Don Máximo, el anciano con coronavirus que traspuso 3 barreras sanitarias y nadie lo detuvo