jueves 29 sep 2022
Política monetaria

Préstamos más caros: Banco Central subió el interés al 71%

Tras subir la tasa pasiva, la activa encareció los préstamos 9 puntos. El CFT ya supera el 125%. Es el segundo ajuste en menos de un mes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de agosto de 2022 - 09:59

El interés que los bancos cobran por los préstamos o el uso de tarjeta de crédito ya es un poco más caro. Es el resultado de la decisión del Banco Central de elevar del 62 al 71% la tasa activa a empresas para capital de trabajo, mientras que los personales afrontarán desde ahora más del 125% anual de costo financiero.

Es la segunda vez en menos de treinta días que la decisión de política monetaria del Banco Central afecta a los consumidores: a fines de julio, había llevado esta tasa del 57% al 62%. Es decir, en una quincena el costo de tomar préstamos se elevó 14 puntos.

De la mano de esta suba de tasas pasivas, las tasas activas (que cobran los bancos por los préstamos dados) también se encarecieron. A las empresas les costará más financiarse: por ejemplo, las líneas de capital de trabajo pasaron a tener una tasa de 69% y el costo las de inversión productiva creció hasta el 59%, desde un nivel de tasas que se mantenía en 50% anual.

Lo dicho: también será más pesado "tarjetear", y se espera que repercuta en consumo, ya que la medida del BCRA aplica para el financiamiento de los resúmenes de tarjetas de crédito. A la tasa de 71% anual fijada por el organismo, los bancos le suman impuestos y otros gastos financieros, por lo que aquellos que no salden el total del resumen de su tarjeta, deberán afrontar un Costo Financiero Total por encima del 125%.

En realidad es un coletazo de la decisión del Banco Central de encarecer el costo del dinero para poder "empardarle" a una inflación que, con el 7,4% en julio, ya se proyecta anualizada en torno al 90%. Y si bien se busca aplacar al mercado cambiario e incentivar el ahorro para "secar" la plaza de pesos (con una TEA para plazos fijos de casi 97%) se espera que en definitiva dificulte el financiamiento, con consecuencias complejas para una economía que siempre está ávida de crédito.

Te Puede Interesar