miércoles 22 jun 2022

Los imprescindibles de Mendoza: hoy, Máximo Arias

por Walter Gazzo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de mayo de 2022 - 07:20

Hay hombres y mujeres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" (Bertolt Brecht).

Máximo Arias nació en Guaymallén, el 27 de junio de 1937. Hijo de Dominga Orellana y de Maximino Arias. Tuvo dos hermanas y un hermano; y una infancia dura porque la situación económica no era la mejor.

De chico vivió en Guaymallén, después en el barrio La Gloria y finalmente se radicó en Dorrego.

Hizo sus estudios primarios en la escuela Mitre (frente a la plazoleta Barraquero) y los secundarios en la Escuela Superior de Bellas Artes y en 1954 comenzó a estudiar fotografía en la "Peña Fotográfica Aconcagua".

Empezó con la fotografía porque le gustaba escalar montañas y cuando iba con sus amigos llevaba una cámara para retratar momentos. Tenía 36 años cuando arrancó con esa pasión.

En 1955 participó en concursos internos en la "Peña Fotográfica Aconcagua" y ascendió a Primera Categoría a fines de dicho año. Recién en 1956 realiza su primera muestra individual titulada "Puertas y ventanas del viejo Guaymallén".

Le gustaba caminar con su cámara colgada al cuello y allí comenzó a captar paisajes y personajes locales que le dieron el reconocimiento como uno de los fotógrafos sociales más destacados de Mendoza, transmitiendo poesía en cada uno de sus trabajos.

La vida simple de los habitantes del desierto de Lavalle, entre médanos, chañares y algarrobos; de los puestos de chivos de Malargüe; de los aborígenes de todas las latitudes y su sentido de pertenencia, han quedado documentados en cientos de exposiciones, muestras y premios logrados a lo largo de su trayectoria.

Por más de cinco décadas retrató la vida de Mendoza, recibiendo distinciones en salones nacionales e internacionales. Arias definió su obra como "una mirada social a lo que nos pasa y que nadie quiere ver", y por eso destacó que la mejor manera de exponer su fotografía "es en la calle, donde pasa todo el mundo". Su histórico puesto ubicado en la esquina de San Martín y Garibaldi funcionaba como un espacio de exposición permanente.

En agosto de 2005 recibió la Distinción sanmartiniana de parte de la Legislatura de Mendoza.

Su última muestra en vida, compuesta por veinte fotografías en blanco y negro, fue inaugurada el 26 de marzo de 2010 en Salas de Arte Libertad, espacio dependiente de la Municipalidad de Guaymallén. Murió a los pocos días, el 13 de abril de 2010, producto de un paro cardiorrespiratorio. Tenía 72 años.

En 2018, en homenaje a este gran artista, se inauguró el "Espacio de Fotografía Máximo Arias", dependiente del Gobierno de Mendoza, donde antes funcionaba el edificio del ex Hospital Emilio Civit.

Se casó y tuvo cuatro hijos. Después se separó y estuvo en pareja por muchos años.

Fuentes: Gobierno de Mendoza, diario Los Andes, diario MendoVoz, Patán Purpora, Diego Gareca.

Te Puede Interesar