jueves 22 sep 2022
Estado de Sitio

Trabajadores e ingresos en jaque por la inflación

La inflación de julio, la más alta en 20 años, pone en jaque las políticas de ingresos de los trabajadores. Una mirada a la realidad del sector pasivo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 12 de agosto de 2022 - 09:27

polCon la agenda tomada por el índice inflacionario de Julio que confirmó con su 7.4% que es de lejos el peor registro en 20 años se abre una etapa dónde el nuevo y ministro y su equipo deberá trabajar fuertemente en bajar la tensión y que los números de julio y agosto no se transformen en una bola de nieve imparable, que arrase los ingresos de los trabajadores y jubilados hasta un piso irrecuperable.

Pero además plantea la necesidad de junto con ordenar la macro y anclar expectativas trabajar en la recuperación de ingresos con medidas extraordinarias como la que se tomó con las jubilaciones y que de alguna manera deberán ser trasladas a los trabajadores en actividad a sabiendas de que las paritarias no alcanzan por la enorme dispersión de las fortalezas de las representaciones sindicales.

La diferencia entre los haberes de los trabajadores y trabajadoras pasivos del de los activos es que el Ejecutivo o el Estado tiene el 100 por ciento del control de las remuneraciones por lo que dictamine se cumple. Lo mismo pasa en el caso de los trabajadores del Estado pero en el caso de los privados los factores son múltiples que van desde la capacidad de los empresarios a poder hacer frente a una suma fija a como sea la relación entre empleados y empleador. Nadie tiene dudas que las grandes empresas de muchos sectores están en condiciones de dar un aumento o bono de suma fija, pero también hay otros escenarios conformados por pymes, mipymes y comerciantes a quienes cumplir con el decreto se les haría cuesta arriba por más que entiendan y hasta apoyen la necesidad de recuperar los salarios de sus trabajadores.

Por la razón de que el Estado tiene el 100 por ciento del control de los haberes de los pasivos es que se pueden implementar políticas que permitan que los haberes, de por sí magros, no pierdan por lo menos con la inflación de IPC, algo que se puedo lograr con la recuperación de la fórmula de movilidad jubilatoria y la persistencia a acompañarla con pagos extras más conocidos como bonos que viene llevando como política esta gestión desde su asunción.

Según un estudio publicado por el Centro de Economía Política Argentina los haberes jubilatorios “al realizar la comparación la inflación del período desde donde se aplica la nueva forma de actualización durante 2021 se observa que la primera actualización significó un incremento de 8,07%, mientras que la inflación alcanzó 12,92%, pero desde la segunda en adelante, el resultado se invierte: 12,12% vs 10,98%, 12,39% vs 9,27% y 12,11% vs 10,12%.

Es decir, tres de las primeras cuatro actualizaciones jubilatorias de 2021, resultantes de la fórmula votada a finales de 2020, lograron superar la inflación (junio, septiembre y diciembre 2021).

Una cierta cantidad de jubilados y jubiladas tendrán un aumento por algunos meses.
Con la inflación de julio superando el 7 por ciento el Gobierno, por ahora,  solo ha anunciado mejoras para los trabajadores pasivos

Con la inflación de julio superando el 7 por ciento el Gobierno, por ahora, solo ha anunciado mejoras para los trabajadores pasivos

Vale recordar que, para compensar el desfasaje de la primera actualización de movilidad, el Gobierno incluyó dos bonos de $1.500 pagaderos en abril y mayo de 2021 para jubilaciones de hasta $30.856. Para compensar el segundo trimestre, se pagó un bono de $5.000 en agosto. Finalmente, en diciembre de 2021, los jubilados percibieron hasta $8.000, cobrando no menos de $37.062.

La fórmula permitió mejorar el derrotero de la evolución del haber, logrando que el 2021 cierre con 52,67% de actualización contra 50,79% de inflación. Con la fórmula anterior la actualización hubiese sumado 49,6%.

En 2022, la primera actualización sumó 12,28%, pero la inflación superó dicho guarismo y se ubicó en 16,07%. En el segundo trimestre, y con una inflación creciente, la segunda actualización del año, (de 15,0%) no logró superar la evolución de precios del período que alcanzó 17,3%. Para compensar lo sucedido, se decidió implementar un bono de $6.000 pagadores en abril. Luego de ello, y con el objetivo de equiparar el Refuerzo de Ingresos anunciados para desocupados/as, trabajadores/as de casas particulares, y demás, se decidió incorporar un segundo monto, pagaderos en mayo, de $12.000.

La tercera actualización alcanzó 15,53% y si se cumpliesen los pronósticos del REM (20,0%) quedaría por debajo de la evolución de precios. Para compensar la situación, se impulsó un bono de $7.000 mensuales (que irá decreciendo progresivamente hasta $4.000 que cobrarán quienes tienen ingresos de hasta dos haberes mínimos)para el período septiembre a noviembre”

Un dato que todavía discuten dirigentes políticos es si esta fórmula de movilidad es mejor o peor que la anterior que rigió durante la última parte de la gestión anterior, el CEPA pone fin a ese debate con números “La actualización jubilatoria, en caso de haberse mantenido la fórmula votada a finales de 2017 (70% inflación y 30% salarios) hubiese sumado 49,6% en 2021 y 40,8% en lo que va del 2022. Asimismo, con la nueva fórmula, ese valor ascendió a 52,7% en 2021 y 49,2% en lo que va del 2022”.

Conocido el dato de inflación ayer y de ingresos en los últimos días por parte del INDEC genera en el Ejecutivo la problemática de encarar la mejora de los salarios de los trabajadores registrados, autónomos, monotributistas y no registrados, lo que significa que no alcanza solo con paritarias abiertas en forma permanente o un bono por decreto que a muchos de ellos no alcanza. La política de recuperación de ingresos para los 5 millones de trabajadores no registrados que reconoce el INDEC más los millones de monotributistas pasa por controlar la inflación y los precios de los artículos esenciales y revitalizar el mercado interno del cual se nutren los ingresos de muchísimos de ellos.

Te Puede Interesar