Automotrices

GM se achica y recorta 15% de su personal para ahorrar U$S6.000 millones

Por Sección Economía

 El gigante automotor estadounidense General Motors anunció este lunes que recortará 15% de su fuerza de trabajo como parte de una gran reestructuración para ahorrar 6.000 millones de dólares con el fin de adaptarse a las "condiciones cambiantes del mercado".

El plan incluye el cierre de tres plantas de ensamblaje en Norteamérica en 2019, además del cese de actividades en otras plantas de producción, con el objetivo de "priorizar futuras inversiones" para su próxima generación de vehículos eléctricos.

En su plan de ajuste, GM reducirá significativamente la producción de autos en Norteamérica y dejará de construir algunos modelos con un bajo volumen de ventas, dijo una fuente informada sobre el tema.

GM busca una reestructuración más amplia de sus esfuerzos mientras cambia su enfoque más a vehículos eléctricos y de conducción autónoma, sostuvo la fuente.

Han aumentado las presiones de costos a GM y a otras automotrices y abastecedores en la medida en que ha bajado la demanda para autos sedán tradicionales. La empresa también ha dicho que los aranceles al acero importado, impuestos este año por el Gobierno de Estados Unidos, le han costado 1.000 millones de dólares.

La decisión tiene lugar en momentos en que la automotriz estadounidense se dispone a paralizar la planta de ensamblaje en Canadá. Unifor, un sindicato canadiense que representa a la mayoría de los trabajadores automotrices sindicalizados de Canadá, también afirmó el domingo que había sido informada por GM que no destinarán productos para la planta en Oshawa después de diciembre de 2019.

GM emplea a unos 2.500 trabajadores sindicalizados en Oshawa, que produce los modelos Chevrolet Impala y Cadillac XTS. Esa planta también completa el ensamblaje final de las camionetas Silverado y Sierra, de mayores ventas.

Una persona informada sobre el asunto dijo que GM ha debatido durante meses a nivel interno cómo enfrentar la reducción de la demanda de autos y que el tema seguramente volverá a la discusión cuando GM realice negociaciones contractuales el próximo año con el sindicato United Auto Workers.

GM comenzó lo que se prevé que sea una transición larga y costosa a un nuevo modelo de transportes que adopte los vehículos eléctricos y automatizados, muchos de los cuales serán compartidos en vez de tener un único dueño.

La automotriz número uno de Estados Unidos afirmó que en su última reestructuración a fines de octubre ofreció salidas negociadas a 50.000 empleados en Norteamérica. Fuente: AFP y Reuters

Te Puede Interesar