En Cámara de Diputados

Por equivocación y maltrato: tratan proyecto de ley clave para médicos residentes

Por Florencia Rodriguez

Un cambio trascendental. Eso representa el proyecto de ley que pretende modificar un artículo de la Ley 7.857 referido a la renuncia a las residencias ya obtenidas. La iniciativa, que ya obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores hace dos años y que pertenece al ex legislador radical, Eduardo Giner, quedará en manos de Diputados y está muy cerca de recibir sanción definitiva. Equivocarse en la elección de la especialidad y el maltrato a residentes en algunos hospitales públicos de la provincia fundamentan este expediente.

El proyecto promueve modificar el artículo 7 ya que actualmente complica el nuevo acceso a otra residencia dejando a cientos de profesionales afuera del sistema por la penalización que establece para los casos de renuncia. Puntualmente, en el inciso "d", de este artículo la normativa determina requisitos para acceder a una residencia de Primer Nivel:

"Tener hasta cinco (5) años de egresado de la Carrera exigida al 1 de junio del año del Concurso para Residencias de Primer Nivel. Para las de Segundo Nivel, tener hasta nueve (9) años de egresado de la Carrera al 1 de junio del año del Concurso. No podrá presentarse quien haya sido dado de baja o renunciado a una plaza o haya sido separado, o no haya sido promovido de año, o no haya aprobado el último año, o no se haya presentado a ocupar una plaza aceptada, en residencias de los Ministerios de referencia; tampoco quien tenga aprobada otra residencia del mismo nivel en el Ministerio".

En criollo: si un egresado de la carrera de Medicina que rindió e ingresó a una residencia para formarse en- por ejemplo- Pediatría, decide por algún motivo abandonar la especialidad que eligió, debe esperar 5 años antes de volver a aplicar. El problema es que, como indica el artículo 7, sólo puede tener hasta 5 años después egresar para volver a convertirse en residente. Es decir: no se les permite equivocarse en su elección.

Ante la posibilidad de que este proyecto se convierta en Ley, este diario se comunicó con médicos generalistas que hace algunos años debieron abandonar su residencia y que celebran esta modificación. En uno de los casos, uno de los profesionales no renunció por haberse "equivocado" en su elección sino por maltrato.

El joven, cuya identidad prefirió resguardar por las experiencias que debió vivir en el ámbito donde se desempeña, atravesó situaciones de maltrato en el 2016 y, a los pocos meses salió este proyecto que califica como "fundamental".

"En aquel año fuimos varios los que renunciamos por situaciones de maltrato físico y psicológico. En ese momento, el Ministerio de Salud tomó cartas en el asunto cerrando una residencia y comenzó a investigar y hacer las pericias psicológicas correspondientes", expresó el profesional.

Y sumó: "Por eso, en estos años hemos tratado de que se le dé importancia a este proyecto de ley porque no queremos que otro/a colega tenga que vivir lo que pasamos nosotros sabiendo que, si renunciábamos, ya no podíamos volver a hacer residencias porque no nos daban los plazos que establece la ley, te tenías que ir directamente".

Este "derecho de piso" que pagaban los nuevos residentes estaba entonces "amparado" de alguna manera por el hecho de que si se iban, perdían su formación. "Por eso, para nosotros es muy importante que se sancione esta ley porque de ese modo mejorarían las condiciones de las residencias. Creo que se cumpliría la ley porque todas estas faltas se daban en el marco de que te tenías que quedar callado porque si te ibas, no podías volver a rendir y quedaba trunca tu formación en la provincia. Si hay sanción definitiva, mejoran las relaciones laborales, académicas y el trato. Además, se le da una segunda oportunidad a aquellos que vieron frustrada su formación, como en mi caso. Quien esté en esa situación va a poder volver a competir y ganar la residencia de forma legítima", manifestó el profesional.

Desde el Ministerio de Salud confirmaron que existen situaciones de maltrato en algunos hospitales de la provincia e indicaron que no se da en todas las especialidades. Además, expresaron que en el 2016, recibieron dos denuncias por agresión en el Consejo de Residentes y el titular de la cartera en aquel momento, Rubén Giacchi, se reunió con un grupo de residentes entre los que estaban los denunciantes. Fue entonces cuando se decidió convocar a Eduardo Giner- en ese momento Senador y Presidente de la Comisión de Salud en la Legislatura provincial- para comenzar a darle forma a la modificación de este artículo que les permita a los residentes renunciar por motivos de cualquier índole y se les posibilite volver a rendir un ingreso al año siguiente. 

Al ser consultado sobre sobre este tema, Giner manifestó: "No me consta (que haya maltrato), no he tenido que vivirlo nunca, en el Hospital Scaravelli (donde trabaja actualmente desde que dejó su banca en la Casa de las Leyes), no lo he visto. Esto no significa que no pueda haber pasado en casos puntuales", dijo.

Y sumó: "Con la modificación de la ley provincial y sólo modificando este artículo, evitamos un daño al sistema sanitario. No podía continuar funcionando así esta situación de que quien ha rendido residencia de primer nivel y decide renunciar en el transcurso de su formación porque descubrió que su vocación es otra, no pueda hacerlo al año que viene", explicó Giner, también médico clínico de profesión.

"Era necesario eliminar esa penalidad porque obliga a los profesionales a no tener formación. ¿No le ocurre a mucha gente que comienza a estudiar una carrera y en el camino descubre que no es lo suyo? Aquí ocurre lo mismo. Creo entonces que este proyecto de ley, en su simpleza, atiende un derecho que se vulneró durante muchos años que es limitar las vocaciones, es como si el residente estuviera arrestado por la provincia, castigado y a veces no tienen otra opción más que irse de Mendoza a formarse en otra provincia", manifestó el profesional.

Por su parte, el presidente de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), diputado Jorge Albarracín (UCR) dijo sobre el tema: "Sabemos que puede haber estas situaciones, pero no es lo que se expresa en este proyecto de ley que habla de una modificación que busca que cuando tengas algún inconveniente en tu residencia, no se te castigue por renunciar".

Tras recibir media sanción por unanimidad hace dos años, el proyecto de ley de Giner fue evaluado en LAC. Ahora será tratado en la Cámara Baja y todo indica que se convertiría en ley definitivamente.

Te Puede Interesar