Análisis

Cosecha 2023, un sendero estrecho y peligroso

Muchos frentes abiertos en la política vitivinícola generan alguna alarma durante la cosecha 2023. Sergio Massa descartó la importación de vino.

Por Marcelo López Álvarez

La cosecha 2023 ya toma forma, en tiempos de redes sociales, tenemos la noticia casi al instante de qué bodega comenzó sus trabajos y las uvas van llegando a la bodega. Mientras esa imagen alegre y esperanzadora que el vino nuevo está cada vez más cerca, las problemática en general del sector siguen por senderos estrechos y peligrosos.

El clima se sigue ensañando, esta semana le toco a Santa Rosa, mientras los tiempos se acortan para conocer los primeros datos oficiales. La semana que se inicia el INV dará su pronostico de cosecha, primer dato oficial para comenzar a saldar el debate entre quienes dicen que será una temporada horrible en volumen y los que aseguran que no será para tanto.

Mientras se esperan los datos las presiones de algunos grandes jugadores sobre las autoridades nacionales para permitir la importación de vino se tornaron en insoportables. Tanto que el propio Sergio Massa antes de ayer en La Rioja salió al cruce de los lobistas a quienes identificó como representantes de capitales extranjeros y aseguró que mientras haya uva y no se culminen los procesos no habrá ningún permiso para importar.

Los lobistas a quienes el ambiente identifica como capitales muy similares a los que no concurrieron a la reunión de discusión de los valores de la uva, aprovecharon la preocupación del gobierno por la suba de precios para desplegar el lobby importador, asegurando que si se abría esta posibilidad se podrían bajar los precios en las góndolas. Por ahora el lobby no camino.

image.png
 Mientras las cosecha 2023 ya está en marcha Sergio Massa descartó importaciones de vino y denunció el lobby de capitales extranjeros.

Mientras las cosecha 2023 ya está en marcha Sergio Massa descartó importaciones de vino y denunció el lobby de capitales extranjeros.

En la mesa de discusión de precios de la uva ( que no fija precio pero si unifica algunos criterios) el gran ausente fue Bodegas de Argentina que asegura que por estatuto no puede participar en discusiones de precios (cosa rara si las hay para un entidad que precisamente agrupa a los formadores de precios) pero ante la participación de todos los otros sectores y representantes del Gobierno provincial no hubo demasiados cambios de los valores de los que se venía hablando y de lo que planteaban los elaboradores y bodegueros de que los que pretenden los productores es difícil de pagar. Lo más destacable del encuentro parece ser el principio de acuerdo para establecer una formula que contemple diversas variables para tener cierta orientación en los valores año a año.

Mientras tanto desde San Juan al conocerse el pronostico de la zona Norte del que hablamos la pasada semana, aseguraron que la situación es catastrófica y aseguran que en la provincia se cosechara como mínimo un 20 por ciento menos que la campaña pasada.

Otro frente que avanza conflictivo en las últimas horas es el laboral. Tanto en la patronal como en los representantes sindicales hay una marcada preocupación por algunos movimientos que se vienen identificando en los últimos tiempos y es la movilización de algunos sectores de izquierda, Ciertamente el temor a algunos piquetes y cortes del ingreso de uva a las bodegas tiene en alerta al sector. Todo en un marco electoral del sindicato que elegirá autoridades en marzo/abril.

Mientras tanto esta semana sin demasiadas complicaciones se homologó la revisión de la paritaria de los Contratistas de Viña y Frutales.

Como si todo esto fuera poco el jueves se revolucionaron los grupos de whats app con la aparición en La Nación de una nota (en línea con el lobby que denunció Sergio Massa) sobre el programa de Precios Justos dónde aparece una entidad llamada “Cámara de Empresarios Bodegueros (CEB)” que presenta como vicepresidente al mismo vicepresidente de Bodegas de Argentina. Al cierre de esta columna los más crédulos adjudicaban tal sello a un desconocimiento absoluto de las periodistas del tradicional matutino sobre el tema. Los más enojados aseguraban que es otro picardía o un paso más en el intento de torpedear la institucionalidad de la vitivinicultura

Con febrero ya avanzado también comienzan las especulaciones acerca de la Vendimia y el famoso Desayuno de la Coviar acerca de quienes serán los funcionarios nacionales y lideres de la oposición que asistirán.

En año electoral los mentideros dan por descontado que una gran cantidad de dirigentes opositores se presentaran en la Vendimia pero las dudas surgen en los funcionarios nacionales ya que si llegan a la provincia deberían hacerlo con algunos anuncios, sobre todo en un año tan complicado.

Otra vez la ronda de las especulaciones está marcha.

Te Puede Interesar