PANDEMIA

Junio marcó un leve descenso en la cantidad de contagios y muertes por Covid en Mendoza

Las estadísticas están lejos de ser ideales o de darle tranquilidad a cada mendocino, pero al menos son un leve alivio entre tanto drama que se vive en todo el país por la segunda ola de Covid-19, que se está llevando tantas vidas y dejando secuelas en muchas familias.

Lo cierto es que durante el mes de junio se registró un leve descenso tanto en la cantidad de contagios como de muertes a causa del Covid en la provincia. Pero, de ninguna manera esto puede ser un dato para celebrar o dejar de lado las medidas de autocuidado ya que los números siguen siendo alarmantes, en medio de un sistema de salud que trabaja bajo presión y médicos, enfermeros, camilleros, etc, que ya llevan más de un año de gran desgaste.

Durante el mes que pasó, en Mendoza se registraron 21.616 casos de Covid. Poco más de 5.000 casos por debajo de los 26.682 notificados en mayo y apenas 500 casos menos que los 22.119 de abril de este año. Los números son similares a los de octubre del año pasado, cuando se registraron 21.292 contagios, marcando el pico de la primera ola.

En cuanto a la cantidad de muertes a causa del coronavirus, durante junio 685 personas perdieron la vida, mientras que en mayo se registraron 764 fallecimientos. Esto muestra un dato negativo ya que la cantidad de decesos no bajaron al mismo ritmo que la cantidad de contagios. Mientras en mayo, fallecieron el 2,8% de los contagiados, en junio los decesos fueron el 3,1% de los contagios.  

Otro dato que subyace es la baja de la tasa positividad (el porcentaje de test positivos sobre el total de hisopados que se realizan), que fue del 29.24%, aunque sigue estando en niveles críticos, pero con un descenso de 3 puntos porcentuales respecto a mayo, que superó el 32%. Cabe aclarar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el índice de positividad sea del 10% o menos. Esto tiene dos lecturas: o en Mendoza se realizan menos testeos de los que se debieran realizar o la cantidad de contagios es más que crítica.

La alta positividad también se explica porque en Mendoza solo se testea a quienes presenten dos o más síntomas. Esto también representa un problema porque puede haber muchos asintomáticos haciendo vida "normal" y esparciendo el virus. 

Además, hay que advertir que muchos pacientes, ante la presencia de síntomas se autodiagnostican y se aíslan, sin notificar al sistema de salud su contagio. 

En lo que va de los meses de pandemia, con el primer caso detectado el 19 de marzo de 2020, Mendoza acumula 139.591 contagios y  3.295  fallecidos.


Te Puede Interesar