Estremecedor: así escapan bomberos de las llamas en las sierras cordobesas