Bono para el sector privado: ¿Qué piensan los empresarios sobre cómo afrontarlo?

 En enero del 2002 y luego de devaluar, el ministro de economía de Duhalde, Jorge Remes Lenicov, anunciaba la salida "controlada" del corralito, el fin de la paridad cambiaria y fijaba la cotización del dólar en $ 1,35 para salir de la convertibilidad. La tasa de desempleo rondaba el 20 %, con el 54% de la población en la pobreza y el 27% sumergida en la pobreza extrema.

Para junio de ese año el billete verde costaba cerca de 4 pesos y la inflación acumulada desde la devaluación era del 35,2%.

En este contexto Hilda Chiche Duhalde, la diseñadora de las políticas sociales del gobierno de su esposo, anunciaba el pago de un bono de 200 pesos para paliar la crisis. Es el antecedente histórico más cercano del bono que la CGT persigue y negocia con el sector empresario y el que gobierno anunció con carácter de obligatorio para el sector privado.

Los especialistas insisten en que el contexto es totalmente diferente y es posible que así sea. Pero el freno de la actividad económica y la caída brutal del consumo parecen un denominador común de ambos tiempos. Mientras se esperan detalles de un posible decreto, los sectores empresarios, desde los más pequeños a los más grandes, se preguntan cómo afrontarlo.

Ver también: Si el bono de $5000 es por decreto y "universal", la CGT podría reconsiderar el paro

Javier Allub, presidente del Consejo Empresario Mendocino le dijo al programa "En Tiempo Real" de Radio Andina, que "nadie niega el retraso salarial que hay, pero también es innegable el proceso recesivo que estamos pasando".

Para el dirigente empresario "en Mendoza el sector de turismo, el exportador y el gastronómico vinculado al turismo están pasando por un mejor momento pero para los sectores del consumo interno y la industria está muy duro. El fin de año, con el aguinaldo en medio, viene muy difícil", explicó. Según Allub, el tema central es poder bajar rápidamente la inflación para evitar "estas medidas de corto plazo, que son las mismas de siempre".

A nivel nacional, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que no todas las Pymes podrán afrontar el pago de un bono navideño y la Unión Industrial Argentina hasta le puso números a las dificultades: 6 de cada 10 industrias no están en condiciones de pagarlo.

Otra visión es la que sostiene el Secretario General de la CGT Mendoza, Luis Márquez. El dirigente metalúrgico dijo a Radio Andina que "nos están vendiendo humo" porque el pago depende de la situación de cada sector. 

"Yo creo que es una cortina de humo para calmar ánimos y que puede generar más conflictos en el futuro. Yo hubiese hablado con el gobierno y hubiese dicho que estábamos en negociaciones, pero lo largan así y yo me pregunto: ¿quién lo va a garantizar? Las cámaras empresarias dicen que no lo pueden pagar, a los estatales no les toca, a los jubilados tampoco y de los monotributistas no se sabe nada. Son titulares que caen bien pero que al último generan más conflicto social".

Te Puede Interesar