Novedad

Argentina tendrá su Museo de la Inmigración italiana

Autoridades firmaron la cesión del predio en la Ciudad de Buenos Aires. Casi la mitad de la población del país tiene ancestros peninsulares.

Representantes del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de instituciones de la comunidad italiana dieron el primer paso formal para el emplazamiento del Museo de la Inmigración italiana, que se levantará junto al monumento a Cristóbal Colón, en la costa del Río de la Plata.

El ministro de Desarrollo Económico y Producción del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, José Luis Giusti, y Darío Signorini, el presidente de Fediba, la federación que reúne a las asociaciones de la comunidad italiana en la capital, firmaron el permiso de uso del terreno donde estará el Museo.

Asistieron a la firma el embajador de Italia en la Argentina, Fabrizio Lucentini, y el Cónsul General en Buenos Aires, Carmelo Barbera.

"Es un logro histórico a favor del fortalecimiento de las relaciones únicas entre los pueblos de Italia y Argentina. Agradecemos mucho al Ministro Giusti, a su equipo y al Gobierno de la Ciudad por esta demostración de compromiso hacia la comunidad italiana en la Argentina", afirmó Signorini.

Se trata de "un logro histórico a favor del fortalecimiento de las relaciones únicas entre los pueblos de Italia y Argentina", afirmó el COMITES de Buenos Aires.

Impulsado por el Comité de Italianos en el Extranjero en Buenos Aires, el proyecto del Museo se ubica a la izquierda donde está el Monumento a Cristóbal Colón, justo enfrente del aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires.

"La superficie estimada sería 1200 metros y el diseño edilicio es muy moderno, pues habría un salón multidisciplinario, un bar temático y los contenidos tienen que ver con el MEI en Génova. Es todo muy virtual, con software muy moderno, y esa sería la tecnología que traeríamos a la Argentina", contó Signorini a ANSA.

Para el también presidente de la Federación de Instituciones Italianas de Buenos Aires (FEDIBA), se trataría del primer museo de la migración de Italia que se edificará fuera de la Península, además de que, subrayó, "no hay un museo de ese estilo en Buenos Aires".

En julio pasado, Signorini, abogado ítalo-argentino de 65 años, presentó la iniciativa ante funcionarios del Ministerio de Cultura italiano y también realizó una visita al Museo de la Emigración italiana (MEI), en Génova, donde fue recibido por un directivo de esa institución, Pierangelo Campodonico.

Fuente: Agencia ANSA

Te Puede Interesar