Apertura - Artes Visuales
Andrés Casciani: "Tajos" de humanidad, en la Legislatura
Sábado 6 de Mayo de 2017El artista expone una serie de obras inspiradas en poemas de Atahualpa Yupanqui y Hugo Mujica.
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

Aunque parezca una costumbre en extinción, todavía quedan espacios en Mendoza para reunirse y apreciar en vivo obras de arte. El pintor convocante en este caso es Andrés Casciani y el lugar, el Salón de los Gobernadores de la Legislatura provincial.

En el marco de la iniciativa cultural "LegisArte", el destacado ilustrador y artista plástico inauguró este viernes la muestra "Tajos", con cuadros inspirados en poemas de Atahualpa Yupanqui y el sacerdote Hugo Mujica.

Gentileza: Senado Mendoza - Jorge Calcina.

La apertura de la exposición tuvo una gran convocatoria de público y la velada contó además con una presentación musical a cargo del cantautor Nahuel Jofré y el saxofonista Walter Casciani (padre del ilustrador).

Durante la presentación el artista habló sobre las obras, pero también manifestó su preocupación por la situación que atraviesa la cultura local con la mayoría de los museos cerrados:

"Me quiero solidarizar con la mayoría de mis colegas que, sabrán varios, y los que no lo saben les comento ahora, estamos en una emergencia artística en Mendoza. Realmente no hay espacios para exponer. Han habido una sucesión de hechos muy poco felices y malas decisiones que nos han llevado a esta situación, entonces, generar este espacio en la Legislatura es un primer grano de arena para ir reconstruyendo nuestros espacios culturales", expresó.

LEGIS-ARTE EN MOVIMIENTO

La iniciativa comenzó en noviembre del año pasado y ya se han realizado alrededor de 15 eventos. Entre ellos obras de teatro, conciertos y 4 muestras de artistas plásticos. En esta última rama el área ha tomado la iniciativa de comprar una obra del artista que expone para incorporarla como patrimonio cultural a una colección permanente. También se incorpora a la oferta el cine, con proyecciones que comenzarán próximamente. El área cultural se maneja de forma independiente al funcionamiento diario del trabajo legislativo y busca que todas las expresiones artísticas puedan tener llegada. La idea es ampliar la oferta y proyectar una agenda anual de actividades.

Con más de una década ilustrando en diarios y revistas e inscripto dentro de una tradición mendocina de dibujo expresionista, con importantes referentes como Eduardo Tejón, Carlos Alonso y Luis Scafati, Andrés Casciani se considera un eslabón más de esta corriente, que intenta mantener viva y que ha invadido también su creación plástica.

En este dirección, argumentó sobre la elección de los dos poetas que inspiran los lienzos de la exposición:

"En esta muestra en particular he trabajado a partir de los poemas de Atahualpa Yupanqui y Hugo Mujica. No ha sido fortuita la elección de esos dos poetas. Considero que estamos viviendo una época bastante oscura en muchos sentidos. Sin ir más lejos, por ejemplo, esta persona Jesús que han quemado hace un par de semanas en Mendoza. Estaba durmiendo en la calle, lo han prendido fuego y la gente que lo rescató, cuenta que escuchaba reírse a la gente que estaba alrededor viéndolo. Entonces yo creo que estamos avanzando a una situación de un egoísmo patológico que asusta bastante.

En ese sentido la elección de los dos poetas va hacia eso. Yo creo que el neoliberalismo nos quiere insensibles y una cura para eso es leer a Hugo Mujica. Y el neoliberalismo pretende que seamos personas sin ideología, y creo que una buena cura para eso es Atahualpa Yupanqui. Con suerte, a través de estos "tajos" logremos ver al otro y entender que el otro existe y que es igual de importante que nosotros y que no estamos separados unos de otros".

Andrés Casciani. Foto: gentileza Senado de Mendoza - Jorge Calcina. 

PALABRA DE ARTISTA

La apertura de la muestra "Tajos" permitió que se abriera para Sitio Andino un momento de conversación con el artista. Uno de los ilustradores y pintores mendocinos contemporáneos más destacados. Con una prolifera obra y cuya mirada sobre el mundo y la sociedad no es neutral. Él habla de colaborar desde lo simbólico del arte hacia un lado más humano y justo de la vida.

ANDRÉS CASCIANI, LA REVISTA BARCELONA Y LA DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

El artista mendocino forma parte de la extensa lista de ilustradores argentinos que integran la edición especial de la revista Barcelona en defensa de la libertad de expresión. La publicación de humor satírico sobre la actualidad corre peligro de cierre por la causa por calumnias e injurias que le inició la defensora de militares Cecilia Pando. La justicia exige una indemnización de 70 mil pesos y aunque Barcelona presentó su apelación ante la Corte Suprema se teme que si el fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil queda firme, marque un precedente que atente contra la plena libertad de prensa en el país.  

"Me contactó el director de Barcelona hace un par de meses. Estuve publicando en alguna sección y justo sucedió este tema del fallo, que es monstruoso, que beneficia a Cecilia Pando y que realmente pone en riesgo la continuidad de la existencia de la revista. Es monstruoso desde lo ideológico porque es increíble que por una sátira se castigue a una revista y no a una persona que defiende el robo de bebés y el exterminio y desaparición de personas, pero también se está generando un efecto de atontamiento de que son tantas malas noticias que ya esto queda chiquito al lado del 2x1 que acabamos de conocer. Fue una especie de preámbulo. Para mí poder apoyar la revista Barcelona, con un granito de arena es un honor. Creo que la revista también ha entendido justamente esto que hablamos, el valor de lo simbólico y lo cultural y lo pelean desde ahí, entonces pase lo que pase, yo creo que estamos dando batalla con nuestras armas artísticas e intelectuales. Quizás lo que en un momento parece impotente, es lo que después pasan los años y va creciendo cada vez más, entonces creo que tenemos que darle fuerza a eso", comentó Casciani.

-Has decidido ser un artista comprometido con tu tiempo, ¿cuánto colabora el arte a la hora de pensarnos y de reflexionar?

-Yo creo que se me va cristalizando cada vez más. Yo creo que no me ha pasado solamente a mí, nos ha pasado a varios de mi generación que fuimos abriendo un poco los ojos ante los procesos que se han ido generando en el país, que te llevan a no poder estar en estado de mucha neutralidad, digamos. Creo que no existe la neutralidad. Entonces uno desde su espacios artístico piensa en cómo colaborar o por lo menos como tirar hacia el lado de lo que considera más justo o más humano. Dudo muchas veces del valor del arte como elemento transformador, pero la verdad es que cada vez noto más que, lo que más se puede hacer ahora realmente es la batalla simbólica, cultural, y yo noto que sí tiene su valor. Noto que sí le tienen miedo a eso y noto que la sensibilidad sí frena estos procesos de neoliberalismo salvaje que estamos viendo cómo avanza de una manera depredadora y quieras o no, los símbolos pueden frenar eso. Yo le llamo la batalla cultural, no por la página (risa), sino porque me gusta mucho el concepto de batalla cultural y ha sido notable el proceso de cómo nos hemos ido acercando personas que no nos conocíamos por lo ideológico y desde lo cultural. Es loquísimo. He tenido el gusto de conocer gente como los músicos que han tocado hoy día y gente de diferentes ámbitos que nos vamos reconociendo entre todos, de que estamos en una especie de lado. Yo considero que es un lado más humano, sinceramente.

-¿Y los espacios de exposición para poder encontrarse con la obra en vivo son importantes?

-Considero que son importantes, yo como público no lo entendía cuando empecé a hacer muestras. La presencia de la obra original, ver el original, entender el patrimonio que tenemos provincial. Realmente somos un polo cultural importantísimo, pero somos poco reconocidos por nosotros mismos, entonces la obra se completa por la presencia del público y creo que la cultura la hacemos entre todos. El artista sólo no hace arte, el artista hace arte cuando tiene su público. Entonces creo que los mendocinos tenemos que animarnos a descubrir y a entender que nosotros generamos el arte yendo. Los mendocinos por ahí tenemos un carácter muy hosco, me incluyo totalmente de no ser partícipe de las cosas, de pensar que los partícipes siempre son otros, y creo que no, que tenemos que tomar las riendas de que nosotros somos los que podemos generar que la cultura tenga un futuro o no. Y lo mismo con los espacios. Ojo que esta carencia que hay de espacios tiene mucho que ver con la lectura que hacen las autoridades de la poca gente o del poco consumo que hay. Entonces nosotros tenemos que empujar, mostrando como público y como artista que estamos vivos. Lo que estás viendo ahora, que hay bastante público, quieras o no, es algo muy efectivo para que ellos entiendan que tiene valor lo que están haciendo. Me parece entonces que la construimos entre todos la cultura realmente, no en sentido figurado.

Foto: gentileza Senado de Mendoza - Jorge Calcina.

-Hace mucho que viene esta relación tuya con la literatura, con los compositores. Y no es al azar la elección.

-Hace más de una década que laburo en diarios y revistas y quieras o no vas haciendo una gimnasia de que tu obra sea un reflejar y un reinventar de algo que vos estás trabajando con otro autor. Un mundo de alguien que vos interpretás. Entonces eso ya ha invadido mi obra plástica, entonces a la hora de hacer pinturas me estoy inspirando en escritores, en músicos, en películas. 

En el caso particular de los dos artistas que he elegido esta vez, que son Hugo Mujica y Atahualpa Yupanqui, me parecen dos artistas que por un lado son muy opuestos, son los dos, de los más grandes poetas que yo conozco, tienen una profundidad impresionante, pero son dos profundidades distintas. La profundidad de Mujica es muy interna, muy de la trascendencia personal, de la observación del espíritu o la condición humana. Y Atahualpa Yupanqui con muchísima sabiduría, mucho más rebelde, mucho más interactivo con su mundo, con la lucha de clases, con los pueblos originarios. Y me parece que realmente en la situación que estamos actualmente en el país y en el mundo, el desafío es mantenerse humanos, el desafío es mantener la sensibilidad. Nos están llevando todo el tiempo a que nos volvamos cada vez más egoístas y más insensibles y ahí entra lo que hablábamos al principio: la batalla simbólica puede abrir conciencias y puede cambiar las cosas.




Tamaño del texto
Tu comentario:
Más de Cultura
Sig Ragga por primera vez en Mendoza
La banda dueña de uno de los sellos más personales de la música fusión argentina, llega a la provincia para presentar oficialmente su nuevo disco "La Promesa De Thamar".
Pablo Milanés regresa a la Argentina
Realizará una gira en la que presentará un repertorio conformado por temas clásicos de su carrera.
Mariana Baizán: "La historia no fue hecha sólo por varones"
La artista ideó e ilustró el álbum de figuritas: Libertarias. Mujeres que dejan huella. "Una reafirmación de mi propio feminismo", cuenta.