sábado 6 ago 2022
Covid-19

Por el momento, Mendoza sigue en la misma fase: Suarez afirma que bajó la movilidad

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los primeros indicios llegaron de parte del vicegobernador, Mario Abed. "Es una evaluación diaria. Entendemos que en la última semana registramos mucho menos circulación, por lo que podemos mejorar esta curva. La única manera de salir de esto es cuidarnos, ese es el camino, convivir con el virus", señaló el funcionario. Aunque aclaró: "Si no tomamos conciencia, llegará una decisión más restricta".

En la misma línea discursiva se mostró el gobernador, durante un encuentro virtual organizado por Amcham Argentina, dentro del ciclo Moving Forward. "Hemos notado que hubo una baja en la movilidad en Mendoza durante los últimos días, en la etapa de aislamiento voluntario que hemos denominado", remarcó.

El dato que maneja el Ejecutivo es que la gran mayoría de los contagios diarios representan a personas jóvenes, que no requieren generalmente ser hospitalizadas, por eso apuntan a ese sector con el mensaje de "responsabilidad individual" y salir sólo si es estrictamente necesario. "Los menores de 30 años son los que más circulan en la calle. Ellos llevan el virus a sus casas y contagian a los mayores", alertó el primer mandatario.

De allí surge el concepto oficial de que mayores restricciones no representarían menos circulación viral, ya que la transmisión se produce principalmente en las actividades no permitidas, como las reuniones clandestinas, donde no suelen respetarse las medidas de prevención y distanciamiento.

"Creo que las reuniones clandestinas de jóvenes agravaron el tema y la población subestimó la gravedad del asunto. Eso llevó a que aumente la circulación y esperamos que ahora baje la curva y la gente se quede en su casa", proyectó Suarez.

El análisis del gobernador se centró en un presunto "relajamiento social de las normas", a raíz de los pocos casos de coronavirus que registró Mendoza en los primeros meses, situación que de algún modo dotó a la ciudadanía de una "confianza" que, según su visión, "ahora está cambiando".

Pese a que tanto él como la ministra de Salud, Ana María Nadal, alertaron sobre la situación crítica en cuanto a disponibilidad de camas de terapia intensiva y los recursos humanos, Suarez se mantiene -momentáneamente- en la estrategia de equilibrar sanidad y economía. 

Te Puede Interesar