"Para endeudarse hoy, el Gobierno debe priorizar obras y buscar financiamiento local"

Por Sección Economía

Financieramente, Mendoza debe resolver una situación delicada que la pone entre la espada y la pared: el no de la Legislatura a su pretensión de contar con un presupuesto 2020 con endeudamiento y roll-over, y por otra parte, ante el convulsionado escenario internacional, en caso de poder acceder a crédito, si es sustentable tomarlo en dólares.

"La situación internacional afecta a Argentina, y a Mendoza en particular. Respecto al presupuesto, sabemos que endeudarse en dólares es una receta bastante complicada, ya que entre diciembre de 2015 y 2017 la Provincia incrementó su deuda consolidada en un 400% producto de un crédito de 500 millones de dólares que asumió el gobierno de Cornejo en 2016", analizó el economista Dante Moreno, que mensualmente elabora análisis comparativos de la macro local y nacional.

Para Moreno "tener deuda en dólares, bajo legislación de Estados Unidos, y sin contar con la mínima posibilidad de mantener variables económicas como el tipo de cambio, genera esta situación de incrementar potencialmente el pasivo en pesos. Endeudarse en moneda norteamericana es pegarse un tiro en el pie".

Respecto al impacto del complicado contexto mundial en la economía mendocina, el economista que asesora a legisladores justicialistas advierte que lo sentirán las regalías petroleras y tambien las exportaciones. "Pensemos que China está casi cerrada al comercio, que representa casi 20% a nivel mundial, y al turismo. A nadie escapa que varias de las principales bodegas están en manos de grupos internacionales que exportan a todo el mundo un volúmen que va a reducirse con China como principal mercado.   Lo del petróleo también es importante: la discusión entre Arabia Saudita, Rusia y países productores generó una crisis sobre las perspectivas acerca del precio del barril". 

Un endeudamiento selectivo ante el riesgo de default

¿Cómo destrabar la discusión legislativa respecto a la toma de deuda? "La postura de ver proyecto por proyecto y buscar financiamiento alternativo es un camino, aunque al Gobierno no lo convenza; hay obras que deberían realizarse en un plazo determinado, pero además el Gobierno no ha sido claro y debe detallar las que tienen prioridad estratégica, que tienen impacto social, y cuáles pueden financiarse a nivel local. Eso exije más trabajo", consignó el economista, que observa contradicciones entre variables macro proyectadas en Mendoza versus las nacionales.

Por ejemplo, a partir de la pauta de crecimiento negativo, un IPC del 34%, un dólar a $77 del presupuesto mendocino 2020, Moreno se cuestiona: "¿quién puede asegurarme que sean estables cuando al mismo tiempo el Banco Central plantea una inflación del 42% y un tipo de cambio de $82?".

En cuanto a las condiciones de acceso al crédito, el país aún no disipa el fantasma el default. ¿Es mejor que un mal arreglo, como asume el Gobierno nacional? "Por supuesto, porque la macro argentina no ayuda, y además entre los tenedores de deuda están los 5 más grandes a nivel internacional que manejan un volúmen 30 veces superior a la economía del país. Recordemos lo que pasó en febrero con Kicillof en Buenos Aires, que no logró el 75% de adhesión que necesitaba: hoy endeudarse sería a una tasa muy alta, salvo organismos de crédito internacional que prestan a un interés más favorable pero sólo para proyectos estratégicos que son pocos", consideró el analista.

Finalmente, Moreno trazó un paralelismo con el presupuesto doméstico. "Con una devaluación de casi 500% yo le preguntaría a una familia si se endeudaría en dólares aunque sea al 2% anual en 30 años, teniendo que ir a comprarlos todos los meses para pagar. Es muy difícil".



Te Puede Interesar