Cine

Bafici 2016: la unión hace la fuerza

El festival itinerante importado de Buenos Aires sumó en esta edición más salas y centró su atención en las "naves" del Parque Central.

Por Mariano Fiochetta

 Luego de nueve años, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) itinerante llegó a la provincia en primavera. Con un sello ya de clásico en el cronograma cultural mendocino, el evento presentó 70 producciones audiovisuales, charlas y propuestas ajenas a las pantallas.

Como siempre, hubo de todo: animación, cortos y largometrajes, bajo el ojo crítico de un público que ya no se limita al nicho cinéfilo local. La concentración de actividades entre las dos Naves (Cultural y Universitaria) ayudó a que el viernes y el sábado las salas estuvieran abarrotadas.

"Hierba" (Argentina, 2015) fue una de las que más público tuvo.

Durante cinco días, una importante variedad de películas dejaron un panorama de la actualidad del cine independiente, principalmente del que se produce en Argentina. Después de escuchar hablar a los hacedores y hacedoras de la escena (en la mesa "Identidad de la realización audiovisual desde la ‘Argentina profunda'") quedó en claro a fuerza de qué se mueve el mundo fílmico fuera del apoyo del INCAA.

La autogestión y la unión entre los actores que impulsan al séptimo arte en los distintos rincones del país son la base de esta serie de iniciativas, casi artesanales, en la que se trabaja a pulmón y por la necesidad de comunicar.

A partir de esto, la mayoría coincidió en que alejarse de las presiones de tener un subsidio estatal - además de acortar los tiempos (tradicionalmente extensos) con los que se maneja el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales - les sirvió para enfocarse solamente en la creación de los films.

Con una entrada que tuvo un valor casi simbólico ($20), acercarse al festival no generaba mayores complicaciones. Sin embargo, la difusión puede haber sido insuficiente: si bien la apuesta fue principalmente por redes sociales, faltó cartelería y otras maneras de promoción.

Se proyectó el documental "Cosquín Rock XV. El rockumental".

Lo que está claro es que el Bafici continúa creciendo y, con su expansión hacia otras áreas (el sábado, cuatro bandas de rock mendocinas lograron que una de las salas estuviera llena), la versión cuyana del evento es una fija y tiene adeptos para que se pueda mantener en el tiempo.

Te Puede Interesar