Fallo

La Justicia resolvió suspenderle los haberes al juez Romano

El Consejo de la Magistratura decidió por unanimidad interrumpir el pago del salario al suspendido camarista mendocino, prófugo en Chile de la justicia argentina y procesado por delitos de lesa humanidad en la dictadura.

Por Sección Judiciales

El Consejo de la Magistratura de la Nación resolvió esta mañana, por unanimidad en plenario extraordinario, interrumpir el pago del salario al suspendido camarista mendocino Otilio Romano, por no haberse presentado a derecho a las citaciones relativas al inicio del jury de enjuiciamiento que se practicará en su contra y estar en calidad de prófugo de la justicia argentina.

Otilio Romano viajó a Chile y pidió refugio tras conseguir una visa temporaria, apenas fue suspendido por el Consejo por estar procesado por más de un centenar de casos relativos a delitos de lesa humanidad en la última dictadura.


El plenario del Consejo de la Magistratura había sido convocado por su titular, Mario Fera, por la "intención evidente del Dr. Romano de abstraerse del proceso judicial en trámite así como del proceso de remoción".

"Un juez que se fuga no tiene derecho a cobrar su sueldo cuando no comparece a la Justicia, porque si no le estaríamos financiando su contumacia", dijo Hernán Ordiales, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, quien presentó una denuncia contra Romano por haberse fugado.

Romano está suspendido en su cargo, por lo puede cobrar su sueldo mientras no sea removido, pero ante la especial situación de evadir la Justicia en el Consejo señalan que eso es motivo suficiente para quitarle el haber.

Romano está procesado y camino a juicio oral por convalidar 107 hechos de lesa humanidad, como secuestros, torturas, homicidios y robo de bienes, entre 1975 y 1983 cuando fue fiscal federal y juez subrogante de Mendoza.

Por esos hechos el Consejo lo suspendió en el cargo y lo envió a juicio político el 25 de agosto pasado, un día después de que Romano se fugara a Chile, donde solicitó asilo. En tanto, el Gobierno de Sebastián Piñera le otorgó una visa por ochos meses.

El suspendido juez debía presentarse ante la Justicia de Mendoza pero no lo hizo y el fiscal de Cámara de la provincia, Omar Palermo, pidió su captura internacional.

El juicio político estará a cargo del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación, que ya inició los primeros pasos de la causa -le designó defensora oficial o Romano y le corrió vista de la acusación- y prevé comenzar el proceso entre noviembre y diciembre próximo.

Además de la acusación por supuestamente convalidar delitos de lesa humanidad, Romano fue denunciado ayer por Ordiales y el diputado Moreno, por haberse fugado del país y, a pesar de esta situación y para cumplir con el procedimiento habitual, pidieron que sea citado a declarar.

Fuente: El Argentino

Te Puede Interesar