Campaña

¿Qué pasa con el Fondo de Fomento al Cine Nacional? El sector sale en su defensa

El último jueves se llevó a cabo el encuentro online "Presente y Futuro del Cine Nacional" con el objetivo de tratar con diferentes referentes de la industria audiovisual del país un tema que preocupa al sector: la protección y el fortalecimiento del Fondo de Fomento Cinematográfico.

¿A qué se debe esto? En el 2017, en el marco de la aprobación del presupuesto 2018, a partir del tratamiento exprés de la Ley 27.432, en los incisos de su artículo 4, se puso fecha de vencimiento a los impuestos de asignación específica de fondos para sostener las producciones audiovisuales. Si estos incisos no se derogan para el 2022 los gravámenes ingresarán a las rentas generales del Estado y no de forma directa al Fondo de Fomento Cinematográfico, que permite que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) tenga recursos propios para funcionar así como lo establece la Ley 17741.

Con la urgencia de poner en la agenda pública este tema y bajo el lema "La soberanía audiovisual está en peligro" es que se llevó a cabo este panel que contó con la presencia de la productora Vanessa Ragone, la directora y actriz Ana Katz, la realizadora Andrea Testa, la productora María Gabriela Vera, el documentalista Juan Mascaró y el realizador mendocino Ciro Novelli.

También participaron de este intercambio los diputados Pablo Carro (FdT) y Daniel Lipovetzky (JxC) quienes han trabajado en proyectos de ley para proteger y fortalecer el Fondo de Fomento Cinematográfico, y la participación de Gustavo López, Vicepresidente del ENACOM. Estas tres personas, desde sus funciones públicas y políticas se comprometieron a resolver la situación que amenaza a la realización y producción de la industria audiovisual del país.

"Si bien pertenecemos a dos bloques muy diferentes, estuvimos presentes ambos cuando se aprobó la Ley que produjo este recorte o este futuro recorte. Esto es algo que se aprobó y nadie lo vio. Sí, se vio. No vamos a decir que los Diputados no estudiamos lo que hacemos, pero era una ley ómnibus con muchísimas modificaciones, todo era presupuestario, impositivo. Yo estoy seguro, salvo los que cranearon y los que escribieron el proyecto de ley, se le pasó todo el mundo que esto afectaba los fondos específicos que tiene el cine, la música, el teatro. Porque con todos los que hablé para presentar un proyecto para que se restituyan estos fondos, todos están de acuerdo con que esto tiene que resolverse. Oficialismo y oposición, no encuentro a nadie que me diga que está bien que el cine se quede sin su asignación específica. Estoy acá para traer tranquilidad porque es algo que efectivamente se va a resolver", expresó el diputado Pablo Carro del partido Frente de Todos.

En esta dirección también manifestó su voluntad el legislador Daniel Lipovetzky (JxC) de Juntos por el Cambio y Gustavo López, Vicepresidente del ENACOM.

Además de obtener el compromiso de los diputados para que la situación se resuelva antes del plazo que pondría fin al Fondo de Fomento tal como lo establece la Ley de Cine, el panel organizado por la campaña Unidxs por el Cine también abrió el debate a otros temas relacionados con el desarrollo y la soberanía cultural de la industria audiovisual del país, que fueron abordados por los y las expositoras invitadas a intervenir en el encuentro.

Entre otras urgencias del sector, se dialogó sobre las nuevas plataformas de contenidos que generan un nuevo presente para la industria, la necesidad de que exista una Ley de Cine con perspectiva de género y la federalización de los recursos para que las provincias puedan tener posibilidades reales de desarrollarse.

Desde hace unas semanas, más de 40 asociaciones audiovisuales de todo el país y 3.000 firmas individuales de representantes y partícipes de la actividad cultural, se han manifestado en defensa del Fondo de Fomento Cinematográfico. El documento pide la derogación de los incisos del artículo 4 de la Ley 27.432 que ponen fecha de vencimiento a los impuestos de asignación específica. 

Este vencimiento no solamente afecta a los recursos del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales sino que también pone en jaque a otras entidades de la cultura, como el Instituto Nacional del Teatro y el Instituto Nacional de la Música, entre otros. 

Cabe destacar que la caducidad afecta a toda la cadena de la actividad cinematográfica porque con el Fondo de Fomento se sostiene: a las Escuelas Federales y Públicas de Cine (ENERC), a los apoyos a los Festivales Nacionales, a la producción de las películas y a los apoyos en su distribución y exhibición, a la publicación de libros y la existencia de la biblioteca más grande de latinoamérica sobre cinematografía, a la estructura completa del INCAA con todes sus trabajadores y trabajadoras, y debería sostener también la existencia de la tan necesaria Cinemateca para la preservación del acervo cinematográfico. 

Escuchá a continuación la charla completa con todas las intervenciones:


Te Puede Interesar