lunes 15 ago 2022
Lesa humanidad

Juicio: “Los que están en el banquillo son  responsables de lo que pasó”

Con estas palabras continuaron los alegatos en el juicio por delitos de lesa humanidad. Esta jornada fue el turno de la abogada Viviana Beigel. Mañana se espera escuchar a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Gabriela Guilló 3 de agosto de 2011 - 15:04

Son seis los acusados de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Tres de ellos, permanecieron sentados en la nueva jornada del juicio que se realiza en Mendoza -el resto permanece ausente por problemas de salud- y en ningún momento se perturbaron al ser señalados por la abogada de la querella, Viviana Beigel como los “responsables de lo que pasó”.

Con un alegato más corto del escuchado ayer por Pablo Salinas, la letrada repasó textualmente cada una de las más crudas frases vertidas por los testigos y víctimas de la dictadura.

Estos testimonios dieron cuenta de que existió “toda una estructura montada para secuestrar personas, demostrando que existió un plan criminal para asesinar personas” dijo Beigel, quien continuó su alegato afirmando que “quienes se encuentran sentados aquí son absolutamente responsables de lo que pasó”.

Por esta razón, la abogada del Movimiento Ecuménico consideró que cada uno de los seis imputados debe ser “castigado con la mayor pena posible”.

En tanto, otro de los puntos que tocó fue el de los abusos sexuales y la necesidad de considerar a estos aberrantes hechos como delitos de lesa humanidad, y que por estos hechos “no sólo deben ser castigados González y Lapáz –dos de los policías identificados por las victimas como los autores de las violaciones- sino a aquellos que tenían otro lugar en la cadena de mando”.

La complicidad judicial

El papel de la Justicia también fue el centro del alegato de Beigel, quien afirmó que en ese momento “todos los habeas corpus eran rechazados y colgados en un gancho de carnicería”.

“Quiero saber dónde está mi hija antes de morir” dijo la abogada al terminar su alegato repitiendo las palabras que meses atrás dijo Isabel De Marinis, la madre de Lila, una joven desaparecida.

Te Puede Interesar