Nuevas excavaciones en busca de los restos de Marita Verón

Gendarmes y policías de la Provincia de La Rioja allanaron una vivienda que pertenece a familiares de dos imputados por el secuestro y desaparición de María de los Ángeles Verón en busca de posibles restos de la joven.

Por Sección Judiciales

El allanamiento en busca de los restos de María de los Ángeles Verón se concretó ayer en el barrio 12 de Junio, en la vivienda de los padres de Cinthya Paola Gaitán, quien afronta junto a otros doce procesados el juicio oral en Tucumán por el raptó de Verón.

Gaitán y su esposo, Carlos Luna, quedaron acusados en la causa como regentes de prostíbulos de La Rioja en los que al parecer fue sometida Verón a explotación sexual.

Las fuerzas de seguridad actuaron por disposición de la justicia de Tucumán y bajo la supervisión del juez penal de La Rioja, Alejandro Arce.

Arce relató que había recibido un exhorto de su colega de Tucumán, Víctor Pérez, para allanar la vivienda de los Gaitán.
Carlos Luna presenció el allanamiento y dijo a la prensa riojana que allí "viven mis suegros". En el domicilio se encontró un automóvil cuya patente tenía pedido de secuestro en los registros policiales.

La excavación de ayer se sumó a las que tiempo atrás hizo la justicia en otros sitios de la capital, en Córdoba y en Villa Unión, 280 kilómetros al oeste de la capital, mientras se instruía la causa.

En declaraciones desde Tucumán a la radio FM Fénix, la madre de Verón, Susana Trimarco, señaló que estaba dispuesta a viajar a La Rioja a "desarmarle el negocio a estos atorrantes" y "corruptos".

Trimarco también cuestionó al intendente de la capital, Ricardo Quintela, al señalar que "está habilitando burdeles donde explotan sexualmente a chicas menores de edad".

La madre de Verón criticó además al juez de instrucción Daniel Barría que "se hace el santo ahora" pero defendía a los "delincuentes que ahora están en el banquillo de acusados".

Trimarco reconoció que "nadie sabe qué hicieron estos delincuentes con mi hija, pero todos en La Rioja saben que Marita estuvo" acá.

Marita Verón, oriunda de Tucumán, desapareció el 3 de abril de 2002 cuando tenía 23 años y se presume que fue secuestrada por tratantes de personas para obligarla a ejercer la prostitución. Desde febrero se juzga a trece personas por su desaparición.
 

Te Puede Interesar