Artes visuales

El concurso de cortos Poda ya tiene sus ganadores

Los productores audiovisuales fueron invitados a participar en "Poda", el primer concurso de cortos del vino que concluyó con éxito su primera edición.

La primera edición del concurso de cortometrajes “Poda”, que tuvo al vino como protagonista, llega a su fin con la selección de los ganadores. Este proyecto, impulsado por el Gobierno de Mendoza a través del Ministerio de Economía y Energía y la Mendoza Film Commission, en colaboración con el Fondo Vitivinícola, se propuso unir dos industrias clave en la provincia: la vitivinicultura y el cine.

El jurado, compuesto por expertos de renombre en la industria audiovisual, seleccionó dos proyectos que capturaron la esencia del vino desde perspectivas únicas.

En la categoría de ficción, Diego Flores se consagra como el ganador con su obra Vino de la casa, con un premio de $4 millones. En la categoría no ficción, Esteban Ruiz se alza con el reconocimiento por su trabajo El ángel del vino, igualmente galardonado con la suma de $4 millones.

Ambos cortometrajes no solo destacaron por su calidad artística sino por la capacidad de sumergir al espectador en la riqueza cultural y paisajística de la vitivinicultura mendocina.

Concurso “Poda”: un hito creativo y económico

Desde su lanzamiento, el 14 de octubre, “Poda” se convirtió en un hito que fusiona creatividad y desarrollo económico.

La convocatoria, que estuvo abierta desde el 23 de octubre hasta el 6 de noviembre, atrajo a 13 postulaciones, divididas entre 6 proyectos de producción de cortometraje de no ficción y 7 de ficción. La participación activa de productores audiovisuales demuestra el interés y el potencial de este tipo de iniciativas.

El proceso de selección estuvo a cargo de un jurado conformado por Lara Decuzzi, Sabrina Farji y Woody González, expertos de amplia experiencia en la industria audiovisual. Su elección no solo resalta la calidad de los proyectos ganadores sino también el compromiso con el crecimiento del sector.

Los ganadores tendrán la oportunidad de exhibir sus obras en el Festival Most en Vilafranca del Penedés, Cataluña, en 2024. La sección Collita (cosecha, en catalán) del festival destaca los mejores cortometrajes internacionales relacionados con la cultura vitivinícola.

El concurso celebró la innovación y singularidad en la representación del vino, la vitivinicultura y su cultura. La mirada positiva y creativa de los cortometrajes contribuirá a promover la actividad vitivinícola y a consolidar a Mendoza como referente en la producción audiovisual.

Te Puede Interesar