Sigue la polémica

Alcohol cero: en Mendoza, críticas de provincias vitivinícolas

Funcionarios de distintas regiones advirtieron el impacto de la ley de alcohol cero, calificada como "demagógica". Cuestionamientos al desorden de la "macro".

Por Miguel Ángel Flores

La llamada ley de Alcohol cero, o su cada vez más probable sanción en el Senado de la Nación, no deja de generar ecos. Esta vez, reunidos en Mendoza, referentes de varias provincias vitivinícolas coincidieron en las críticas y hasta en la posibilidad de, como ya anticipó el gobernador Suarez, no adherir a la nueva normativa.

El contexto fue el Foro Vitivinícola organizado por Bodegas de Argentina, con presencia de funcionarios y dirigentes de San Juan, Salta, Neuquén, Río Negro y La Pampa. Y Mendoza fue catalizador de los cuestionamientos a la ley nacional que busca bajar la tolerancia actual de 0,5 grs de alcohol por litro de sangre, como rige actualmente en la provincia.

Luego de que el propio presidente del INV, Martín Hinojosa, remarcara la necesidad de fortalecer los controles viales y la educación más que llevar a cero el consumo de bebidas con alcohol como el vino ("no hay que arrogarse el derecho de dar recetas para solucionar los problemas", señaló), no faltaron referencias al respecto.

Sobre la discusión que se viene en la Cámara Alta, el senador Alfredo Cornejo admitió que luego de un polémico tratamiento en Comisión de Transporte, con la intervención de su par Mariana Juri, "es probable que la ley de alcohol cero se apruebe". Pero insistió en calificarla de "demagógica" y que no solucionará el problema de los siniestros viales.

"Se expusieron argumentos que no fueron rebatidos. Estamos discutiendo en un marco de demagogia", señaló Cornejo, no sin recordar el caso de los hermanitos Kruk, víctimas de un siniestro vial en el que estuvo involucrado un conductor alcoholizado durante su gestión, en 2016.

"Entonces tuvimos reuniones durísimas, donde me pedían una ley de alcohol cero, pero dije que no iba a funcionar. Sí los controles. Esta ley no va a contribuir a reducir los accidentes de tránsito y sí el consumo de vino", acotó el ex gobernador, además de resaltar que desde que rige el 0,5 en Mendoza los accidentes fatales bajaron 50% aproximadamente "algo que ni siquiera pudieron lograr Tucumán o Córdoba con alcohol cero".

Sintonía con Mendoza

Entre las provincias con producción vitivinícola hay similitudes y diferencias. Y con el primer parámetro, la situación de Mendoza resulta comparable a la de Río Negro, donde también se aplica el límite de 0,5 de tolerancia permitida para el consumo de alcohol al volante.

"Creemos que a la ley le hace falta una mirada más amplia y para eso tiempo para discutirla. El alcohol cero va a cambiar muchos hábitos más allá del consumo, también en salidas. Tendrá impacto en restaurantes y la movilización de la gente, quizá no se note en el corto plazo, pero sí en el mediano", dijo el ministro de la Producción de Río Negro, Carlos Banacloy.

image.png
Para el ministro de Producción de Río Negro, la ley de alcohol cero

Para el ministro de Producción de Río Negro, la ley de alcohol cero "necesita una mirada puesta más en la seguridad vial que en la restricción"

Claro que en la región de la Patagonia hay distintos casos. Es que en Neuquén, por ejemplo, en el presente se aplica el alcohol cero como límite en todo su territorio, mientras que para Río Negro es sólo en rutas nacionales.

Para Banacloy "en el mundo el 0,5 ha sido estudiado, y tiene al menos la limitante de una conducción ordenada. También entendemos que se puede separar lo que es una ruta nacional o provincial de lo que es el ejido urbano; en ese sentido la legislación debe ser el ámbito para discutir velocidades máximas en la ciudad, donde hay más accidentes, y poner la mirada mucho más en la seguridad vial que en la restricción".

"El Gobierno busca un pico de popularidad"

Sin réplica a las críticas de la senadora del FDT por Mendoza y defensora del proyecto, Anabel Fernández Sagasti (había confirmado su presencia pero faltó sin aviso), las críticas contra la ley de alcohol cero arreciaron en el transcurso del Foro vitivinícola realizado en Mendoza.

Durante el evento, también el ex gobernador, precandidato y referente del peronismo tradicional por Salta, otra reconocida provincia vitivinícola, Juan Manuel Urtubey, se pronunció en contra.

"Es una mala ley, parte del "realismo mágico" para solucionar problemas en Argentina. Con esto el Gobierno busca un pico de popularidad, pero la lógica de la prohibición no sirve. Sin embargo, nadie puede justificar, y es éticamente repudiable, que una persona maneje borracha", enfatizó Urtubey.

La "macro" bajo la lupa

Y si bien fue el tema casi excluyente, los representantes de distintas provincias no se ahorraron cuestionamientos a otros aspectos que se sienten en la producción como las variables de una macroeconomía en crisis. Sobre todo para una vitivinicultura que en gran parte del área productiva busca diversificarse para seguir a flote.

Hubo incluso una suerte de llamativa autocrítica de un funcionario nacional, acerca del "desorden" fiscal actual.

Para Santiago Hardie, secretario de Agricultura Familiar "claramente se necesita una macro más ordenada, no con los tres o cuatro tipos de cambio actual. En estas condiciones, la vitivinicultura es un milagro, como un F-1 andando en calles empedradas".

A propósito de diversificación, su par de San Juan, Ariel Lucero, lo ejemplificó con la experiencia de la provincia vecina en relación a la minería. Y destacó que "cuando se buscó diversificar no fue vitivicultura o minería, sino vitivinicultura y minería".

Asimismo, Lucero reconoció haber expuesto su preocupación al secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, y el ministro de Economía Sergio Massa, sobre los principales indicadores macroeconómicos. "Si logramos equilibrarlos sin duda estaremos mejor", aseveró.

En ese sentido, Facundo López Raggi, ministro de Producción de Neuquén, reconoció que la provincia "es energética (sobre todo el petróleo con Vaca Muerta) y nueva en vitivinicultura" a partir del polo de 1.700 hectáreas en San Patricio del Chañar. Y apuesta al enoturismo, además de gestionar inversiones en infraestructura: básicamente, caminos rurales, malla antigranizo y riego.

A su turno, el director de Competitividad de La Pampa, Nicolo Cavallaro, coincidió con su par de Salta, en la necesidad de incentivar el desarrollo con el apoyo de políticas públicas.

Te Puede Interesar