Sitio Andino en el set
Cupido en problemas: Pablo Rago y Mónica Ayos filman en Mendoza
Jueves, 14 de noviembre de 2019
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

El rodaje comenzó hace poco más de 10 días. "Cuando me llegó el libro, me enamoré enseguida de la historia", cuenta Mónica Ayos, mientras un estilista ultima detalles en su cabello en un motorhome. Es la hora de la siesta en una Mendoza con un calor agobiante para un incipiente noviembre. La actriz se prepara para filmar una escena junto a Pablo Rago en el café de la sala anexo del MMAMM, en el Parque Central. Es la primera vez que trabajan juntos, pero dice que enseguida "pegaron onda" y que está encantada de compartir este proyecto con él.

El proyecto al que se refiere es "Valentino". Una ficción que tiene al amor como protagonista y a Mendoza como set de filmación. Se trata de una creación original de Frontera Films, la misma productora audiovisual mendocina que realizó la serie en inglés "A Blind Tasting Story" para Wines of Argentina, para el mercado de Estados Unidos. Y que ahora, en coproducción con Cactus Cine y Ánimo Studio, le da forma a una comedia romántica en tiempos de Tinder.

Pablo Rago y Mónica Ayos en el café del anexo del MMAMM, a punto de rodar una escena de la serie. Foto: Cristian Lozano.

Por lo que cuenta a SITIO ANDINO su director Martín Desalvo, la historia de esta serie se teje así: Pablo Rago es un Cupido que habita el planeta Tierra hace 9 siglos con la noble tarea de flechar parejas. Resulta que hace varios años debido a las aplicaciones de citas, los algoritmos y los encuentros generados por "intereses en común", no puede cumplir con su trabajo y decide volver al Olimpo. "Ese es el disparador de Valentino, pero cuando va al centro de gestión para volver al Olimpo le dicen que no, que tiene unas cartas pendientes por hacer, parejas que tiene que enamorar", cuenta Desalvo. En campaña para encontrar la forma de cumplir con lo pendiente, este Cupido conoce a Elena, una empresaria interpretada por Mónica Ayos, dueña de una exitosa aplicación de matcheo de personas y que funciona de forma contraria a lo que se conoce como el amor romántico. "De alguna manera ella termina descubriendo que Valentino es un Cupido, con alas, con arco y flecha y empieza a ayudarlo. En el camino se irán conociendo y no vamos a contar mucho más", apunta el realizador.

Además de la dupla protagónica estelar, también participa de esta ficción Diego Olivera, Mora Recalde, y actores y actrices locales. "La gran mayoría del equipo técnico, incluso el elenco, es mayoritariamente mendocino", destaca el director oriundo de Buenos Aires.

Mónica vs Elena: entre la carta por mail y la cita por "match"

-¿Funciona la aplicación de citas de Elena?

Mónica Ayos. Sí, funciona su App y ahí está un poco lo que estamos atravesando como sociedad en el mundo entero, que hablamos del sentido común y del criterio, los algoritmos de personalidad y es un amor realmente conveniente porque tienen los mismos gustos o parecidos y van hacia el mismo lugar, pero no sucede "eso" que no se puede explicar. Ella no cree en esas cosas, ella cree en la compatibilidad del sentido común. Y muy alejada de mí, que soy bastante romántica.

-Encima vos que estás en pareja hace tanto tiempo...  

Próximo destino: Miami

La actriz ya estuvo en Mendoza en el mes de abril, por vacaciones. Conoce la provincia y tiene gente amiga. El próximo destino una vez que termine de grabar la serie, es Miami. Ya que se estrena la película que produce, escribe y actúa William Levy, y donde ella tiene una participación. "Fui al casting de esta peli y se filmó en República Dominicana. Es un policial precioso. Estamos esperando ansiosos el estreno porque tiene mucha producción, es muy buena la historia y yo estoy particularmente contenta que se estrene en EEUU para el publico latino", cuenta. 

-Y sí, yo estoy casada hace 17 años. Nosotros somos de la era del mail (se refiere a su marido Diego Olivera). Fue la herramienta por la que nos enamoramos. Yo me considero que escribo muy bien (se ríe) y Diego también, entonces creo que aprendimos a conocernos mediante la escritura, más allá de que en ese momento compartíamos laburo. Hoy en día creo que eso se perdió bastante.


Una dramedy rodada en Mendoza

Todavía falta ultimar detalles técnicos para filmar la escena que transcurre en el café. Rago aún no llega del hotel y Ayos sigue preparándose en el motorhome. Mientras, el equipo va y viene, moviliza globos de color pastel, luces, mesas y sillas. Esta es la segunda de las cuatro semanas de rodaje que ha estipulado la productora para grabar la serie.

"Hay que meter muchas escenas, pero estamos logrando un ritmo muy interesante. Nos quedan por delante tres semanas. Hemos filmado hasta ahora todo lo que es la casa de Valentino, que lo hicimos en la Bodega Tapiz. Ahora estamos en el Parque Central y tenemos varias locaciones más. Estamos por Mendoza Ciudad en varios lados, tenemos otras cosas en Maipú y algunas otras cositas en Luján de Cuyo. Estamos dando unas cuantas vueltas", cuenta Martín Desalvo.

El director de la serie, Martín Desalvo. Foto: Cristian Lozano.

El director porteño, que va a estrenar su quinta película "El silencio del cazador" en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que actualmente realiza su 34º edición, cuenta los motivos que lo llevaron a para ponerse al frente de la serie "Valentino".

"En principio fue a nivel artístico y después me interesó mucho venir a filmar a Mendoza. Acá hay talento y equipo, y eso me gusta mucho. Las últimas dos películas las filmé en Misiones y ahí conocí a muchísimos técnicos y actores misioneros, más las locaciones, y la verdad que hay algo de salir un poco de ese infierno que es la ciudad de Buenos Aires que me parece que está bien", cuenta.

-¿Se va federalizando la escena?

-Y un poco esa es la idea. Yo soy, además de trabajar como director, soy Secretario General de la Asociación de Directores de Cine (PCI), que somos 100 directores de todo el país y la verdad que siempre una de nuestras grandes preocupaciones y grandes temas es, entre otros, la federalización del cine, porque la verdad es que estaba muy concentrado. Hace unos cuantos años se empezó a tratar de desconcentrar, a tratar de generar una industria. Nosotros fuimos de alguna manera grandes impulsores de nuevas leyes cine provinciales, que lo que generan es esto: descentralizar la industria. La verdad que la industria cinematográfica y audiovisual en general es una industria que genera muchísimo empleo, potencia muchísimo la identidad.

Tener nuevos rostros, nuevas locaciones, nuevos lugares y que son de nuestro país. Entonces muchas veces estamos como encerrados en una visión muy unitaria, por decirlo de alguna manera, de todo, y esto te abre a nuevas historias, a nuevos paisajes, a nuevas ideas que me parece que es súper interesante.

El martes el equipo de "Valentino", grabó en el Parque Central. Foto: Cristian Lozano.

-¿El tono de la serie "Valentino" es de comedia?

-Por decirlo de alguna manera..., es una comedia dramática. En lo personal a mí me gusta un tono más realista, no costumbrista. Más ligado a una imagen y a un tono más cinematográfico, no tan televisivo. Es una comedia bastante fina, no de gags. Es una comedia más inteligente, más pensada, pero con una búsqueda de llegar a la gente. La historia es muy linda.

-¿Qué tal Pablo y Mónica como pareja protagónica de la serie?

-Ellos dos hacen una linda pareja, una buena dupla artística, se llevan muy bien. Tienen mucha conexión. Nos divertimos mucho al filmar, al plantear las escenas. Yo estoy muy contento con lo que va quedando.

De Mendoza al mundo

El elenco y el equipo técnico está conformado en su mayoría por mendocinos. Foto: Cristian Lozano. 

"Valentino" es una serie original de Frontera Films. Se están grabando 6 episodios de media hora y ya está escrita la segunda temporada, según adelanta el productor Ramiro Navarro. En este momento el proyecto está en desarrollo, en lo que se denomina producir "la lata" de contenido. Esta lata es la que sale a la conquista de los mercados para diferentes pantallas o plataformas audiovisuales a través de una distribuidora, que en este caso es Glowstar, de Silvana D'Angelo. Así mismo y dentro de este panorama de acción, Navarro cuenta que la historia ya despierta interés en una importante empresa de medios de México. Un hecho, que si se logra concretar, será inédito para la comercialización de una ficción gestada en la provincia.

"Estamos por firmar una opción con Televisa, que es el desarrollo", cuenta. ¿De qué se trata? De una unidad de negocio que Navarro explica así: "Que Televisa diga "nos encanta la serie, nos encanta el concepto del amor tecnológico vs el amor analógico, pero bueno, nosotros no hacemos series premium como esta, hacemos más telenovela. Entonces los contratamos a ustedes que son los dueños de la propiedad intelectual para que ustedes nos desarrollen la serie en 100 episodios, porque sería una telenovela". Bueno, eso es lo que está sucediendo ahora con Televisa. Estamos en medio de esas charlas y negociaciones. Es un bombazo. No creo ninguna serie lo haya logrado en la historia de la provincia. Es algo único, que antes de que esté la serie terminada, ya se empezó a vender el desarrollo".


Tamaño del texto
Comentarios
sebastian cano
15-11-19 12:06
MUY BUENA NOTA
Tu comentario