Combustibles

Naftas en baja: La Premium se derrumba 24,6% mientras que la Súper sube 3,9%

Por Sección Economía

La producción de combustibles mantuvo el sesgo contractivo que acarrea desde el segundo trimestre de 2018 y en los primeros cinco meses de 2019 registró una caída del 6% respecto del mismo período del año pasado, al obtenerse 9.025 miles de m3 . Si bien la todavía elevada base de comparación explica gran parte de la disminución, es posible que las compañías estén optando por los mercados de exportación, lo que reduce la disponibilidad local de productos sin procesar para elaborar combustibles, destaca un informe de IES Consultores. Asimismo, la demanda persiste deprimida en un marco de caída del salario real, aunque el ritmo de incremento de los precios de surtidor comenzó a disminuir debido al acotado movimiento cambiario desde septiembre del año pasado, no exento de volatilidad. Solo las aeronaftas presentan una demanda en alza debido al incremento en la cantidad de vuelos en todo el territorio nacional.

La contracción de la elaboración de combustibles fue homogénea entre los distintos componentes. El gasoil lideró la caída con una disminución del 8% interanual en el acumulado de cinco meses de 2019, seguidas por las aeronaftas que registraron una merma de su producción de 4,9%. Por su parte, la producción de naftas especiales descendió 3,5% interanual.

En cuanto a las ventas de combustibles, se comercializaron 10.106 miles de m3 en los primeros cinco meses de 2019, lo que representa una caída del 3,1% frente al mismo período del año pasado. Respecto de los diferentes componentes del segmento se aprecia un comportamiento en línea con lo que sucede en el resto de la economía.

Las ventas de gasoil sufrieron una merma del 3,1% interanual en el acumulado a mayo de 2019, lo que representa una desaceleración de la caída debido a una cosecha gruesa muy superior a la anterior (recordemos la sequía en 2018).

Por otro lado, el consumo de naftas se redujo un 5,1%, afectado por el deterioro del poder adquisitivo de los salarios, mientras que sigue registrándose una sustitución de la nafta Premium (se derrumbó un 24,6%) por la Súper (creció 3,9% interanual). Por su parte, las ventas de aeronaftas tuvieron un desempeño positivo, con un crecimiento del 6,9% interanual.

Lo que viene

Respecto de la evolución de las principales variables del segmento ingresando en la segunda mitad de 2019, es posible que se produzca una desaceleración de la caída del consumo y la producción de combustibles, de acuerdo con la baja base de comparación de los próximos meses y por una mayor demanda de gasoil para el transporte de una cosecha récord en magnitud, en comparación a la campaña pasada que había sufrido una fuerte sequía. Desde el resto de los sectores de la economía no se aprecia una recuperación de la actividad, por lo que resulta improbable que se produzca un cambio de tendencia en el consumo.

Te Puede Interesar