Opinión

Republicanismo, una historia que Javier Milei desconoce

El pensamiento de Juan Bautista Alberdi, es la guía de historia de Javier Milei. Sin embargo el presidente demuestra día a día que solo es una postura.

Por Marcelo López Álvarez

Si hay algo que se escribe cada amanecer es el guión de la vida, de los acontecimientos que nos rodean. Sin embargo, como las sociedades se reescriben a lo largo de la historia (excepto algún acontecimiento impredecible) parte de esa historia diaria se puede prever.

El colectivo pasará a tal hora, a esta otra la profe de lengua entrará al aula y saludara y seguramente antes de las 8 el kiosquero venda su primer café con raspada. Durante 10 años en este espacio ( como tantos colegas en los suyos) hicimos abuso de esa previsibilidad e intentamos analizar la política y la economía con cierta previsibilidad viendo la actualidad y la historia. Reflejando los hechos y estudiando los números, muchas veces acertamos el camino, otras lo erramos. Sin embargo uno de esos acontecimientos imprevistos, con nombre y apellido cambió esa previsibilidad. Javier Milei altera todos los sentidos de análisis poniendo en riesgo no una u otra matrix sino la vida diaria de millones de ciudadanos que cada mañana construyen la Argentina.

El rechazo del DNU por parte del Senado le dio un baño de realidad al Ejecutivo sobre los límites que sabiamente, Juan Bautista Alberdi primero y más tarde los Constitucionalistas con los escritos del procer como base, establecieron a través del republicanismo y la institucionalidad de la Constitución.

Tres poderes independientes, con características de origen y legitimación distinta pero que se auto controlan y regulan entre sí. Una sabiduría fundacional tomada de las grandes democracias que Javier Milei y sus seguidores no comprenden ni entienden.

Los legisladores que rechazaron el DNU, al igual que los gobernadores que no acompañaron o acompañan esa norma tienen la misma legitimidad que el Presidente de la Nación y sus votantes esperan que actúen en consecuencia con su idea y sus votos. Y eso fue lo que pasó.

En la paleta de actitudes e ideas ridículas del Presidente, pocas tienen tanta incoherencia como alabar a Alberdi y no entender el funcionamiento de los poderes constitucionales.

En busca de un salvavidas para Milei

El segundo círculo del Ejecutivo que entiende el funcionamiento de la política y el sistema democratico comenzó rápidamente a tender puentes con los bloques más afines de diputados, UCR y PRO en una primera instancia, en busca de consolidar una fuerza que le permita defender en DNU -o por lo menos tener una derrota digna- y garantizar la aprobación de la recortada Ley Bases y el paquete fiscal.

image.png
Guillermo Francos toma la posta de las negociaciones. En la foto con los legisladores del PRO. Todos se preguntan cuál será el final de la historia cuando Javier Milei tenga que decidir.

Guillermo Francos toma la posta de las negociaciones. En la foto con los legisladores del PRO. Todos se preguntan cuál será el final de la historia cuando Javier Milei tenga que decidir.

Claro que todos estos esfuerzos pueden chocar con un paredón enorme cuando los negociadores lleguen a los escritorios de los Hermanos Milei para comentar los posibles avances.

Las barajas están en el mazo, pero el grave problema que tiene el Ejecutivo es que siempre quiere que le toquen los ases, y ni el juego, ni la política, ni la vida funcionan así.

El Ministerio de Economía, que se está transformando lentamente en la casa de Pinocho, volvió a cantar truco con un ancho falso. El anuncio del superávit de fiscal de febrero tiene las características del de enero o quizás aún peores, porque la sensación generalizada es que no solo se logro pisando pagos (como en enero) sino que se forzaron algunos números después de que un organismo absolutamente técnico y de reconocida seriedad como la Oficina de Presupuesto del Congreso advirtiera que febrero cerrar con déficit.

El Ministro y el Presidente suman horas en la red social X donde construyen realidades paralelas, calculan inflación con boots que toman precios diarios o imaginan como nuevas políticas comerciales de supermercados a pesar que tienen 20 años.

Entre ambos imaginan -según confesó el presidente- un pool de créditos que llegarian a los 15 mil millones de dólares para levantar las restricciones cambiarias.

Es tan parecido al gobierno de Mauricio Macri cuando Caputo armó la estafa y fuga más grande y rápida de la historia argentina, que sorprende que tan pocos especialistas y ciudadanos se dan cuenta.

Máxime cuando la operación que trama ahora el Ministro con la complicidad del Milei Presidente fue perfectamente denunciada y explicada por el Milei Candidato

Embed - Javier Milei responsabiliza a Luis Caputo por el "desastre monetario" del Banco Central

La inflación también entra en un cono de sombras y de polémicas entre los números que el Presidente festeja en la red social y lo que marcan los estudios serios en línea de cajas de diversas cadenas.

En la segunda semana de Marzo los precios de alimentos y bebidas subieron entre 3 y 3.5 % según las consultoras desacelerando un par de décimas respecto a la primera semana de marzo pero creciendo respecto al cierre de febrero y acumulando casi 7 puntos en las primeras dos semanas de marzo.

Demasiados frentes abiertos para un gobierno que le cuesta hacer política y buscar los mínimos consensos incluso dentro de su propio espacio.

Te Puede Interesar