Crisis económica

Los dólares no aparecen, por más esfuerzo que hagan Luis Caputo y Javier Milei

A pesar de que tratan de no hablar del tema, crece la preocupación de Caputo y Milei. Los dólares que esperaban tener en las arcas del BCRA no llegan.

Por Marcelo López Álvarez

La esperanza no se concretó. Por más que Javier Mileiy Luis Caputo hagan esfuerzos por ocultarlo. El ministro manteniendo prudente silencio y el Presidente hablando y tuiteando hasta por los codos cifras inverosímiles y frases provocadoras. La única realidad es que los dólares no aparecen.

Los planes de Milei y Caputo descartaban, para esta altura de su mandato, tener avances firmes con el FMI, la Ley Bases aprobada y un ingreso muy importante de dólares de la liquidación de la cosecha gruesa, que es el principal dador de sangre a la economía argentina.

El panorama es claro, ninguno de los tres objetivos fue cumplido y por más que el Gobierno evita hablar del tema y nadie pregunta en las conferencias del vocero presidencial (hoy tampoco lo hicieron los periodistas cuando el presidente apareció en la sala de periodistas), la única verdad es la realidad y los nubarrones comienzan a mostrarse. La baja ficticia de la inflación mediante la política de la paz de los cementerios y la falsa limpieza del balance del Central, no alcanzan para convencer a nadie.

Los dólares de la soja no aparecen

La esperanza que el campo liquidará su cosecha y así tener el oxigeno necesario para poder avanzar en el acuerdo con el Fondo y en la reforma final que sueña el presidente de la competencia de monedas se desvaneció totalmente.

El atraso de la liquidación no es una suposición de consultoras o especialistas; es admitida por los propios actores. “La exportación de granos sigue trabajando con altos niveles de capacidad ociosa, así como la industria aceitera, padeciendo márgenes negativos permanentes; algo que creció este mes debido a los paros de los sindicatos aceiteros que paralizaron la actividad por razones ajenas a la industria”, asegura la cámara de exportadores tratando de exculpar culpas en paros de trabajadores.

Coninagro es más sincero en su informe y advierte: “A mediados de mayo sólo se ha vendido el 34% de la producción de soja de la campaña. Por debajo del 36% de los dos años previos y el promedio de 40% de los cinco años previos, para el mismo momento del año”.

Desde la entidad agropecuaria aseguran que “a mediados de mayo, con un 57% de la producción vendida aún con precio a fijar, esta campaña tiene la mayor proporción de producción vendida con precio a fijar. Esto probablemente sea consecuencia de los bajos precios que se han visto durante los últimos meses y la percepción de un tipo de cambio también bajo ”.

image.png
La cosecha terminó, pero los dólares no aparecen. El sector agropecuario no liquida esperando una mejora en el tipo de cambio.

La cosecha terminó, pero los dólares no aparecen. El sector agropecuario no liquida esperando una mejora en el tipo de cambio.

Claridad absoluta. No importa que Milei haga cálculos matemáticos incomprensibles para asegurar que el dólar no está atrasado o Caputo proclame a los cuatro vientos que no habrá devaluación, el campo considera que el dólar no es suficiente y espera una devaluación o por lo menos un retoque al dólar blend que le permita mejorar el promedio de pesos recibidos por dólar.

Los beneficios que el Gobierno busca otorgarle a otros sectores a través del RIGI tampoco ayudan demasiado a que el sector agroexportador liquide y se transforme en el único proveedor de dólares de la economía, como desde el propio sector interpretan que pasará si se aprueba el Régimen de Inversiones

Los mercados toman nota de los problemas

La mañana de hoy fue muy mala en novedades económicas y de mercados que toman nota no solo de los problemas en recuperar reservas sino también de los políticos que acumula Javier Milei.

El propio ídolo de Javier Milei, Domingo Cavallo, se los advirtió en su último post de su blog económico. “La cotización del dólar en los mercados CCL y MEP subestima el tipo de cambio que resultaría en el mercado verdaderamente único y libre, es decir, sin cepo alguno. Como consecuencia de esta subestimación, el Ministerio de Economía y el Banco Central pueden llegar a sobreestimar la capacidad de influir sobre la tasa de inflación mediante el crawling peg activo del 2% mensual. En consecuencia, aumenta el riesgo de que no sea posible la eliminación completa del cepo sin un salto devaluatorio inicial que vuelva a exigir realineamiento de precios relativos de bienes transables y tarifas de servicios públicos”, cierra su último escrito el economista cordobés y ex ministro de Economía.

Los problemas en recuperar reservas por ahora no se sienten fuerte ya que el parate económico baja notablemente la salida de dólares por importaciones, pero la zona de riesgo comienza a acercarse

Por un lado comenzará el requerimiento importante de divisas para cancelar las importaciones de energía de la temporada invernal y por otro las obligaciones del Tesoro.

Este mes de Junio comienza el cronograma de pagos que se deben enfrentar con las reservas del Banco Central. En el sexto mes del año los pagos programados llegan a 472 millones pero en el mes de la Patria se debe hacer frente a 3651 millones de dólares, la máxima cifra en el año.

Cifras que se pueden elevar significativamente si no se soluciona la negociación con China por la renovación del SWAP de 5000 millones de dólares y la posibilidad que el Club de París también exija el pago de 2000 millones de dólares.

Te Puede Interesar