Música
Tweety González emprende su primera aventura solista: "Fue una necesidad de tanto hacer discos para otros"
Viernes, 10 de septiembre de 2021

Con cuatro décadas de trayectoria como tecladista, programador y productor de grandes figuras, entre las que destacan Soda Stereo y Fito Páez, Tweety González decide mostrar por primera vez su faceta como solista con un disco que será lanzado a fin de año, del que ya anticipó dos cortes, uno de ellos con Lisandro Aristimuño como invitado.

"Jazzypop" y "Una pregunta más" son las dos canciones disponibles, que dan cuenta de una original propuesta caracterizada por la diversidad estilística, el cuidado tratamiento sonoro y las colaboraciones de otros artistas.

Así como "Jazzypop" transita por el universo del jazz-rock electrónico al mejor estilo Herbie Hancock, "Una pregunta más" encuentra a la voz de Aristimuño en un plano más cercano al cruce entre la canción rock y la electrónica, en apenas una muestra de una producción que, según anticipó el propio Tweety González, contará con la participación de diversos artistas e intentará emprender un viaje por distintos estilos.

"Soy un abanderado y un defensor de la originalidad. No me gusta parecerme a nada. Yo me crie en una época en la que parecerse era un insulto. Si vos querías insultar a otro músico, le decías que se parecía a alguien y te podías ir a las manos por eso. Hoy parecerse es como un halago para los chicos. Es el emporio de lo igual y yo estoy bastante en contra de eso", se posicionó el artista en diálogo con la agencia Télam.

Y amplió: "Me gustan los artistas que canción a canción o disco a disco pegan un volantazo y te desorientan. Me parece más divertido eso que tratar de sacarle la ficha a un artista y ya después descubrir que todos los temas son iguales".

Con esa idea y su larga experiencia en el arte en colaboración, Tweety encaró esta producción que buscará también impactar en el vivo, cuando llegue el momento de salir a la ruta.

"El año que viene vamos a salir a tocar este disco bajo un concepto que se va a llamar Twitin Club, en donde estarán mis canciones y las que hice en colaboración, interpretadas por una banda en común. La idea es pensar distinto, no usar las rutas normales en la carrera discográfica", introdujo el artista.

Para luego aclarar: "Se va a montar un show distinto, no cuatro tipos debajo de cuatro faroles con cuatro micrófonos. Eso ya está hecho. La idea es tener un show distinto desde la tecnología porque soy un apasionado de eso. Siempre fui un tipo inquieto con las nuevas formas de expresión".

En este punto, Tweety González explicó que, según su punto de vista, "la música no va más sola" sino que "hay que trabajar videoarte y cosas así".

"La música sola es del siglo pasado. Yo creo que estamos en una era post-videoclip. Yo, por ejemplo, no podría hacer el típico video tocando en una sala de ensayo o caminando por la calle. Eso ya lo hizo todo el mundo. Quiero salir de los clichés, sobre todo del rock, que me parecen demodé, atrasan", cuestionó.

Ese afán de moverse por territorios inexplorados acompaña a Tweety desde los `80, cuando se adentró en el entonces nuevo mundo de los midi y los samplers, lo que lo convirtió en una figura muy requerida por encumbrados artistas.

A lo largo de cuatro décadas, el artista desempeñó así una incansable labor como programador y productor que en los últimos años cristalizó en un sello propio llamado Twitin Records, desde donde promueve a artistas emergentes; aunque esta es la primera vez que se aventura a mostrar sus propias composiciones.

-Esto de mostrar por primera vez temas propios, ¿fue una nueva necesidad que apareció en los últimos tiempos o era un viejo anhelo que se iba postergando por distintos motivos?

-Se fue convirtiendo en una necesidad de tanto hacer discos para otros. De tanto meter mano en alguno de ellos se fue armando una necesidad que, a la vez, se fue postergando por distintas razones. Una de ellas, falta de tiempo mental y físico; pero también una autocensura y una autocrítica despiadada. Soy mucho más duro conmigo que con otros artistas a los que produzco. Una vez que pude empezar a superar eso, se empezó a materializar la cosa y el año pasado, con la cuarentena, se acabaron las excusas. Apareció el tiempo y la inspiración.

-¿La autocrítica despiadada se superó a partir de la opinión de terceros o hubo un trabajo interno?

-Fue más por las mías, un trabajo interno. También en la acumulación de temas, había algunas que picaban más en punta y a eso se sumaron las ganas de tocar en vivo. No es un material para que quede publicado y nada más. La idea es salir a tocarlo bajo un concepto al que le voy a poner Twitin Club.

-Te das a conocer como solista con un tema llamado "Jazzypop" cuando siempre se te asoció más con la programación y la producción. ¿Cómo te sentís como instrumentista?

-Ese tema es muy tocado y se llama así porque ahí muestro mi parte jazzrockera. Yo me crie en ese club en donde se armaban terribles zapadas. Para mí fue una gran escuela. Yo empecé tocando jazz, está en mi ADN, pero no soy ni de cerca el pianista de jazz que me gustaría ser porque me dediqué más al mundo de la grabación y la producción. Ese tema lo publiqué primero para compensar. Es como decir "yo también toco", porque el único lugar en donde lo hice bastante fue en el "Unplugged" de Soda Stereo. Soy un defensor de la canción, no me considero jazzero pero amo el jazz. Si me ponés al lado de un pianista de jazz voy a salir perdiendo en la comparación, pero lo importante es el resultado final y estar orgulloso de la propia obra.

-¿En dónde pusiste el foco en este disco?

-En todo, porque para mí todo es un paquete. En algunos cortes puede predominar el audio, en otros la performance vocal, pero es un todo que forma un paquete.

-¿Te preocupa que algún desprevenido se acerque a tu obra pensando encontrar algún parecido con alguno de los artistas con los que trabajaste en todos estos años?

-No me lo planteo. Si vienen con esa curiosidad, seguramente se van a encontrar con cosas que se pueden acercar o alejar más, pero bienvenidos. Con tal de que escuchen, no me importa por qué pusieron play.

Fuente: Télam. Por Hernani Natale. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario