Comunicate con tu felino

Mascotas: aprendé a descubrir el lenguaje corporal de los gatos

Entender el lenguaje corporal de tu gato puede mejorar la comunicación y el bienestar entre tú y tu felino. Descubre lo que tu mascota te está intentando decir.

Los gatos, tienen un lenguaje corporal rico y complejo. Entender sus señales puede ser la clave para una mejor convivencia y cuidado de tu mascota. Desde sus orejas hasta la punta de su cola, cada movimiento y postura tiene un significado específico. Es crucial no interpretar una sola señal, sino considerar la combinación de todas.

El lenguaje corporal de un gato abarca diversas posturas que revelan sus estados de ánimo. Un gato relajado, por ejemplo, estará tumbado, bien estirado o enrollado como un croissant, con sus ojos semi-cerrados y sus orejas relajadas, indicando tranquilidad. En contraste, un gato cazador tendrá los ojos abiertos, los bigotes y orejas hacia adelante, y su cuerpo inclinado hacia su objetivo, listo para atacar.

gato adentro.png
Mascotas: aprendé a descubrir el lenguaje corporal de los gatos

Mascotas: aprendé a descubrir el lenguaje corporal de los gatos

Gato: estados de ánimo y sus señales

Los gatos también muestran claramente cuando están ansiosos o miedosos. Un gato ansioso tendrá los ojos bien abiertos y las pupilas dilatadas. Sus orejas se moverán buscando información, y su cuerpo puede encogerse o arquearse preparándose para huir. En un estado de miedo, el gato replegará sus orejas hacia atrás, bajará la cabeza y erizará el pelo para parecer más grande. Algunos pueden incluso gruñir o dar zarpazos.

La posición de la cabeza, por ejemplo, puede indicar mucho sobre su estado de ánimo. Una cabeza gacha sugiere miedo o sumisión, mientras que una cabeza alzada indica confianza y bienestar. Los ojos entrecerrados son una señal de relajación, mientras que los ojos abiertos pueden reflejar alerta o miedo.

La rigidez y la agresividad también tienen su propia expresión. Un gato enfadado estará tenso, con la cola rígida o enroscada bajo el cuerpo. Sus orejas estarán hacia atrás y los bigotes alejados de la cara. Puede gruñir, escupir o incluso quedarse en silencio, pero su mirada será dura y penetrante. Después de un episodio de miedo o enfado, el gato puede estirarse para liberar la tensión y volver a su estado de relajación, mostrando ojos y orejas relajadas y comenzando a asearse.

gato adentro (1).png
Mascotas: aprendé a descubrir el lenguaje corporal de los gatos

Mascotas: aprendé a descubrir el lenguaje corporal de los gatos

La cola también son indicadores importantes, por ejemplo, si está baja generalmente indica miedo o enfado, mientras que una cola rígida y vibrante muestra emoción. El movimiento lento de la cola sugiere bienestar, mientras que el movimiento rápido indica irritación.

Para comprender plenamente a un gato, es esencial analizar todas estas señales en conjunto. No debemos comparar su lenguaje con el de otras especies, como los perros, ya que los gatos tienden a inhibir ciertas emociones, haciendo que su comunicación sea única y sutil. También es importante considerar sus vocalizaciones y comportamientos, como el frotarse contra objetos o personas, lo que puede indicar marcaje territorial o un saludo amistoso./Experto animal.

Te Puede Interesar