jueves 28 jul 2022
Estado de Sitio

La soga de la deuda sigue sobre la cabeza de las provincias

El Gobierno provincial ya dejó trascender que deberá encarar una nueva renegociación de la deuda en dólares que vence el próximo año.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 28 de junio de 2022 - 12:46

Funcionarios del Gobierno de Mendoza dejaron trascender que no habrá muchas posibilidades que tomar el toro por las astas para el próximo año y encarar el severo problema que tiene la provincia con la deuda, sobre todo la nominada en dólares.

Si bien ayer mismo hubo un intento de bajarle el precio a los trascendidos oficiosos del fin de semana, los datos son contundentes respecto a la difícil situación financiera que atraviesa Mendoza mirando al corto plazo después del proceso de endeudamiento que sufrieron el país y la mayoría de las provincias entre 2015 y 2019.

La mayoría de las jurisdicciones argentinas, al igual que el país, entraron en una lógica de fuerte endeudamiento en dólares. Proceso del que Mendoza no estuvo exento y hoy, si bien se ha logrado en la mayoría de los casos re encausar al igual que el Nacional, el principal problema es que las provincias para poder pagar sus deudas en dólares dependen sí o sí de las restricciones externas del país y que cada vez necesitan más pesos (que le cuestan recaudar) para hacerse de los billetes norteamericanos necesarios para cancelar sus obligaciones.

Los años 2019 y 2020, más allá de la pandemia, el Gobierno Nacional tuvo sus esfuerzos centrados en la renegociación de la deuda externa con los acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional.

Junto con ello las jurisdicciones federales también comenzaron la renegociación de sus deudas con la intención de modificar plazos y montos, y si bien no todas acordaron y mucho menos ventajosamente, en su mayoría lograron hacerse de un tiempo pero siempre en condiciones muchísimo más desfavorables que las que logró la Nación que lleva a situaciones -como las de Mendoza- que fijan un horizonte muy complicado para 2023

image.png
Crece la preocupación por la deuda en dólares de la provincia. El gobierno ya dejo trascender que habrá que renegociar

Crece la preocupación por la deuda en dólares de la provincia. El gobierno ya dejo trascender que habrá que renegociar

Según los datos oficiales a mediados de 2020, momento de plena negociación, las provincias acumulaban un stock de deuda cercano a los 24 mil millones de dólares. Un valor que parece menor respecto al total de deuda de la Nación pero alto ante la complejidad que ya marcamos de la escasez de divisas y la restricción permanente de nuestro país.

A 2019 las deudas provinciales llegaban a 7.5 puntos del PBI, el doble del 2015 cuando el monto equivalía al 4.3 % del PBI

La Fundación CECE publicó el año pasado un informe con el peso de la deuda en relación a ingresos, lista que encabezaba Jujuy con 82%, seguido por Chubut (64%), Buenos Aires (63%) y La Rioja (59%). En el otro extremo el peso de la deuda en San Luis apenas llega al 0.6% de sus ingresos.

El stock de bonos de deuda de las provincias que se ofrecieron al mercado internacional, y que ahora las pone en aprietos, creció entre 2015 y 2019 más de 20 puntos. Esos instrumentos hoy representan casi el 70 por ciento de las deudas jurisdiccionales cuando a fines del 2015 era de menos del 50.

El endeudamiento provincial en moneda extranjera depende del control del Gobierno Nacional, sin embargo entre 2015 y 2019 desapareció o se hizo absolutamente laxo lo que llevó a situaciones muy complicadas para muchas jurisdicciones a pesar de que no se exprese muchas veces por las pertenencias políticas.

En cuanto a Mendoza el camino que trascendió el fin de semana para el tratamiento de su deuda parece inexorable en cuanto a la necesidad de renegociar nuevamente y con prontitud lo que viene para el 2023. Un reciente informe de la consultora del economista Dante Moreno destaca que las erogaciones correspondientes a intereses y gastos de la deuda adquiere una mayor incidencia en la estructura de egresos provinciales.

El volumen de pagos se ha incrementado sustancialmente, en el periodo 2016-2019, en el 2020 la reducción se asocia a la suspensión del pago de los intereses correspondiente al título en moneda extranjera PMY24. A partir de 2021 se inician los pagos de la refinanciación (intereses) cuya tasa en dicho tramo es equivalente al 2,75%.

Moreno destaca que los pagos de amortización de la deuda provincial registran una menor participación, tal situación se asimila a la estructuración del endeudamiento vigente, pero a partir de 2023 este indicador tenderá a incrementarse como resultado de la implementación del pago de capital del título refinanciado. Situación que ya viene siendo advertida por un variado grupo de economistas y que ahora la Provincia parece tomar nota.

Al primer trimestre de esté año según el excel de stock de Deuda Pública que publica el Ministerio de Economía, Mendoza debe a sus acreedores el equivalente a unos mil cien millones de dólares, aunque aquí hay que aclarar que no es lo mismo deber en pesos o en dólares, pero también es cierto que la provincia tiene una situación muy complicada ya que más del 60 por ciento de su deuda está nominada en dólares.

Para el próximo año la provincia debe afrontar más de 120 millones de dólares de pagos de capital e intereses a lo que tienen que sumar obligaciones en pesos por más de 15 mil millones de pesos. Y en lo primero reside el mayor inconveniente en un contexto complejo de divisas que entre otras cosas llevó a la medidas tomadas ayer por el Central para las importaciones.

Más vale tarde que nunca dice el dicho y Mendoza parece haberse dado cuenta que hay que tomar decisiones rápidas para acomodar un tiempo cercano que se preanuncia de tempestades.

Para profundizar el análisis del tema dialogamos en Radio Andina con el economista Dante Moreno

Embed

Te Puede Interesar