conectados

Mendoza: en los últimos tres años, el Gobierno Nacional llevó Internet a 61 barrios populares

En Mendoza, alrededor de 61 barrios lograron tener conexión de Internet gracias al Renabap.

A través del “Programa para el Desarrollo de Infraestructura para Internet destinado a Villas y Asentamientos Inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap)”, en los últimos tres años 1.211 barrios populares de todo el país accedieron al servicio de banda ancha.

En total, se beneficiaron más de 2 millones de personas. El Renabap es un programa gestionado por Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), mediante el cual se seleccionaron 83 proyectos, que accedieron a un financiamiento de 12 mil millones de pesos. Dentro del universo de beneficiarios, se encuentran 61 barrios populares de la provincia de Mendoza.

Uno de los problemas actuales de los sectores más postergados de la Argentina es la falta de acceso a conectividad de banda ancha en igualdad de condiciones y esto impide, a su vez, la concreción de otros derechos. El objetivo del Renabap es justamente ampliar el acceso a Internet en zonas vulnerables y con impedimentos geográficos, usualmente descuidadas por las prestadoras privadas, lo cual redunda en la ampliación y materialización del derecho humano básico a la conectividad.

El presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Claudio Ambrosini, resaltó el esfuerzo del Enacom por crear 20 programas de conectividad, incluyendo el de barrios populares, que alcanzaron a más de 5.700.000 de personas. “Realmente hicimos esto porque creemos en un principio, que es el de empezar por los que menos tienen para llegar a todos. Que casi 2 millones de personas de barrios populares estén conectadas y tengan Internet de alta calidad para nosotros es un orgullo; para nosotros, para este Gobierno, para este equipo de trabajo, para los intendentes, los batalladores que insisten para que las cosas mejoren. Nos impulsa todos los días a trabajar un poco más para cumplir con lo que nosotros creemos, que es poder conectar a los no conectados”, precisó.

En la Argentina hay más de 4,5 millones de personas que viven en 5.687 barrios populares registrados a lo largo y ancho del país. Un relevamiento de la Secretaría de Integración Socio Urbana (SISU) realizado en 2021 informaba que hasta el año anterior el 60 % de la población de esos barrios, villas y asentamientos incorporados al Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) carecía de conectividad, y que la principal forma de acceso a internet era a través del uso de datos móviles.

En ese sentido, la creciente demanda y necesidad por parte de los sectores más postergados de la Argentina, que se vieron profundizadas en la pandemia, configura la principal motivación de la actual gestión de ENACOM para implementar políticas públicas y federales de largo plazo.

Conectividad para escuelas, centros de salud, hospitales y puestos de seguridad

En esta misma línea, las autoridades del Organismo propusieron conectar escuelas, centros de salud y puestos de seguridad, fundamentales para mejorar la calidad de vida de todas y todos, a través del financiamiento del 100% de las obras y del equipamiento y los accesorios necesarios que aseguren conexiones de alta velocidad.

Hasta el momento, se han conectado 252 escuelas, 141 centros de salud y hospitales y 83 puestos de seguridad.

Paralelamente, ENACOM creó un programa para llegar con Internet satelital a instituciones públicas de zonas rurales y que así reciban un servicio de calidad para llevar cobertura de telefonía e Internet móvil a pueblos que no contaban con ese servicio.

El Ente financia el 100% de las antenas de 4G en localidades de hasta 500 habitantes, que no están incluidas en las zonas a las cuales las empresas privadas están obligadas a invertir y prestar servicios, a través del “Programa de Conectividad en Zonas Adversas y Desatendidas, Localidades Rurales y Comunidades Indígenas”.

Por otra parte, el Servicio Universal se implementa por medio de programas determinados por la autoridad de ENACOM, cuyos fondos asignados llegan a las y los beneficiarios en forma de Aportes No Reembolsables (ANR) o bonificaciones, teniendo en cuenta las características y alcances de sus proyectos.

Te Puede Interesar