Demoras de varias horas

¿Chile está preparado para el turismo receptivo argentino?

Desde Argentina advierten que las demoras para cruzar por el Paso Internacional Cristo Redentor se debe a los complejos procesos aplicados por Chile. Molestias.

Por Cecilia Zabala

No es una novedad: las demoras para cruzar a Chile por el Paso Internacional Cristo Redentor son una constante casi todos los veranos. Las esperas siguen superando las siete horas. En el medio hay acusaciones cruzadas entre autoridades argentinas y chilenas que se echan la culpa por la situación que afecta a miles de turistas. Desde hace días quienes deseen cruzar al vecino país deben esperar en interminables filas y hasta el momento no hay indicios de que esto pueda resolverse en lo inmediato. "Hay que preguntarnos si Chile está preparado para el turismo receptivo argentino", señalan desde Argentina.

Para tener un panorama de la situación en la alta montaña a la altura el Corredor Internacional de la Ruta 7, basta decir que en la jornada de ayer cruzaron casi 6.000 personas, entre las que lo hicieron en autos particulares y micros, pero estuvieron más de siete horas en la fila para cruzar la frontera.

Embed

Ante esto, desde Chile argumentan que la situación se debe a "la falta de funcionarios de AFIP Argentina, razón por la cual no se han podido habilitar casetas adicionales para una atención más expedita".

https://twitter.com/CFLosLibertador/status/1610050318670172164

Mientras que desde Argentina advierten que los controles para ingresar a Chile son intensivos y se demoran. "Hay que preguntarnos si Chile está preparado para el turismo receptivo argentino", cuestionó Justo José Báscolo, jefe del Centro de Fronteras y Coordinador del Paso Internacional Cristo Redentor.

En diálogo con Radio Andina (90.1), Báscolo lanzó críticas al funcionamiento de la frontera en el lado chileno. "Hay que resolver una ecuación para llegar a un sistema óptimo. Más que infraestructura hay que mejorar los procesos", sostuvo.

"No hemos avanzado en la simplificación de procesos", advirtió. "Lo que nos falta es el control simplificado aduanero entre los dos países. No lo hemos podido lograr porque los organismos pares no se ponen de acuerdo y no podemos avanzar informáticamente.", dijo Báscolo a la vez que indicó que "en la práctica migratoria si se avanzó".

"Aduana Chile y Aduana Argentina no encuentran la forma de instrumentar el control simplificado. Y, si bien dseñaló que los controles implican una demora por la requisa de los vehículos, sostuvo la necesidad de "descomprimir".

"Chile tiene una metodología de trabajo con controles que son muy rigurosos. No se requiere gran cantidad de funcionarios de Aduanas, hay que buscar la forma de descomprimir", sostuvo Báscolo.

Luego de tres veranos en los que hubo una merma drástica en la cantidad de personas que cruzaron a Chile, producto de la pandemia, este verano la situación volvió el flujo habitual. "La experiencia post pandemia nos está indicando que hemos vuelto a la situación de años anteriores", señaló el Coordinador del Paso Internacional Cristo Redentor. A esto se han sumado situaciones "irregulares", como el cierre por mal tiempo, una protesta de trabajadores de frontera que duró algunas horas, entre otras.

Embed

Te Puede Interesar