domingo 27 nov 2022

Los 4 proyectos que no aprobó el CEAS y generan "ruido" entre los empresarios mendocinos

Por Miguel Flores.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de marzo de 2022 - 07:00

A poco de asumir y antes de que detonara la pandemia, allá por enero del 2020, Rodolfo Suarez anunciaba con bombos y platillos la creación del CEAS (Consejo Económico, Ambiental y Social), bajo la promesa de convertirlo en una mesa público-privada de discusión de políticas estratégicas para la Mendoza de la próxima década. Pero, más allá del avance de algunas iniciativas, dos años después hay un incipiente descontento del sector empresario por considerar que falta voluntad del Gobierno para tratar e impulsar algunas propuestas.

Transcurrido el primer trimestre del 2022, hay al menos 4 proyectos de los representantes privados ante el Consejo en la gatera, mayormente centrados en el empleo público, infraestructura, la reducción de impuestos en favor de la crear puestos de trabajo y el control de inversiones. Son algunos de los temas priorizados dentro del esquema en el cual se crearon 7 comisiones de trabajo.

Frente a los que hasta ahora impulsan distintas entidades como la UIM, el CEM, la FEM y ACDE, entre otras alrededor de la Mesa de la Producción y el Empleo, el Gobierno contrapone los que sí avanzaron luego del plenario del viernes 18 de marzo (ver aparte). Es una instancia que venía postergándose, luego de la cual las iniciativas ya pueden convertirse en un proyecto de ley a tratar en la Legislatura.

"Si esto sigue así en algún momento habrá que preguntarse para que se convocó al sector privado a proponer y discutir políticas públicas para la Mendoza de los próximos treinta años en el CEAS. Y si el Ejecutivo no busca legitimar sólo proyectos que le interesan", reflexiona al respecto un empresario que prefiere el anonimato, con la reducción de Ingresos Brutos como ejemplo concreto.

Justamente, en los últimos días un estudio del IERAL de la Fundación Mediterránea en Mendoza generó cierta tensión entre el CEM (Consejo Empresario Mendocino), que defiende la idea de una quita en favor de la creación de empleo formal vía crédito fiscal en la provincia, y el propio ministro de Economía, Enrique Vaquié. El funcionario relativiza ese criterio, basándose en una experiencia de la Dirección de Rentas años atrás y no repercutió en las cifras del mercado laboral en ese momento.

Crecimiento y desarrollo económico

La metodología de trabajo dentro del Consejo, lanzado en diciembre de 2020, implica tratar una serie de temas dentro de cada Comisión. Y la de economía fue la que más había acaparado, aunque sólo 2 de 4 elevados pasó el filtro del plenario.

Quienes participaron aseguran que desde el Gobierno se justifican en que ciertos temas son difíciles de canalizar en la Legislatura. Y también lo atribuyen a la falta de quórum después de 3 horas de reunión, en cuyo orden del día figuraban en los últimos lugares pese a haber sido prioridad. 

De hecho, a diferencia de los primeros encuentros del CEAS, salvo Arturo Lafalla, ni siquiera estuvieron presentes los ex-gobernadores de la Provincia.

Así, se aprobó el referido a la simplificación de trámites relacionados a negocios y el llamado Senderos de los Andes, gestado desde San Carlos para la conformación de circuitos turísticos de alta montaña. Los que no: justamente la quita de IB para estimular el empleo y también la evaluación de la carrera de agentes públicos.

En concreto, la propuesta de bajar la carga de Ingresos Brutos apunta a convertir la diferencia en crédito fiscal para pagar el conocido Formulario 931 (cargas y aportes patronales) a Afip. Algo que, aseguran quienes participaron de la discusión, tampoco tuvo suficiente respaldo sindical, más por ausencias que por convicciones.

Respecto a la evaluación y regularización de carrera de agentes públicos no son pocos los que lo leen como una idea contra las habituales prácticas políticas. De hecho, recuerdan que "es un viejo proyecto discutido durante el gobierno de Lafalla, cuando se encargó un informe y todo quedó ahí. El propósito es que el Estado contrate por capacidad de los postulantes y no los favores políticos".

Ahora, todo pasó a cuarto intermedio hasta el lunes 11 de abril. Será el momento de dilucidar que rumbo toma el CEAS en cuanto a las prioridades.

Para el académico y decano de la carrera de Ciencias Económicas de la Universidad de Mendoza, Juan Antonio Zapata, coordinador de la Comisión, el hecho de que no se hayan tratado no significa descartarlos "porque dependiendo de la voluntad de cada comisión pueden volver a tratarse en plenario". Zapata observa "neutralidad en temas como el desarrollo turístico con los senderos", y que "si bien hay proyectos que el Gobierno quiere impulsar más que otros, en un ámbito como el CEAS debieran tratarse todos los temas importantes para la provincia".  

El académico insiste en que inexorablemente la modificación Ingresos Brutos "debe tratarse, porque es el impuesto más regresivo que puede haber. Sólo una empresa totalmente integrada lo paga una sola vez, al contrario del resto". Y al contrario de Vaquié, con quien asegura igualmente tener una "excelente relación", remarca que "basta analizar datos para saber que favorecería la creación de empleos formales de calidad". 

Infraestructura pública, otro tema álgido

Como una suerte de compensación al desbalance de los temas mencionados que no pasaron el filtro, desde el aporte de la Comisión de Infraestructura el plenario del CEAS aprobó la idea de priorizar la obra pública en función de determinados parámetros. Pero quedó afuera el proyecto tendiente a la evaluación social de inversiones y otro vinculado al cuidado del agua.

Para los referentes del sector privado que participan del CEAS, justamente cambiar la metodología para aprobar inversiones en Mendoza "es clave para ponderar costos y beneficios, fuera del criterio de análisis de la política, desde lo ambiental y social de cada proyecto como ocurre en muchos países del mundo. Eso evita los grupos de presión, de lobby, en base a análisis técnicos".

Algunos rescatan el controversial caso del proyecto de El Azufre como un ejemplo de que pudiera avanzar igual, a partir de un proceso gestado desde una oficina creada a fin de analizar su viabilidad.

"Hay que ser prudentes en la discusión, porque a partir de mayo-junio el mapa de la Legislatura cambia radicalmente en su composición. Y si bien el CEAS es un organo consultivo, puede visibilizar los temas que no se traten allí por falta de voluntad política", analizó Mario Comellas, representante de la UIM (Unión Industrial de Mendoza) y coordinador de la comisión.

Otros proyectos aprobados

Por lo pronto, el Plenario del viernes 18 avaló otras 4 iniciativas. Algunas con nombres pretensiosos, como "Pobreza y Hambre Cero", que contempla un mecanismo transparente para las compras directas de alimentos para comedores por parte de la DGE y el área de Desarrollo Social. 

Entre las restantes figura la referida  a "Calidad de educación", ni más ni menos que organizar un Congreso Provincial de Educación desde la Dirección General de Escuelas con el apoyo del CEAS. Y un proyecto referido a la cuestión de género, que propone crear un sello y certificación de Mujer Rural de Mendoza.

La preocupación por prever el diseño de ciudades sustentables tampoco se quedó afuera. El plenario aprobó el programa de sostenibilidad ambiental de municipios, para encomendar a la Secretaria de Ambiente provincial que conforme "un inventario de gases de efecto invernadero". 

Te Puede Interesar