Conflicto

Despidos en la Secretaría de Cultura

Empleados de distintas dependencias fueron desvinculados de sus funciones. Sus contratos vencieron el 31 de diciembre.

Por Sección Cultura

Mediante una notificación fechada el 6 de enero y firmada por el secretario de Cultura, Diego Gareca -que dio a conocer públicamente el Diario Mendoza Post-, se desvinculó de sus funciones a personal del Teatro Independencia. De igual modo pasó el espacio cultural Julio Le Parc, con empleados del Espacio Contemporáneo de Arte y el Memorial de la Bandera. Se trataría de entre 20 y 30 personas cuyos contratos vencieron el 31 de diciembre.

En comunicación con Radio Nacional, Gareca explicó que se trata de contratos basuras. “Es personal que ha estado trabajando en los últimos dos o tres años y han sido contratados por actividad. Cada tres meses cobraban. Cobraban un promedio de 7 mil pesos por mes, que en tres meses se hacían 21 mil pesos. Esa era la suma que recibían por estar en distintas dependencias de la Secretaría de Cultura. Lo que sucedía que la gestión tenía esa modalidad y llegaba hasta el 31 de diciembre. Entonces, es una modalidad que no tiene seguro, no tiene ART, no tiene obra social y no existen dentro de la categorización del trabajo”, señaló. Además agregó: “Llegó la fecha del 31 de diciembre y se acabó la actividad laboral de esta cantidad de empleados que estaban con este formato de contratos basura”.

Sobre la posibilidad de conservar las fuentes de trabajo para pasarlos a otra situación de mayor seguridad jurídica, Gareca dijo: “La verdad que hoy la situación económica que se encuentra la Secretaría de Cultura, salvo que se considere los casos puntuales, es muy difícil para nosotros, porque la verdad estamos en una oficina que no hay teléfonos, no hay computadoras, no hay condiciones mínimas ni siquiera para nosotros para poder desarrollar un trabajo mínimo de gestión”.

En declaraciones a la misma emisora Federico Lorite, secretario gremial de SITEA, señaló que se llevarán adelante acciones gremiales y legales que contemple la situación de las personas desvinculadas de diferentes áreas de Cultura, que prestaron servicios - en algunos casos - durante dos y tres años de forma regular.

“Hay un acta de paritarias firmada el año pasado, reconociendo el trabajo de los contratados. Un caso especial era lo del el Ministerio de Cultura con contratos truchos que los hemos denunciado. Vamos a presentar una denuncia penal contra la ex ministra y la directora de Administración que curiosamente la sigue manteniendo esta gestión.

Vamos a hacer las acciones gremiales pertinentes, también legales. Lo mismo pasó en el ECA, en el Teatro Independencia y también en el Memorial de la Bandera. Son aproximadamente 30 compañeras y compañeros que su situación es de precarización laboral, pero vienen cumpliendo servicios de hace aproximadamente desde hace dos o tres años de forma regular”, explicó.

Te Puede Interesar