocupante, indica que alrededor de 720 no estaban en condiciones de manejar y de todas maneras así lo hicieron.

Aunque el número de víctimas fatales no aumentó respecto al mismo período de 2010 -115 y 118 de muertes- llama la atención el tipo de accidentes y las edades de las personas fallecidas.

“Es preocupante la calidad del accidente, por lo general se trata de vehículos solos en los cuales no participa un tercero, y que colisiona a raíz de la velocidad o la fatiga del conductor y que ocurren durante la madrugada” explicó el director de Seguridad Vial, Oscar Hómola.

En total, son 32 las personas menores de 25 años que han muerto durante en 2011 en accidentes viales, llegando a 132 el total de víctimas en este semestre.

Al respecto, Hómola indicó que “las faltas siguen siendo el exceso de velocidad, el uso del celular y el alcohol en sangre”. De acuerdo a esta última causa, durante el pasado fin de semana se realizaron 35 infracciones a personas que manejaban alcoholizadas, mientras que sólo en Godoy Cruz se secuestraron 30 vehículos por esta causa.

100% sobrios

En tanto, desde hace tres años, el municipio de Godoy Cruz comenzó la campaña vial “Hoy manejo yo, 100% sobrio”, que apunta a entregar regalos a aquellos que llegan al boliche, no toman alcohol y se retira conduciendo.

La campaña consta en entregarle a los jóvenes una pulsera con la cual se puede acceder a la barra del boliche a una consumición de una gaseosa o agua. Al salir se les realiza un test de alcoholemia, si este da dentro del rango normal, el conductor se hace acreedor de distintos premios.

Te Puede Interesar