El difícil sueño de la casa propia

La construcción, sin techo: ¿cuántos sueldos se lleva un m2?

Este mes ya es casi 7% más caro en Mendoza. Cuánto incide la mano de obra y cuáles son los precios de materiales de construcción que más aumentaron.

Por Miguel Ángel Flores

Que el proyecto de la casa propia exige personas con nervios de acero y dispuestos a hacer malabares con el presupuesto es una verdad indiscutible. Basta ponerle números al costo de la construcción cada mes, con precios y mano de obra cada vez más caros: con el 6,8% en noviembre, el metro cuadrado en Mendoza ya es 67,4% superior al valor con el que empezó el 2022.

Respecto al precio de los materiales, algunos como los áridos (arena y ripio) se mantuvieron. Otros como el cemento siguen un ritmo del 5/6% mensual, y también hay casos particulares: el ladrillón a granel, luego de una suba del 30% en los primeros 9 meses del año se mantiene estable desde octubre.

"Hubo un incremento importante de la mano de obra, retroactivo a octubre. Y con otro este mes, suman aproximadamente un 15%. Ha sido el factor con más incidencia", explicó Daniel Dimaría, presidente del Centro de Ingenieros de Mendoza, a cargo del relevamiento sobre los principales ítems que explican esa variación sostenida.

Fue 9,1% la suba de la mano de obra, casi el doble de lo que treparon los precios de los materiales. Un combo complejo para hacer rendir el capital destinado a la construcción.

Sobran m2 al final del sueldo

Así, de acuerdo al modelo que toma el relevamiento mensual de la entidad, para levantar una vivienda considerada económica de hasta 61 m2 en Mendoza hay que pensar en $155.223 por unidad.

Claro, si el proyecto apunta a una construcción con materiales de mejor calidad y un poco más amplia, el presupuesto sube bastante. Así, una vivienda de 136 m2 parte de un valor de $234.203 al menos hasta noviembre.

Con todo, basta un cálculo simple para entender la brecha entre el costo de construír y lo cada vez más exiguo que parece el salario. Es que, a la luz de las cifras actuales, el presupuesto global oscila de $9,4 millones y cerca de $32 millones. O sea, la brecha por calidad y dimensiones se amplía cada vez más.

Si tomamos los $57.900, el SMVM (Salario Mínimo Vital y Móvil) vigente a este mes, significa que se necesitan entre 2,7 y 4 sueldos por m2. Para terminar y concretar el sueño de la casa propia, habrá entonces que contar con casi 165 salarios mínimos en el mejor de los casos, o hasta el equivalente a 550 si la pretensión es algo superior.

Para colmo, a diferencia de otros momentos, dejó de ser tan "rendidor" contar con un capital en dólares. Ni más ni menos que por la inflación de los precios en esa moneda.

Al respecto, y frente a un incremento que en el caso del tipo informal o "blue" superó el 5,6%, Dimaría resaltó que "en dólares también las cosas aumentan. Cada vez es más complicado construír aún para aquéllos que tienen ahorros en esa moneda".

Con ese panorama, el valor de un m2 al tipo de cambio oficial oscila de u$d 1.040 a u$d 1.570 de acuerdo al tipo de construcción. Mientras que si se toma el blue va de u$d 562 a u$d 848 por unidad construída.

Lo que más aumentó

Vale repasar los capítulos más relevantes para entender esos números. Y hacer salvedad del ladrillón, que a diferencia de otros precios de insumos se mantiene estable y es la gran excepción a la regla.

Dimaría lo atribuye a la modalidad de producción de los hornos en el polo ladrillero que es Las Heras. Y también a la estacionalidad.

Según el profesional "tienen capacidad de acumular y hacer mucho stock de ladrillos, lo que les permite mantener el precio. Pero cuando llega el frío siempre hay un incremento importantísimo".

Como es costumbre, todos los precios de materiales dolarizados empujan hacia arriba. Entre ellos, los materiales de plástico (caso caño cloacal de PVC, un 8,9%), y de acero y hierro que dependen de la importación.

Es el caso de la chapa galvanizada, que con el 4% en noviembre ya cuesta $930, casi el doble que a principios del 2022. O el hierro del 10´, que subió 5,8% intermensual.

En orden ascendente de precios, la lista muestra que la pintura tipo látex por 20 litros se encareció 8,5% en el mes, para superar los $21 mil. Y el tablero fenólico de 18 mm, un 10,2%, ubicándose en cerca de $7.500 por unidad.

Por su parte, los cables, por el componente de cobre también atado al valor dólar, subieron 15,4%. Algo parecido ocurrió con la grifería para ducha, que con un promedio de $25.400 es 17% más cara que en octubre.

Pero entre los ítems que más aumentaron en noviembre están los servicios. Un ejemplo es el alquiler de contenedores, que trepó de $8400 a $10.200 de un mes a otro, o sea, 21,4%,al igual que para las compactadoras (15,4% más).

Para Dimaría "se explica en la suba de los combustibles, que prácticamente es todos los meses. Inclusive el sueldo de los choferes también inciden en los fletes".

Lo dicho: la arena de Anchoris se mantiene desde octubre a un promedio de algo más de $23.000 el viaje (6 m3). Sin embargo, venía de un acumulado del 78% desde enero y más que duplica el costo que tenía hace un año ($11.000).

Te Puede Interesar