martes 29 nov 2022
Análisis

La inflación se mantiene invencible

La inflación de octubre rompió la tendencia a la baja y llegó al 6.3%. Alimentos, reguladas , salud y turismo los rubros de mayor incidencia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 16 de noviembre de 2022 - 10:00

Fue menos de lo que todos esperaban, pero suficiente para romper la tendencia a la baja y volver a encender luces de alerta sobre la inflación en la economía argentina que parece inmune a cualquier idea de combatirla.

No haber vuelto al temido 7 ( del cual algunas consultoras hablaban) y cerrar apenas una décima arriba del mes pasado (6.3 contra 6.2) puede ser tomado hasta como una buena noticia, pero quizás la mejor de las novedades para el equipo económico sea que se aleja el fantasma de cerrar el año con una inflación de tres dígitos. El 76.6% acumulado en los 10 meses, las medidas anunciadas (si el gobierno logra hacerlas cumplir) pueden dejar la inflación altísima, entre los 85 y 90 puntos (un varadero desastre), pero 10 puntos menos o más de la barrera psicológica del 100%

La preocupación mayor sigue siendo el precio de los alimentos que treparon 6.2% una décima menos que el promedio pero es el rubro de mayor incidencia en la composición final del IPC.

Los 10 alimentos que más aumentaron en octubre fueron la Papa (57,6%), la Batata (48,8%), Zapallo Anco (44,2%), Banana (18,9%), Leche fresca (17,3%), Aceite de girasol (13%), el Polvo para flan (12,6%), Agua sin gas (12,5%), Arvejas (12,4%) y Gaseosas (12%).

Varios de estos alimentos están dentro del nuevo acuerdo de Precios Justos que a partir del 1 de diciembre sólo podrán aumentar un 4% mensual. Surge inmediatamente la pregunta si los saltos tienen alguna justificación real en costos o simplemente es la tradicional especulación de cubrirse ante lo que viene.

El acumulado de la inflación de alimentos llega al 80 por ciento cuatro puntos por arriba del promedio general, un dato no menor es que los tres deciles de ingresos más bajos de la población el gasto en alimentos llega a un promedio de aproximadamente un 50 por ciento de sus ingresos.

Viendo las variaciones incrementales de los valores en góndola de los alimentos, bien vale formularse la pregunta si el Ejecutivo logrará que quienes firmaron los acuerdos retrotraigan los precios a principios de octubre para después aplicar el 4 por ciento de aumento de diciembre que prevé el convenio.

Las planillas del INDEC que veremos en la tercera semana de diciembre nos dirán si hay algún éxito en los acuerdos y sobre todo en los controles que debería ejercer el Estado, no sólo como parte firmante del acuerdo sino como garante del mismo.

image.png
La evolución de la inflación en los últimos 12 meses

La evolución de la inflación en los últimos 12 meses

El Gobierno promete realizar controles (apoyado por la ciudadanía con las denuncias en la app) y aplicar fuertes multas. Sin embargo da la sensación que con este Estado es una simple declaración de deseos. Usemos a nuestra propia Mendoza como ejemplo. Hace algunas horas se conoció una fuerte sanción por parte de Defensa del Consumidor a un conocidísimo y antiguo mayorista minorista de calle Godoy Cruz por la venta de productos vencidos, algunos hasta con un año de vencimiento.

La inspección que derivó en la sanción es de… 2018!!! Cuatro años después recién sale la sanción administrativa que ahora seguramente será recurrida a la Justicia y así la multa se hará efectiva (si se hace) 10 años después.

El regreso del presidente de su gira asiática-europea y del Ministro de Economía de un vuelo rasante por Estados Unidos para intentar cerrar la designación de Cecilia Todesca en el BID, deberían ser las luces verdes del semáforo para el comienzo formal del programa Precios Justos y por otro lado el anunció del discutido y postergado bono para algún sector de los trabajadores que todavía se discute.

Si el Gobierno logra anclar mínimamente los precios de alimentos y servicios básicos, genera algún tipo de expectativas positivas con la consolidación de reservas ( cosa que por ahora no logra, habrá que ver cómo reacciona el mercado a la ampliación del swap chino) y logra que los ingresos mejoren sobre todo de la masa asalariada más postergada y con poca o ninguna representación gremial fuerte, quizás logre prender una pequeña luz en su vida política.

La diferencia, con otros procesos, es que lo que necesita para poder tener supervivencia política está presente en su ADN político, pero no alcanza si no logra transformar ese ADN en decisiones fuertes y claras para mejorar la economía diaria.

Te Puede Interesar