Entrevista

Felipe Staiti ante la vuelta de los Enanitos Verdes: "Las canciones son de la gente"

El guitarrista del grupo los Enanitos Verdes volverá a tocar con el grupo tras la muerte de Marciano Cantero en 2022.

La Fiesta de la Vendimia de la Capital 2023 tendrá importantes artistas que serán parte de los shows musicales que el departamento desplegará este año. El escenario del Parque Cívico en las dos noches de celebración contará con la actuación de los Enanitos Verdes, en la primera presentación, y Cazzu con DJ Mami, en el segundo encuentro de festejo vendimial.

Tras la muerte de Marciano Cantero en 2022, Felipe Staiti (guitarrista) dio una entrevista tras lo que será el regreso del grupo musical a los escenarios en el marco del show que se llevará a cabo el viernes 17 de febrero en la Fiesta de la Vendimia de la Ciudad de Mendoza 2023.

¿Cómo ha sido el proceso de aprender a convivir con la ausencia de Marciano Cantero?

La partida del Marciano fue una tristeza muy grande, porque si bien es algo que uno vislumbra, que nadie es eterno, cuando sucede es un cachetazo de realidad. Con el Marciano nos unía la música, los Enanitos Verdes. Teníamos un lazo de unión en ella.

Empezar a convivir sin ese lazo es una nueva forma de seguir la vida, porque siempre fue un ladero, un compañero, un tipo que estuvo al lado haciendo los Enanos y, ahora, un poco la historia quedó en mí, porque a la banda la empezamos juntos.

Con los Enanitos siempre fuimos un río, que fluye y nunca es el mismo. A pesar de que la forma se ve igual, el agua pasa y lamentablemente ahora pasó esto. Pero los Enanitos estamos asumiendo esa tristeza y poniéndole el pecho a las balas.

Yo creo que la mejor manera de luchar contra esa ausencia es con más música. Hay un montón de canciones que ya ni siquiera son nuestras, son de la gente. Muchos me preguntan quién va a cantar y entiendo que la voz del Marciano es inigualable, pero sí creo que a las canciones las canta la gente en realidad. Estoy seguro de que si el Marciano estuviera vivo él estaría totalmente de acuerdo. No lo estoy diciendo por una cuestión de conformismo ni nada, pero lo conocí lo suficiente para decir algo que siempre decíamos con Marciano, que la música salva las vidas y nos hace la vida mejor. Los Enanitos estamos con la frente alta y arriba, que vamos a seguir tocando.

¿Qué señal sentiste que te dio fuerzas para trascender la tristeza y mantener vivo el proyecto?

El proyecto lo iniciamos con Marciano hace muchos años. Empezamos a tocar en mi casa, en la calle Gutemberg, enchufados al equipo Shirton que me regaló mi viejo, con auriculares, y fuimos construyendo la historia de los Enanos a través de la vida, mientras nuestras vidas personales iban sucediendo. Ahora, ante la ausencia de Marciano, el río sigue, porque es algo que es nuestra vida y, en mi caso, es mi vida y yo sigo aquí y tengo que seguir haciéndolo, porque es el proyecto de vida. Los Enanitos han sido el proyecto de toda mi vida, llevo tocando con los Enanos más de 40 años, cuando empezamos. Ahora es tiempo de agarrar todas esas canciones, honrarlas en algún punto y hacer nuevas cosas también.

¿En qué estado está ahora el concepto Enanitos Verdes?¿Cómo están conformados actualmente?

En este momento, los Enanitos estamos como rearmándonos, hasta diría que estamos rearmados. Ya hicimos un primer show, que fue el primer show de la vuelta de los Enanos sin Marciano. Fue en Los Ángeles, en un festival que se llama “Bésame Mucho”, es un festival muy grande que se hace en el Dodger Stadium de Los Ángeles, con 60.000 personas. Fue algo súper lindo y emotivo, inclusive se subió a cantar en un momento Rubén Albarrán de Café Tacuba. También, estuvo David Summers de Hombres G cantando una canción y Noel Schajris de Sin Bandera. Las demás canciones las canté yo, con un corista que tenemos de Miami.

En este momento, la formación es con Guillermo Vadalá en el bajo; Jota Morelli en batería, quien ya tiene más de diez años de estar tocando con los Enanitos; y un tecladista, Bosco, que es un mexicano que vive en Miami. Gente muy talentosa.

La verdad que es un espectáculo, porque todos estamos en el mismo tren de decir ‘tenemos que poner la banda en lo más alto’. No le tengo miedo en lo absoluto al desafío. Como decía recién, las canciones en algún punto ya pertenecen a la gente. Hacemos tres acordes y la gente ya empieza a cantar y eso es fantástico. A veces me preguntan quién canta las canciones y es la gente. Los Enanitos estamos en ese lugar en este momento.

¿Cuáles son las expectativas de volver a tocar en Mendoza, luego de toda la tormenta emocional y profesional?

Para mí, hay una cuestión cabalística con Mendoza. Lo digo porque, cuando empezamos a tocar, fue en Mendoza y los primeros conciertos se hicieron acá. Antes de irnos a Buenos Aires, en el ‘83, hicimos un concierto en el Teatro Independencia y fue como decir ‘bueno de acá nos vamos a Buenos Aires’. Después, en Mendoza, hemos tocado muchas veces en las vendimias. Creo que fuimos la primera banda que hicimos, en el ‘88, la Fiesta Nacional de la Vendimia. Ahí, me parece que empezó la moda de poner bandas en la fiesta.

Ahora, en esta oportunidad, que sea Mendoza el lugar donde vamos a recomenzar, a pesar de que ya hicimos ese primer show en Los Ángeles en diciembre, yo lo considero como el reinicio, como ese último show antes de irnos a Buenos Aires en el ‘83 en el Teatro Independencia, como el primer show que hicimos en el Wine Rock en marzo, cuando empezamos la gira después de la pandemia y de estar más de dos años sin tocar. Ahí, arrancamos desde Mendoza y empezamos la gira de los 40 años, donde alcanzamos a hacer México y Estados Unidos. Y, ahora, hacerlo en el contexto de la Fiesta de la Vendimia de la Capital, en Mendoza, de donde somos, donde sigo viviendo, el lugar que amo en la Tierra, me parece totalmente de buen augurio. Va a estar genial, con estos Enanitos “reloaded”, con Guillermo en el bajo, con Jota en la batería, con Bosco en el teclado, con Damián en los coros y con un par de invitados en el coro también, de acá de Mendoza.

Es como ambiguo, pero estoy contento de poder hacerlo y creo que hay que correrse un poco del lugar de Marciano, que no está físicamente con nosotros y hay un montón de cosas que nos hacen tenerlo cerca. Como decía, el lazo que nos unió fue la música y de alguna u otra manera yo sigo unido a él a través de los Enanitos.

¿Cómo será el show y qué otros proyectos se vienen en este año que empieza?

El show de Mendoza, más allá de toda la emotividad que tenga el hecho de que sea acá porque es como tocar en tu casa, va a tener un momento de homenaje para Marciano de parte de los Enanitos, de lo que somos y de su tiempo con nosotros. Obviamente que vamos a estar tocando las canciones que sabemos que la gente quiere escuchar y también las que queremos tocar. Va a ser como el testeo de las canciones que vamos a hacer en lo que venga para este año, que tenemos programadas giras por México y por Estados Unidos. Es el momento de probar algunas cosas y de hacer el test drive de lo que se viene. Lo auspicioso es que sea en Mendoza, es como tomar impulso y salir al mundo. Fuente: Prensa Ciudad Mendoza

Te Puede Interesar